Ya no buscamos experiencias WoW, reclamamos realizar compras seguras en los puntos de venta

Marina Salmerón Uribes    14 mayo, 2020
onthespot-covid-espacios-fisicos-aforo

Nuestros hábitos de consumo están cambiando. No es una afirmación extraída de ningún estudio con motivo de esta crisis sin precedentes sino una realidad palpable en la actualidad y que conocemos irá a más en un futuro no muy lejano. La vuelta a lo que entendíamos como “normalidad” será lenta y de manera gradual, pero sobre todo será de todo menos normal.

Como sociedad nos estamos adaptando rápido a esta nueva realidad y si hablamos de consumidores, ámbitos de actividad y diferentes sectores teniendo en cuenta el contexto actual; comprobamos que hoy en día ya se experimentan grandísimos cambios en nuestros nuevos hábitos diarios.

  • Se ha instaurado el teletrabajo en prácticamente todos los niveles y sectores de actividad que pueden permitírselo.
  • Crece exponencialmente envío de producto a domicilio y el uso de plataformas online.
  • Las cadenas de supermercados cambian sus modelos reduciendo horarios y controlando aforos para evitar aglomeraciones.
  • Compañías de diversos sectores para no quedarse atrás cambian su cadena de producción para ayudar en la medida de sus posibilidades.

Por ello, y ante estas nuevas necesidades y requerimientos para consumidores y compañías, en este post y en los próximos, queremos trasladar cómo actualmente se está transformando la manera de comprar y de relacionarnos con las marcas y cómo cambiará nuestra forma de ir de compras en un corto, medio y largo plazo.

¿Cómo actualmente se está transformando la manera de comprar y de relacionarnos con las marcas?

Para comenzar por un sector de actividad que ya sufre cambios, profundizaremos en los establecimientos físicos de alimentación como los supermercados. Una actividad tan cotidiana como realizar la compra se ha convertido para muchos consumidores en una “aventura” no solo acompañada de la lista de productos a comprar sino de sensaciones de miedo, incertidumbre, ansiedad y paciencia ante las esperas para realizar la compra, medidas a llevar a cabo, etc. El consumidor actual necesita sentirse seguro cuando va a realizar una compra y también el propio establecimiento; que debe cumplir con esas medidas con proveedores, empleados y clientes. Por lo que forzosamente y para dar respuesta a este nuevo ecosistema ya se llevan a cabo medidas que aseguran el debido cumplimiento de estas.

Como compañía focalizada en la digitalización de los espacios físicos, detectamos que existen nuevas necesidades que están cambiando la manera en la que ir a comprar. Es necesario que:

  • Los espacios físicos se encuentren menos saturados para garantizar las medidas de higiene y de seguridad.
  • Se respeten distancias de seguridad en las zonas donde se tiende a agolpar el público (colas de entrada a los establecimientos, colas de espera para el pago en caja, …)
  • Se conozca el aforo exacto de los establecimientos para respetar distancias de seguridad y evitar la masificación.

Como consumidores, hemos pasado de buscar una personalización y experiencia WoW en cada compra a preocuparnos por algo tan básico (pero que en ocasiones teníamos algo olvidado) como es nuestra salud. Si mirásemos ahora la pirámide de Maslow, comprobaríamos que nuestras prioridades han cambiado también cuando realizamos nuestras compras ya no solo por los productos que adquirimos sino porque es de debido cumplimiento para la seguridad de todos, que el establecimiento cumpla con todas las medidas de higiene y seguridad necesarias para realizar una compra. Como consumidores tal y como revelan las últimas encuestas nos preocupamos por lo relacionado con los productos médicos, higiene, frescos,etc. dejando más de lado belleza, moda y lujo; experimentando así un cambio entre “ir de compras” y “realizar la compra”.

Sin embargo, ¿qué están haciendo los supermercados para adaptarse tan rápido a estas nuevas necesidades? ¿qué permitirá la implementación de tecnología en el punto de venta físico en un medio plazo?

Esta situación no estaba contemplada en ningún plan estratégico de ninguna compañía por lo que, sobre todo aquellos sectores que siguen abiertos al público y de primera necesidad como los supermercados, han ido adaptándose en muchos casos día a día para poder satisfacer una demanda real con nuevos patrones en la oferta y la demanda: reducción de horas de apertura para reponer y desinfectar, personal de seguridad que indican cuándo se puede pasar a realizar la compra, entrega de guantes desechables en las entradas al supermercado, mediciones de temperatura antes de entrar al establecimiento, etc.

Aunque actualmente pocas cadenas de supermercados han podido implementar tecnología que les ayude a la gestión y facilite la compra de los clientes de una manera más automatizada, las demandas para conseguir que la tecnología ayude en este nuevo ecosistema son cada vez mayores por parte de los retailers.

¿Qué tipo de soluciones demandan?

  • Aquellas que permiten controlar, medir y conocer cuántas personas hay en el interior de un espacio o una zona concreta para evitar aglomeraciones y mantener las medidas de seguridad.
  • Servicios que impacten al cliente en el punto de venta físico para comunicar de forma sencilla e inmediata todo tipo de mensajes, tanto en formato visual como auditivo.
  • Soluciones que permitan automatizar las entradas y salidas de mercancía, mejorar el picking y gestión de stock y optimizar la gestión de los pedidos de los clientes manteniendo los mismos recursos.

Con el objetivo de ayudar a los retailers y conseguir que como consumidores sepamos que gracias a la tecnología las medidas necesarias para realizar una compra de manera segura se cumplirán como es debido, durante las próximas semanas lanzaremos varios post en los que contaremos cómo la tecnología será primordial en este nuevo escenario y cómo desde Telefónica podemos ayudar en las necesidades actuales del mercado, ¿nos acompañas en esta serie?

Imagen: Freepik

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *