Cómo desarrollar el pensamiento lateral en tu negocio

Carlos Rebato    20 marzo, 2020
Pensamiento lateral: salir del molde e ir al próximo nivel | Thinkbig

Estamos acostumbrados a pensar de manera vertical, es decir, bajo parámetros ya establecidos. Sin embargo, cuando tu negocio pase por momentos complejos, quizás necesites salir del mismo camino. El pensamiento lateral te ayudará a expandir el panorama y buscar soluciones creativas a los problemas.

Pensamiento lateral para salir del molde

En el mundo actual, con la tecnología desarrollándose de forma exponencial, es necesario activar el cerebro para salir del razonamiento unidireccional. Nuestro modelo de pensamiento es selectivo y analítico, por eso, estamos acostumbrados a decidir lógicamente.

En este contexto, el pensamiento lateral está creado para sacarte de esa zona de confort. Así pues, te ayudará a explotar tu creatividad.  

Sin embargo, pensar de forma diferente requiere entrenamiento. Por ello, es bueno que conozcas las técnicas o pasos para desarrollar el pensamiento lateral. Estas técnicas, sin lugar a dudas, te ayudarán a mejorar tu gestión empresarial.  

6 técnicas para desarrollar el pensamiento lateral en tu negocio

Aunque contar con personas creativas en tu equipo es fundamental, es necesario pasar por un entrenamiento con el fin de que puedan acostumbrarse a tener una actitud provocadora. Esto los motiva a ir más allá y no conformarse con la primera idea.

Teniendo esto claro, a continuación presentamos algunas técnicas que puedes explorar. 

1. Conocer los supuestos

Para desarrollar el pensamiento lateral, debes conocer tanto los elementos que tiene el problema como el entorno y todo lo que puede rodearlo. Por tal razón, tienes que ser asertivo al describir las restricciones del problema.

2. Método invertido

Esta técnica de pensamiento lateral se basa en invertir el orden lógico de las cosas. La idea es que tomes las ideas aceptadas, lo que ya está establecido y lo inviertas. Esto genera nuevas apreciaciones que te pueden llevar a soluciones originales.

3. Múltiples perspectivas

El punto clave en este ejercicio es observar el problema desde varios puntos. Al tener varias perspectivas, provocas que tu equipo expanda la mente. En efecto, el pensamiento lateral juega con las múltiples posibilidades en torno a un asunto.

4. Ver las partes del todo

La técnica de observar cada una de las partes del todo en el pensamiento lateral se llama fraccionar el problema. Una visión macro puede obstruir o nublar la comprensión. Por eso, en ocasiones es necesario poner una lupa, ir al detalle y observar cada pequeño componente del problema para encontrar nuevas perspectivas.    

5. Ideas aleatorias

Es una técnica de pensamiento lateral que, al igual que el método invertido, hace parte de las provocaciones. Puedes desarrollar con tu equipo una dinámica que ayude a potenciar soluciones.

Partan de una palabra (un sustantivo, por ejemplo) y luego piensen otra palabra que se relacione con esta. Con la nueva pensarán otra y así sucesivamente, obteniendo una cadena de estas.

Lo principal es tratar de unir las palabras con el concepto o problema inicial. Este ejercicio es, más que todo, un detonante de la imaginación. Con tu equipo puedes iniciar añadiendo papeles en bolsas con varias palabras relacionadas al problema. Luego, sacarán al azar un papel y comenzarán a compartir nuevas ideas.       

6. Preguntas para activar el pensamiento lateral

En tus reuniones puedes plantear el porqué de ciertas cuestiones. Por ejemplo, ¿por qué un carro tiene frenos? Para poder detenerse y descender del vehículo. Lo siguiente será preguntar: ¿por qué debe detenerse un carro? Las respuestas llevarán a tu equipo a tener nuevas opciones y liberarán la mente de conceptos adquiridos.

Igualmente, se pueden trabajar preguntas entre dos o más personas de tipo “cuándo, dónde, cómo ocurrió, por qué crees”. La indagación estimula la creatividad, pues estimula el pensamiento múltiple. Este es un ejercicio útil tanto para quien indaga como para quien contesta.        En conclusión, siguiendo estas técnicas de pensamiento lateral y creatividad puedes redefinir o mejorar tu modelo de negocio. No olvides que, en gran medida, las empresas que han triunfado lo han hecho porque han pensado nuevas soluciones para viejos problemas.

Foto de bruce mars en Unsplash

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *