Teletrabajo: guía práctica para la productividad desde casa

Moncho Terol    8 septiembre, 2020
teletrabajo

En la actualidad, el teletrabajo es una realidad del mundo laboral que sigue cobrando fuerza. No obstante, puede representar un reto para personas y equipos de trabajo habituados a desarrollar sus actividades presencialmente. Esta es una guía práctica para que mantengas tu productividad y conquistes tus metas trabajando desde casa.

Teletrabajo: ventajas y desventajas

Desempeñar tus funciones en un entorno distinto al lugar de trabajo tradicional acarrea diversas variables, tanto favorables como desfavorables. Para Laura Ripani, especialista principal en la División de Mercados Laborales del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los tres aspectos fundamentales alrededor del teletrabajo son:

  • Horarios laborales. Trabajar desde casa puede estimular una flexibilidad en los horarios. Sin embargo, también puede hacer difusas las fronteras entre la jornada laboral y el tiempo personal.
  • Equilibrio entre lo profesional y lo personal. Este es uno de los aspectos que puede verse impactado positiva o negativamente por el teletrabajo. En ello influyen tanto los hábitos laborales, como las circunstancias o situaciones emergentes.
  • Productividad. Está influenciada por una multitud de factores. Algunos frecuentes son la calidad de los sistemas de información y comunicación de la organización, su cultura corporativa, y la capacidad de adaptación de las personas a un entorno más independiente.

Un estudio reciente de la compañía de entrenamiento laboral VitalSmarts consultó a cerca de 1500 personas en Estados Unidos sobre sus dificultades en el teletrabajo. Los cinco mayores retos son:

  1. Falta de conexión con sus colegas.
  2. Tecnología disponible para trabajar.
  3. Exceso de distracciones.
  4. Falta de concentración.
  5. Sentirse desorganizado.

¿Cómo superar estos y otros desafíos para mantener un ritmo de trabajo satisfactorio desde casa?

Crea hábitos laborales para el teletrabajo

Cada persona necesita identificar qué promueve u obstaculiza un mejor desempeño desde casa. Estas son algunas recomendaciones relacionadas con los hábitos laborales en el contexto del teletrabajo.

 Establece rutinas

Tener un esquema consistente te ayuda a respetar los límites entre tu tiempo laboral y tu tiempo personal. Comienza y concluye tu jornada de trabajo a la misma hora todos los días. Complementa este hábito con rutinas de entrada (como desayunar o vestirte) y de salida (ver televisión o cenar). Servirán para separar el trabajo de la vida en casa. Ponte de acuerdo con las personas con las que vives los momentos en los que te pueden interrumpir.

Tómate descansos

Este hábito es tan importante en el teletrabajo como en el trabajo presencial. Tomarse descansos cortos a lo largo del día promueve una mayor concentración en las actividades laborales. Lo ideal es que te levantes de tu estación de trabajo y te muevas un poco. De igual manera, establece un periodo específico y constante para almorzar. En caso de que te sientas enfermo y necesites días de baja, tómatelos. Seguir trabajando con dificultades de salud es perjudicial para ti y tu productividad.

teletrabajo y productividad
Imagen: Annie Spratt

Comunícate

La distancia resalta la importancia crítica de comunicarse efectivamente. Procura mantenerte en contacto con tu equipo de trabajo a través de vías acordadas. Ten en mente que estar en remoto puede implicar que la comunicación se torne repetitiva. Es de esperarse que todos busquen asegurarse de entregar información oportunamente.

Organización en el teletrabajo

La organización es fundamental para trabajar desde casa. Un método líder para planear y monitorear las actividades laborales es implementar las listas de tareas. A continuación, encuentras consejos para aprovecharlas:

  • Diferencia entre una meta, un objetivo y una tarea. Para la meta de concluir tu proyecto, debes cumplir el objetivo específico de entregar un informe final. Para ello, hay tareas como analizar los resultados de una encuesta y crear gráficos. Las listas de tareas se ocupan de estos pasos puntuales.
  • Limita la cantidad de tareas diarias. Así no quedarás con pendientes e invertirás tu tiempo en lo prioritario.
  • Sigue la regla de los dos minutos. Si hay algo en tu lista que puedas terminar en este tiempo o menos, hazlo de inmediato. Así podrás continuar con actividades de mayor dedicación.
  • Haz primero la tarea más difícil para no aplazarla en exceso.
  • Concéntrate en una única actividad. Ocuparse de varias tareas al tiempo limita la concentración y promueve el estrés y el cansancio mental.

Cuida tu espacio de trabajo en casa

Un aspecto crítico para ser exitoso en el teletrabajo es establecer un sitio específico para tus actividades. Elegir el adecuado te ayudará a implementar tus hábitos de trabajo.

En el mejor escenario, este espacio está separado del resto de tu casa. Si no es posible, utilízalo exclusivamente para trabajar. Idealmente, no tendrías que modificarlo al concluir tu jornada laboral.

Estos son los principios centrales para configurar una estación de trabajo que contribuya a tu comodidad y productividad:

Analiza tu tiempo laboral

Tus actividades más predominantes deberían definir lo que necesitas en tu espacio. Por ejemplo, si trabajas con archivos o libros, precisas de una superficie suficientemente amplia o de una lámpara. Si te concentras en escribir, un teclado externo a tu portátil es esencial.

Cuida tu postura

Los expertos en ergonomía aconsejan mantener la cabeza erguida para evitar molestias en cuello, hombros y espalda. Esto implica elevar la pantalla con la que trabajas al nivel natural de tus ojos al mirar al frente. Manos, muñecas y antebrazos deberían mantenerse lo más relajados posible, apoyados en una superficie. Al estar sentado, la espalda necesita soporte permanente, especialmente la zona baja.

Algunos elementos útiles para lograr un espacio de teletrabajo apropiado son una pantalla, un soporte de portátil que permita elevarlo, un mouse y un teclado. Otro esencial es una conexión de Internet estable y eficiente. Puedes optimizar la tuya con estos trucos:

  • Revisa si tu equipo (portátil, tablet, móvil) tiene virus. Estos pueden ocupar recursos de tu dispositivo, ralentizando así la velocidad de conexión.
  • Verifica si hay artículos alrededor de tu módem que crean interferencia electromagnética.
  • Conéctate usando un cable en vez de la señal Wifi.
  • Apaga tu módem por un par de minutos y enciéndelo de nuevo. Esto refresca su conexión con tu proveedor de servicio de Internet. Para mayor efectividad, reconfigura la contraseña de acceso del módem.

Ser productivo durante las jornadas de teletrabajo es posible. Además de los consejos que te hemos brindado, recuerda realizar pausas activas. La productividad no solo se trata de ser el mejor en lo que haces, sino de mantener también en estado óptimo tu salud.  

Imagen: Simon Abrams

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *