CPD: 3 razones poderosas para migrar hacia la cloud computing

Moncho Terol    20 septiembre, 2020
CPD

Los datos se han convertido en un gran recurso para la competitividad empresarial, pero solo son de utilidad si se pueden procesar y analizar. Se estima que cada año aumenta en 27% la cantidad de datos disponibles. Sin embargo, pocas empresas cuentan con CPD o centros de procesamiento de datos que se adapten a los nuevos requerimientos.

Según Harvard Business Review menos del 50% de los CEO considera que tienen la tecnología para afrontar este desafío. La buena noticia es que hay una alternativa: la cloud computing.

La mayoría de las empresas tienen sus propias instalaciones de tecnología (TI) y son propietarias de su CPD (software y hardware). Sin embargo, solo invierten el 11% de su presupuesto tecnológico en innovaciones y desarrollo de nuevas aplicaciones. Lo que es una amenaza para la competitividad. Por eso, muchos están pensando en mover su centro de procesamiento a la nube. Gartner estima que para el 2025 el 80% de las empresas cerrarán sus centros de procesamiento locales.

No obstante, aún hay profesionales de TI que son escépticos respecto a las ventajas de la computación en la nube. Algunos consideran que en teoría un CPD local puede hacer todo lo que hace uno alojado en la nube. Esto puede ser cierto para grandes empresas que quieran invertir mucho dinero en instalaciones y en formación profesional. Pero para la mayoría, existen razones técnicas, económicas y de gestión que hacen que el cloud computing sea mejor.

Aquí te explicamos por qué deberías migrar tu centro de procesamiento de datos normal a uno en la nube.

3 Razones por la que debes mudar tu CPD local a uno en la nube

1. Adaptar la capacidad de procesamiento a la dinámica de tecnologías como IoT

De acuerdo con un estudio de Cisco, para el 2025 habrá más de 80 mil millones de dispositivos IoT (sensores, ciudades inteligentes, entre otras) conectados a Internet. Se prevé que para el 2020 la cantidad de datos supere los 44 zettabytes. Además, los centros de procesamiento locales tienen una capacidad limitada. Es poco probable que puedan ajustarse a una demanda creciente de procesamiento.

En cambio, los CPD en la nube permiten aumentar o disminuir el tamaño de los servidores a un costo despreciable. La empresa puede decidir sobre la marcha cómo y cuándo escalar en función de sus necesidades sin que se produzca una bajada en el aprovisionamiento de recursos informáticos.

2. Optimización de los costos

Mientras que para tener un Centro de Procesamiento de Datos la empresa debe invertir una cantidad de recursos en: comprar equipo, servidores, instalaciones, energía eléctrica, seguridad y recursos humanos especializados, un CPD alojado en la nube puede ahorrarse la inversión inicial. Además, solo pagará por los servicios de almacenamiento en la nube y de computación que haya utilizado.

Por otra parte, al mover el procesamiento hacia la nube, desaparece la presión del proceso de actualización continua, ya que su proveedor se encargará de mantener el servicio con tecnología de punta.

3. Seguridad en la red

El cumplimiento de las normativas de protección de datos es lo que más preocupa a los profesionales de IT. Aunque en un primer momento un CPD local puede satisfacer los requerimientos normativos de su país, los servicios de procesamiento en la nube ofrecen una cobertura mayor a los países. Incluso, ofrecen servicios de auditoría para que la empresa mantenga su reputación.

Además, los centros de datos en la nube cuentan con distintos niveles de seguridad con el objetivo de:

  • Garantizar la seguridad física de los equipos e instalaciones; preservándolos de ataque y accesos no deseados.
  • Mantener la seguridad de los datos. Los protocolos tienen por finalidad: preservar, mantener la confidencialidad, integridad, disponibilidad y autenticidad.
CPD, Computing cloud
Fuente: Gaspar Camille Rubin

Otras ventajas en servicios por mover tu CPD a la nube

  • Hacer copias de seguridad. Al mover tu CPD a la nube tendrás copias de seguridad al instante. Esto te permitirá estar lejos de cualquier desastre que pueda afectar a tu oficina.
  • Conexión VPN. Los centros de procesamientos en la nube permiten establecer conexiones seguras sin importar la geografía, lo que es muy conveniente para el teletrabajo.
  • DaaS. Escritorios virtuales que entregan aplicaciones y correos electrónicos de forma segura a cualquier dispositivo. Así, TI no deberá tener un software.

Si quieres conocer más sobre la conveniencia de migrar un centro de procesamiento a la nube. Un ejemplo es Madrileña Red de Gas, esta empresa de gas logró mover su CPD a uno en la nube en tan solo dos meses. De esta manera, ha puesto en marcha su estrategia de escalamiento en sus operaciones. Y tú, ¿qué opinas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *