6 claves para una gestión financiera exitosa

Carlos Rebato    10 marzo, 2020
Gestión financiera: 6 claves para el éxito de su empresa | Thinkbig

La gestión financiera de una organización determinará su éxito o su fracaso en el futuro. En consecuencia, una mala gestión de las finanzas no solo afecta al microemprendimiento, también genera graves consecuencias en las grandes empresas.

Por ejemplo, Perry (2014) reseña que el 88 % de las empresas que formaban parte de Fortune 500 en 1955 ya se encuentran fuera de este índice. ¿Sabes cuál es el principal causante de este fenómeno? La mala gestión de las finanzas.

¿Quieres conocer las claves para que la gestión financiera te ayude a garantizar la supervivencia de tu empresa? Continúa leyendo.

La gestión financiera y el crecimiento de tu empresa

La misión de la gestión financiera es comprender, monitorear y controlar adecuadamente las finanzas de la organización. Esto incluye el manejo de gastos, ingresos, cuentas por cobrar y por pagar, flujo de caja y rentabilidad.

En ese sentido, Kenton (2019) dice que la gestión financiera estratégica tiene el propósito de generar ganancias para el negocio y garantizar un retorno de inversión (ROI) aceptable. Para lograrlo, busca una armonía entre los controles financieros y la estrategia empresarial.

A través del análisis financiero es posible lograr una eficiente planificación financiera. Además, ayuda a mejorar la rentabilidad y a asignar eficientemente los fondos que garantizan la operatividad de la empresa. Asimismo, permite asignar y controlar la asignación de recursos del plan de ventas.

6 Claves para lograr una gestión financiera óptima

1. Contar con un Director Financiero eficiente (CFO)

El Director Financiero (CFO por sus siglas en inglés) se encarga de la planificación financiera y económica de la empresa. Según BC Campus (s.f.) el CFO debe decidir cuánto dinero se necesita y cómo utilizar mejor los recursos disponibles.

Igualmente, debe velar por la armonía entre las estrategias de gestión de efectivo y el modelo costos e ingresos. El CFO debe comprender qué es la comunicación efectiva y cómo utilizarla para entenderse con sus stakeholders.

2. Pensar en la gestión financiera a largo plazo: haga el presupuesto por un año

Es importante que analices cómo las decisiones a corto plazo podrían afectar el futuro de la organización. Por ejemplo, el personal del departamento de compras debe estar capacitado para hacer adquisiciones que sean realmente necesarias.

Por otro lado, planificar el presupuesto por todo un año te da la ventaja de hacer proyecciones a largo plazo. Sin embargo, debido a los cambios del mercado, el presupuesto debe ser revisado cada tres o cuatro meses.

 3. Realizar un diagnóstico de los ratios financieros periódicamente

Cuando se analizan los ratios financieros de la empresa es posible hacer un diagnóstico de sus indicadores económicos. Se trata de un ejercicio que permite decidir qué rumbo tomará la empresa en caso de que no haya resultados positivos. En ese sentido, los kpi’s financieros más importantes son los niveles de endeudamiento, de rentabilidad, de liquidez y el punto de equilibrio financiero.

4. Gestionar el flujo de caja de forma efectiva

Es imprescindible que la empresa cuente con las herramientas necesarias para controlar su flujo de caja. Cabello (2015) explica que el flujo de caja no solo facilita controlar las entradas y salidas de dinero, sino que también permite que el dinero trabaje para la empresa y, en consecuencia, genere beneficios.

Además, una eficiente gestión del flujo de caja ayudará a la organización a evitar que se produzcan retrasos en los cobros que afecten la liquidez de la empresa.

 

5. ¿Cómo lograr una gestión financiera exitosa? Utiliza el financiamiento de forma inteligente

Un ratio de endeudamiento inferior a uno es un indicador de buena solvencia financiera. El problema radica en que algunos CFO no actúan con cautela ante la libertad de disponer de las líneas de crédito. El hecho de que esté disponible no significa que deba ser utilizada. En ese sentido, Marks (2013) aconseja pedir prestado sólo si este préstamo tiene retornos significativos.

Por otro lado, cuando la empresa es líder en su mercado y cuenta con cimientos sólidos para mantener un crecimiento sostenible a largo plazo, el control del endeudamiento no debe limitar sus operaciones. Por ejemplo, Netflix se ha convertido en la empresa líder en entretenimiento, pero esto no se ha traducido en grandes dividendos. Sin embargo, gracias a que sus niveles de ingresos no paran de crecer, Netflix no tiene dificultades para conseguir financiamiento.

6. Contar con un fondo de emergencia

El tamaño del fondo de emergencia depende del tamaño y la actividad de la empresa. En ese sentido, Connect Americas (s.f.) recomienda tener como mínimo el equivalente a tres meses de operación como reserva. Para que un modelo de negocios sea exitoso, es imprescindible que la gestión financiera encuentre un equilibrio entre la rentabilidad y el riesgo. La buena noticia es que ya cuentas con seis claves que te ayudarán a convertir las finanzas de tu empresa en un aliado para tu crecimiento.


Foto de Helloquence en Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *