Nube privada, pública e híbrida: similitudes y diferencias

Moncho Terol    3 septiembre, 2020
nube privada

El almacenamiento de los datos en la nube es un tema clave en la mayoría de empresas hoy en día. Usar una nube privada ha sido, por razones de seguridad, la solución. Sin embargo, la nube híbrida toma fuerza cada vez más.

Exploraremos en este artículo las funcionalidades de la nube privada, la pública y la híbrida. Sus diferencias, similitudes, ventajas y desventajas.

Nubes privadas, nubes públicas, nubes híbridas: usos más corrientes

Las empresas prefieren una nube privada creada por ellas mismas y manipulada internamente. En años recientes, sin embargo, las compañías han percibido que las nubes híbridas dan a sus empleados la posibilidad de trabajar en varios dispositivos de forma eficiente. Por ello emplean la nube privada y luego saltan a la pública.

Para el almacenamiento en la nube de nuestros datos (archivos, vídeos, fotos) en casa, en cambio, es normal que optemos por un servidor de nube pública. Ejemplos de nubes públicas bastantes conocidas son Microsoft Azure, Google Cloud y AWS.

Diferencias entre nube privada y pública 

La infraestructura y los recursos de la nube privada están al interior de la empresa, en su CPD. No obstante, también pueden hacer uso de un proveedor externo. Es fiable y brinda seguridad en la red para las compañías que tengan información valiosa: libros de contabilidad, por ejemplo.

La seguridad es uno de los valores más apreciados por usuarios de la nube privada. Por ello hacen usos de servicios como el DaaS, que proporciona inicios de sesión únicos, con controles de acceso seguro al software.

En una nube privada las empresas pueden personalizar los recursos con la intención de cumplir requisitos puntuales de TI.

Por su parte, la nube pública tiene una infraestructura (hardware y software) que se comparte y pertenece a un proveedor de servicios. En la nube pública se comparte el hardware con otros clientes.

Lo más común es que tú como usuario accedas con una cuenta a tu proveedor de nube pública. Suele ser flexible y permite escalar fácilmente. Algunas plataformas cobran por el servicio de almacenamiento; otras son gratuitas.  

Similitudes entre nube privada y pública

En términos generales, tanto la nube privada como la pública nos permite almacenar datos en un servidor, que es la solución que buscan las personas y las empresas. También requieren mantenimiento y actualización de recursos. Las plataformas cloud suelen ser intuitivas, de fácil acceso y manejo.      

Ventajas de una nube pública

  • Menor costo: no pagas por adquirir ningún software. Pagas solo por los servicios que usas.
  • Confiable: la nube pública brinda alta confiabilidad, pues cuenta con gran cantidad de servidores que minimizan los riesgos (News America Digital, 2020).
  • El usuario no se preocupa por su mantenimiento: es una de las grandes ventajas de usar una nube pública. Si eres un microempresario o tienes una pyme, no dudes en usar este servicio de cloud computing.

Ventajas de una nube privada 

  • Flexibilidad: la empresa puede personalizar el entorno de la nube privada. Esto da la posibilidad de adaptar los recursos a necesidades puntuales.
  • Seguridad: es la ventaja más evidente y también el aspecto por el cual muchas compañías prefieren la nube privada. Si estás tratando información que requiere sigilo, lo mejor es que optes por la nube privada (News America Digital, 2020).
  • Protección ante errores: las copias de seguridad protegerán a la empresa ante posibles fallos del sistema.
  • Posibilidad de cambiar a una nube híbrida: puede llegar un momento donde tengamos la nube privada en su máxima capacidad. Es mejor tener la opción de hacer uso de una nube híbrida (BeServices, 2019).

Nube híbrida: solución en 2020 para muchas empresas 

La nube híbrida toma cada vez más fuerza. Se prevé que para 2023 sea adoptada por muchas empresas. En España se está implementando poco a poco, pues es un país con muchas pymes y micropymes (Mínguez, 2019).

La nube híbrida y el multicloud tienen ventajas evidentes para las grandes empresas. Pueden por ejemplo tomar recursos disponibles fuera de la nube para adaptarlos a un cloud server. Con ello la compañía aumenta su infraestructura según las necesidades del momento.

Según un estudio del IDC, en este 2020 la adopción de multicloud de las empresas en España está cerca del 80 % (Mínguez, 2019). ¿Qué hará que las compañías prefieran la nube híbrida? Factores como qué tan avanzado tengan las IT y qué están adoptando en cuanto a transformación digital. Cloud computing seguirá ofreciendo alternativas distintas cada día a personas y empresas. Las grandes compañías tendrán que decidir, según sus necesidades, si optan por una nube privada, una pública o aprovechar la flexibilidad que ofrece una nube híbrida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *