Tips para tener una oficina en casa funcional y cómoda

Moncho Terol    11 septiembre, 2020
oficina en casa

Los espacios de trabajo ya no se limitan a las oficinas, pues desde hace algunos años muchos hogares disponen de un área para instalar la oficina en casa y muchas empresas permiten a sus empleados hacer teletrabajo. Sin embargo, no todos los que deben trabajar en casa estos días tienen esa suerte.

Debido a las circunstancias tan inciertas que atraviesa el mundo, teletrabajar implica lidiar con situaciones nuevas. Así que, debemos ser productivos y concentrarnos con más personas en el hogar, más ruido y muchas distracciones. Con este escenario, encontrar un espacio perfecto, cómodo y tranquilo se convierte en todo un reto.  

Entonces ¿cómo conseguir una oficina en casa ideal?

Por fortuna, con la tecnología y la ayuda del Internet es posible tener una oficina en casa. Solo es necesario buscar un espacio con las características adecuadas, que sea tranquilo, confortable y eficiente. Además, que te permita ser productivo.

El espacio idóneo es la clave

Lo primero en lo que todo teletrabajador debe pensar es en buscar el mejor espacio para desarrollar sus actividades. Pues, si se tiene un espacio en el lugar incorrecto o no está separado de otros ambientes, la productividad y eficiencia pueden perderse.

Oficina en casa
Fuente: Nick Morrison

Instala tu oficina en lugares alejados de las áreas sociales como la cocina o el comedor, así evitarás algunas distracciones.

Para tomar la decisión correcta, pregúntate: ¿qué actividades realizarás en tu espacio de trabajo?, ¿alguien visitará tu oficina? Al responderlas, podrás elegir el lugar perfecto en el que fluyan las ideas.

La importancia de una buena luz

En ocasiones, detalles que parecen obvios como la iluminación pueden ser pasados por alto. Sin embargo, ubicar la oficina en casa cerca de una ventana para aprovechar la luz natural hará una gran diferencia. Si por la distribución de espacios no es posible, contar con puntos de iluminación artificial te evitará forzar la vista.

Armonía en el color equivale a armonía en el trabajo

Según la psicología del color, el tono que eliges para tu espacio de trabajo también incide en la productividad. Bien sea por que motiva estados de ánimo de gran energía, genera ansiedad o despierta la concentración.

Entonces, si tu objetivo es tener una oficina en casa que facilite la atención y la calma, descarta colores fuertes. Procura un color que te motive, que sea inspirador y que además vaya bien con los demás muebles. Algunos expertos señalan que el amarillo es el color de la creatividad.

Muebles y equipamiento con propósito

A la hora de elegir muebles y equipos recuerda que el diseño y la funcionalidad pueden ir de la mano. Analiza qué tan largas son tus jornadas y qué equipos realmente necesitas usar. De esta forma, podrás descubrir tus necesidades.

Por ejemplo, si tus jornadas son extensas es ideal que busques una silla ergonómica. Si debes hacer muchas anotaciones, debes inclinarte por una mesa en función al tamaño de tu ordenador.

Ahora, puedes generar un ambiente agradable si incluyes objetos con propósito, por ejemplo, velas aromáticas que activen tus sentidos. Sin embargo, lo más importante es que mantengas tu espacio en orden para mejorar tu desempeño laboral. 

El tiempo y el espacio

Una vez establecida tu oficina en casa, ten presente que la organización es fundamental para que el trabajo fluya. Y no se trata únicamente de organizar el espacio, sino de administrar herramientas que te permitan organizar el tiempo. Al final del día, si excedes tu jornada laboral, no lograrás la eficiencia que esperas.

Si los archivadores, organizadores y tableros para llevar un control y ser productivo no son lo tuyo, usa herramientas como Evernote, ya que te ayudarán a planificar tu día a día y a priorizar tareas.

Relajarse también es importante en la jornada laboral

A lo largo del día es igual de importante buscar momentos y espacios para relajarse. Busca tiempo libre entre tus actividades para que despejes tu mente.

Un método muy útil para esto es la regla del 52-17. Se trata de trabajar con máxima dedicación 52 minutos y descansar 17. Según un estudio de la organización letona Draugiem Group, quienes hacen pausas programadas en su rutina son más productivos. ¿Ya has pensado cómo deseas que sea tu oficina en casa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.