Cómo el Edge Computing evita los problemas de latencia

Carlos Rebato    16 junio, 2020
Edge computing latencia

Cada día buscamos mejor conectividad. Y esta mejora pasa por agilizar los procesos. Por ejemplo, el tiempo que transcurre desde que envías un paquete de archivos hasta el momento en que llega a su destinatario. Ese tiempo es conocido como periodo de latencia.

El periodo de latencia, por ser una unidad de tiempo, se mide en milisegundos o microsegundos.

Qué factores influyen

Existen varios factores que pueden hacer que tu periodo de latencia sea mayor o menor en la conectividad a Internet. Uno de ellos es la tecnología que uses en dicha conexión: ADSL, fibra o incluso 5G.

Del mismo modo, influye la distancia entre el punto que envía y el que recibe la información o los saltos que esos datos tengan que sortear en el camino. También la capacidad que tenga tu dispositivo sea tu ordenador, tablet, smartphone, etc.

Ventajas del 5G: latencia muy reducida

La red 5G es una realidad. Esta tecnología móvil permitirá reducir el periodo de latencia de forma increíble. Imagina que todos los electrodomésticos en tu hogar estarán conectados con tu teléfono y entre ellos.

¿Qué permitirá la red 5G? Podrás navegar hasta a 10 Gbps. Esta velocidad es tan sorprendente que descargarás una película completa en cuestión de segundos. Y lo mejor: el periodo de latencia será de solo 5 milisegundos.

Con la red 5G podremos tener conectados robots industriales, mobiliario urbano o electrodomésticos, y compartir información en tiempo real.

La latencia en el ADSL y la fibra

En los últimos años se ha mejorado mucho el periodo de latencia, sobre todo en ADSL y fibra. Para el ADSL se han logrado eliminar puntos que ocasionaban retrasos. Para España, por ejemplo, el periodo de latencia en ADSL es de 60 milisegundos, un tiempo bastante reducido comparado con los 330 que se encuentran en algunos países de Asia.

La fibra tiene un periodo de latencia en España que puede reducirse hasta a 4 milisegundos. Ten en cuenta de todas formas que a partir de una velocidad de 10 Mbps este periodo apenas se nota. Es decir, si te conectas a 10 Mbps casi no existe una reducción en el periodo de latencia respecto a una de 9 Mbps.

El Edge Computing reducirá la latencia en las redes de siguiente generación

Lo que denominamos Edge Computing (aquí explicamos qué es el Edge Computing de manera sencilla) es lo que promete revolucionar ese periodo de latencia. La idea es dar respuestas casi en tiempo real. Será muy útil para la Internet de las cosas (IoT), pues ya los datos recolectados no tendrán que viajar largas distancias hasta llegar a un centro de procesamiento de datos.

La idea es que Edge Computing realizará el procesamiento de datos lo más cerca posible del usuario o de la fuente que los produjo. Si vas en tu coche eléctrico conectado por 5G, por ejemplo, necesitas que esa conexión otorgue respuestas casi en tiempo real.

El Edge Computing hará esto posible. Y será igual con los dispositivos en las empresas (especialmente en la industria) o en casa.

Beneficios del Edge Computing

  • Menor coste en la transmisión de datos.
  • Mayor velocidad en los dispositivos IoT.
  • Habrá más seguridad informática en muchos de los casos: asumiendo que si los datos se procesan en plataformas de Cloud Computing puede que estas sean más vulnerables.

Optimizar y reducir costes, además de tender hacia una mayor eficiencia, es la premisa de las nuevas tecnologías. La reducción del periodo de latencia apunta a generar beneficios en todos los campos.

Foto principal: Tony Stoddard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *