5 tipos de modelos de negocio innovadores

Carlos Rebato    10 marzo, 2020
Modelos de negocio innovadores: 5 tipos que debes conocer | Thinkbig

Un negocio innovador no solo es aquel que genera nuevas ideas constantemente, sino también el que logra darles vida y forma a esas ideas al generar modelos de negocio que van más allá de las expectativas del mercado. Esto le permite diferenciarse de sus competidores y tomar distancia del resto del entorno en general.

Son estas las características que todo negocio innovador debe tener para considerarse así. Sin embargo, un gran porcentaje de gerentes, no se cuestiona acerca del modelo de negocio de su empresa (Prim, s.f.).

Una de las claves del éxito es plantearse cómo desarrollar modelos de negocio innovadores. Y no solo quedarse allí: se debe investigar qué otros tipos de modelos de negocio funcionarían para la empresa. Esta es una tarea prioritaria que debe ejecutar quien tenga una responsabilidad gerencial ya sea en una Startup, una pyme o una compañía afianzada en el mercado.

Sabemos que generar un modelo de negocio innovador es una tarea ardua. Por ello, aquí presentamos cinco opciones que te ayudarán a dar ese paso adelante.

Identidad

Antes de embarcarnos en conocer estos modelos de negocio, se deben tener en cuenta 6 rasgos fundamentales que ayudarán a que nuestra empresa comience a desarrollar nuevas ideas, a generar nuevas fuentes de ingresos y logre un plan de negocio innovador.

1. Habilidad para encontrar oportunidades

Tener una visión aguda para identificar opciones de negocio donde los demás no las ven es clave. El equipo de trabajo debe reconocer si un hallazgo es afortunado o si es más de lo mismo.

2. Logros progresivos

Innovar es un proceso gradual. Una de las claves está en promover iniciativas que generen valor, más allá del largo, mediano o corto plazo. Los resultados deben tener avances visibles. Se debe diferenciar de los negocios tradicionales, en los que se invertían meses, hasta años de trabajo.

3. Tolerancia al fracaso

Si los planes y objetivos que te planteaste no se desarrollan como esperabas, no debe ser un problema. Innovar conlleva riesgos, y una de las características de los negocios innovadores es tolerar los traspiés. Además, debes asumir los errores propios como parte del constante aprendizaje.

4. Investigación y trabajo en equipo

Por lo general, las innovaciones se producen de manera colectiva. No es usual que se logren individualmente, pues el trabajo en equipo estimula la creatividad. Un grupo de trabajo bien capacitado, con roles y funciones definidas, es el ideal.

5. Pequeños proyectos, objetivos enormes

Un negocio innovador primero piensa en chico; luego, en grande. Prestar atencióna metas cumplibles y a corto plazo permite enfocarse luego en las grandes.

5 Modelos de negocio innovadores

Con esta información, empezaremos a ver qué tipos de modelos de negocio innovadores existen y cómo pueden ayudar en la creación de una empresa disruptiva.

1. Plataformas multilaterales

Este modelo de negocio reúne a varios actores o grupos de clientes interesados en una propuesta que les genere valor. Son las plataformas multilaterales quienes proporcionan un canal de interacción entre los grupos.

De esta manera, el valor de la plataforma aumenta de acuerdo al número de usuarios que la utilizan.

El ejemplo más exitoso es Google. La mayoría de sus usuarios no pagan por sus servicios, pero se generan beneficios por el porcentaje de empresas o personas que sí lo hacen. Dichas empresas pagan, ya que detrás hay millones de usuarios gratuitos. Estos usuarios son el público objetivo de las empresas anunciantes.

2. Afiliación

Para desarrollar este modelo, la empresa que ofrece sus productos y servicios genera una recompensa para los proveedores, compañías o personas que traigan más clientes o negocios.

En ese sentido, ante cada nuevo cliente o negocio que traiga algún involucrado en mi cadena, yo le daré algún descuento o pago. Muchas veces se dan comisiones sobre los negocios realizados, así que la recompensa solo se obtiene si se genera una venta efectiva.

Como ejemplo están las compañías de contact center bilingües, las cuales dan un bono a cada colaborador que lleve un nuevo empleado que firme contrato.

3. Cola larga

Este modelo, cuyo nombre surgió en 2004, se caracteriza por ofrecer una amplia oferta de diversos productos de baja demanda. Esta idea surge a raíz del Principio de Pareto, que explica que el 80 % de la población compra solo el 20 % de los artículos del mercado.

Por ello, las grandes compañías se limitaban a producir y vender productos de solo ese 20 % de artículos. Esto deja un amplio mercado, que es muy rentable y da excelentes beneficios gracias a un gran volumen de pequeñas ventas.

Se trata de un modelo que ahora resulta más factible debido al volumen de ventas que se hacen por Internet y en un mercado global. Generar un modelo de negocio de cola larga es una idea innovadora en un mercado repleto de lo mismo. Como ejemplo, están las tiendas de productos diversos y poco convencionales que se encuentran en Amazon o Ali Express.

4. Freemium

En este tipo de modelo, una de las partes que intervienen se beneficia de forma gratuita. Por otro lado, un segmento de los clientes financia los productos y servicios. De esta manera, encontramos periódicos como Publímetro, que se regala en todo el mundo. Sus fuentes de ingresos son los pautantes y convenios.

En Internet, estos modelos de negocio han crecido vertiginosamente, pues la publicidad o modelo freemium soporta muchos negocios y productos. Todas las aplicaciones o páginas que te ofrecen un servicio de manera gratuita funcionan así.

5. Cebo y anzuelo

También conocido como el modelo de productos atados, consiste en ofrecer un producto inicial a un precio muy bajo. Este producto, conocido como cebo, puede incluso dar pérdidas para la compañía que lo ofrece. Sin embargo, se cobran precios muy elevados a los productos asociados.

Por ejemplo, en el mundo del software empresarial, las licencias de los programas se venden a un costo bajo. Como contrapartida, el mantenimiento, la capacitación, las actualizaciones y los repuestos son muy costosos: el anzuelo.

Bonus

Además de estos modelos de negocio innovadores, existen otros modelos que, si se aplican a un plan de negocio innovador, pueden generar efectos disruptivos.

1. Franquicia o licencia

Son conocidas por ejemplos exitosos, como Subway o KFC. En este modelo de negocio se explota la marca de empresas que cuentan con productos y servicios consolidados y reconocidos en el mercado.

Esto se realiza bajo la supervisión del dueño o administrador del negocio. De esta manera, la cabeza de todo el emporio, generalmente, maneja el suministro de materias primas.

Una posible innovación es crear páginas web que se repliquen como franquicia en otros países o regiones.

2. Suscripción

Uno de los modelos de negocio clásico. Llevado a diversos sectores de la economía, se transforma en un emprendimiento diferente y novedoso. Consiste en un usuario que paga una suscripción y a cambio recibe un producto, servicio o propuesta de valor que compensa la cuota que abona.

Hoy en día, encontramos suscripciones que se compran por Internet y envían los productos al hogar. También es posible suscribirse a cervezas de diferentes partes del mundo o a mercados de lujo. En cuanto a servicios, existe un universo de posibilidades y ejemplos: Netflix, noticias, contenido exclusivo. Existen otros modelos de negocio innovadores, pero todos tienen algo en común: ser disruptivos generando propuestas nunca antes vistas.

Foto de Antenna en Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *