El Edge Computing y la ciberseguridad: ventajas, retos y desafíos

Moncho Terol    4 agosto, 2021
edge computing ciberseguridad

La transformación digital y el crecimiento económico son dos temas claves, muy relacionados con el futuro de la conectividad. Uno de los desafíos más importantes que las organizaciones de todo tipo deben afrontar en relación a la transformación digital y su evolución hacia la nube, que en gran medida se beneficia de la conectividad de nueva generación, es el de la ciberseguridad o seguridad informática.

Como dice John Chambers, ex CEO de Cisco: “considero que hay dos tipos de empresas; las que han sido hackeadas y las que aún no se han dado cuenta”. Dentro de este contexto, y englobado dentro de las tecnologías que resultarán clave en los próximos años ¿Qué es el Edge Computing y qué aporta a la seguridad informática?

La importancia del Edge Computing

Edge Computing, también conocido como computación en el borde, es una tecnología innovadora para el almacenamiento y procesamiento de datos, que surge como una alternativa para afrontar algunas de las limitaciones que presentan actualmente algunos de los servicios de computación en la nube:

  • Sobrecarga del sistema: con el auge del Internet de las cosas (IoT) en el desarrollo de las ciudades inteligentes y la gran cantidad de sensores de energía (smart grid), cada día se conectan millones de dispositivos móviles a Internet. Muchos de estos dispositivos requieren de unas latencias o tiempos de respuesta muy bajos, que los servicios de nube convencionales tienen dificultades en proporcionar, debido a su distancia física. Adicionalmente el volumen creciente de tráfico que generan podría saturar los nodos centrales en los que actualmente se procesan.
  • Falta de control sobre la conectividad extremo a extremo: la nube puede encontrarse muy alejada de los usuarios y en algunos casos, el tráfico puede atravesar redes no seguras en su camino.

La tecnología Edge Computing se basa en un sistema distribuido que acerca el procesamiento de la información al borde de la red, es decir, al dispositivo o persona que genera o requiere la información. Esta tecnología, unida a las redes de acceso 5G y fibra, soluciona los problemas de latencia, de conectividad y posible congestión en la nube.

La importancia de este servicio radica en su eficiencia. Imagina a un paciente de un hospital que tiene conectado su dispositivo de salud a Internet. Una transmisión de la información con la menor latencia y la mejor conectividad (para lo cual es imprescindible disponer también de una buena cobertura 5G o de fibra) podría salvar su vida.

Dentro de ese contexto, es importante entender también cómo el Edge Computing plantea nuevos retos para la ciberseguridad.

Claves para el Edge Computing y la seguridad informática

Algunos estudios, entre ellos el efectuado por Zhang, Chen et. al. (2018), sugieren adaptar al Edge Computing algunas de las soluciones incorporadas por otras tecnologías. Por ejemplo, la computación en la nube. En este sentido, se han generado algunos aportes:

  • Integridad. La integridad de los datos consiste en impedir que personas no autorizadas tengan acceso al sistema y lo modifiquen.
  • Disponibilidad. Uno de los atributos más importante de la seguridad informática es que la información esté disponible para su consumo. La tecnología de procesamiento distribuido permite acercar la información al usuario. Además, ofrece una mayor capacidad de realizar mantenimiento en casos de incidentes.
  • Búsqueda segura de datos. Dependiendo del servicio/aplicación, los datos se encuentran encriptados en los servidores de borde, por eso, los sistemas de búsqueda estática ya no pueden operar. Han surgido alternativas como la búsqueda dinámica. Esta permite a los usuarios buscar por palabra clave sin necesidad de desencriptar los datos.

Con la extensión del Edge Computing y de las redes de siguiente generación como el 5G estos problemas se irán resolviendo paulatinamente al tiempo que se desarrollan nuevos estándares y medidas de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.