Lengua española e Inteligencia Artificial: el lenguaje, una prioridad para las tecnológicas

Miryam Artigas    22 junio, 2021
Evento LEIA

¿Qué importancia tiene para la Inteligencia Artificial la lengua española? ¿es importante el uso que hacen los asistentes virtuales del lenguaje? En los últimos años el uso de asistentes virtuales tanto en el hogar como fuera de él, ha crecido de forma exponencial. Los usuarios utilizan la voz para realizar preguntas o realizar acciones con mayor frecuencia. Y esto supone un punto clave en el entendimiento del futuro de la IA, ya que la mayoría de estas tecnologías se desarrollaron en un primer término en inglés

El pasado lunes tuvo lugar en la Real Academia Española (RAE) un encuentro para abordar diferentes cuestiones en torno al uso de la lengua española en Inteligencia Artificial. Un debate que surge a raíz del proyecto LEIA que tiene por objetivo la defensa, proyección y el buen uso de la lengua española en el universo digital y, especialmente, en el ámbito de la inteligencia artificial y las tecnologías actuales.  

A la cita acudieron expertos como Marie Mulot, gerente general de Amazon Alexa en España; Ester Marinas, responsable de marca y reputación de Google España y Portugal; David Carmona, director general de IA en Microsoft Corporation, y Chema Alonso, director de la unidad global de Consumo Digital de Telefónica y director técnico de LEIA. 

La importancia del buen uso del español

Chema Alonso defendía la importancia del papel de LEIA: “La mayoría de los lenguajes de creación de tecnología, los lenguajes de programación se hacen en inglés. Y eso ha llevado a que la inteligencia artificial se haya desarrollado principalmente en lengua inglesa. Sin embargo, el uso de esas tecnologías sigue siendo muy alto en nuestra lengua, con presencia en 22 países y más de 600 millones de hispanohablantes. (…) Es fundamental autoexigirnos, que el nivel de interacción en nuestra lengua sea equivalente a la importancia que tiene nuestra lengua en el mundo”. 

Entonces, ¿con qué herramientas disponemos a la hora de poner en valor la lengua española? Una de las prioridades a la hora de abarcar esta problemática reside en la programación.  

El lenguaje de la programación que consistía en 1 y 0 ha ido evolucionando para hacerlo cada vez más rico “ahora hemos pegado ese salto donde ya tenemos modelos donde podemos hacer que las máquinas aprendan lo que deben hacer y las decisiones que deben tomar, en base a los textos, al lenguaje, a las palabras. Por eso es tan importante que seamos capaces de entrenar correctamente a una IA con un conjunto de datos correcto para que aprenda bien”.  

Algo que tanto Chema Alonso como David Carmona señalaban era que, hasta ahora, habíamos entrenado los algoritmos con datos masivos. Y esa cantidad de datos conllevaba errores. No hubo un análisis previo que determinase si el conjunto de datos era correcto, ya que era algo muy difícil de abarcar dada la cantidad de datos. Tampoco si todo ese aprendizaje estaba basado en un correcto lenguaje.  

De ahí a que sea de vital importancia trabajar para asegurar que lo que ha aprendido la inteligencia artificial sea correcto. Y en esto, LEIA, tiene un papel fundamental. 

LEIA (Lengua Española e Inteligencia Artificial)

LEIA, el proyecto que se lanzó en noviembre de 2019, está trabajando para poder ofrecer herramientas y mecanismos a las diferentes empresas tecnológicas.  

Santiago Muñoz Machado, director de la RAE, ha explicado de qué manera está confluyendo el trabajo de LEIA con la Academia: «Queremos que la inteligencia artificial use los mejores elementos posibles para formarse en el uso de la lengua española» y planteaba: «Quizá en un futuro próximo, en una fase final de este proyecto, las máquinas aprenderán a escribir novelas y competirán con los grandes escritores sentados en los sillones de esta institución”. 

En el caso de Telefónica, Chema Alonso afirmaba “En Telefónica estamos integrando recursos lingüísticos de la RAE para que Aura, nuestro asistente virtual con inteligencia artificial, entienda y hable un correcto español de forma natural con nuestros clientes. Además, los recursos están sirviendo para realizar una auditoría y analizar qué es lo que ha aprendido Aura, cómo contesta, cómo resuelve dudas y cómo entiende el lenguaje.  

Esta capa de introspección está sirviendo para comprender tanto la parte interna de aprendizaje como la externa a la hora de comunicarse y responder a los clientes de la compañía. “La relación está siendo muy buena y muy positiva. Estamos avanzando mucho. (…) Está siendo un proyecto que, desde el punto de vista personal, técnico, como ingeniero y como persona que ama la tecnología, maravilloso. Viendo cómo se está transformando la tecnología mezclando dos cosas tan bonitas» afirmaba Chema Alonso. 

Además de lo anterior, también se han puesto en marcha proyectos como los retos lingüísticos disponibles en Movistar Home, el dispositivo para el hogar, donde los clientes pueden enfrentarse a cuestiones sobre ortografía, gramática o léxico y demostrar sus conocimientos sobre la lengua española. 
 
Marie Mulot añadía: “gracias al impacto que pueden tener las inteligencias artificiales y al proyecto LEIA, podremos llegar a millones de usuarios en España y en el mundo, así que estamos muy entusiasmados con esta iniciativa.” 

Retos que está planteando la Inteligencia Artificial

Ester Marinas, por su lado, afirmaba que los retos a los que se enfrenta la inteligencia artificial son enormes. Por el lado de Google, una de las prioridades que han tenido en el último año ha sido abarcar la gramática y la corrección de la ortografía, donde hasta ahora se priorizaba el inglés. Google Workspace y Gmail han evolucionado para utilizar el idioma de una forma más rápida, más correcta, y con menos fricciones. Esto ha sido posible gracias a la redacción inteligente, donde han preparado sus productos para que puedan aprender y realizar predicciones inteligentes de lo que el usuario va a escribir. Por otro lado, las sugerencias gramaticales también suponen una novedad interesante. Gracias a la IA no solo es posible corregir posibles fallos ortográficos sino que también puede ofrecer alternativas y sugerencias gramaticales a la hora de redactar un texto. 

En el caso de Amazon, donde heredaban un asistente virtual en inglés, Marie Mulot repasaba algunos de los retos a los que se enfrentaron a la hora de adaptar este servicio en el mercado hispanohablante: “Teníamos muy claro que debía ser local y que hablase un español correcto”. Aspectos como adaptar la estructura de las frases, los acentos de todas las ciudades españolas, los refranes o la inclusión de la cultura española fueron algunos de los temas que trabajaron. Tampoco podían olvidar el contexto, algo que, señala, es uno de los mayores retos que existen en inteligencia artificial actualmente, ya que “para un humano entender el contexto es muy fácil, para las máquinas cuesta mucho más”

David Carmona marcaba una diferenciación en cuanto a corto plazo y largo plazo. Reafirmaba la necesidad de contar con expertos en la lengua española y usar la tecnología para aportar valor tanto al entreno de los datos como a la hora de aportar conocimiento para que estos mismos algoritmos se comporten de forma adecuada. Pero, a largo plazo, es donde las compañías deben unirse para innovar de forma conjunta y donde puedan involucrarse más compañías. 

Los sesgos, una problemática que requiere trabajo conjunto 

En cuanto a próximos retos, ninguno de los representantes quiso dejar atrás la problemática de los sesgos, donde afirmaban que los sesgos de género o edad suponen un auténtico desafío donde han puesto foco actualmente. “Tenemos que ser especialmente cuidadosos en esos modelos de entrenamiento y conseguir que, si detectamos que existen esos sesgos, que no los propague y los podamos atacar. (…) Estamos trabajando con todas las tecnológicas para buscar las mejores soluciones para erradicarlo, ya que es algo muy complicado de abarcar”, afirmaba Chema Alonso.  

El encuentro fue clausurado por Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, donde quiso aprovechar la oportunidad para reforzar el momento estratégico en el que se encuentra España: “Lo digital es una auténtica política de Estado. Lo que está impulsando y liderando España es que ese desarrollo de la inteligencia artificial se haga desde una perspectiva humanista.  

En este sentido destacaba que el proyecto LEIA es una iniciativa “absolutamente esencial de cara a seguir poniendo en valor la lengua española como un elemento clave y vertebrador de la inteligencia artificial y orientarla hacia valores y fundamentos humanistas de esta tecnología”. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.