Los de TI, de departamento fantasma a corazón de la compañía

Alvaro Sandoval    19 junio, 2020
La_importancia_de_los_-departamentos_de_tecnología_durante_el_teletrabajo

Los departamentos de tecnología hoy en día son uno de los equipos más visibles de las compañías. ¿Por qué sucede esto? Básicamente, porque en estos tiempos de aislamiento social hemos aprendido a valorar un poco más todo lo que sucede a nuestro alrededor, ya sea, con nuestros amigos, familias o trabajo.

En ese ir y venir hemos reconocido, por ejemplo, el valor del personal de la salud que se expone para darnos tranquilidad y bienestar, o somos más agradecidos con el señor que trae los alimentos, al de la tienda, a todas esas personas que, de un modo u otro, hoy son más visibles.

Igual sucede en las empresas. Allí hay un equipo de trabajo que siempre ha estado presente apoyando la operación, pero que no siempre recibe el reconocimiento merecido: el área de tecnología.

Sin embargo, en la coyuntura actual, ellos pasaron -de la noche a la mañana- del anonimato a un papel protagónico, pues salieron a demostrarle al mundo que son una herramienta fundamental en todos los procesos de la compañía, por ejemplo, protegiendo al personal de sufrir ataques cibernéticos y de seguridad, más aún cuando todos ­-o por lo menos la mayoría- estamos trabajando desde casa.

Sin duda, TI es uno de los pilares que garantiza el buen desempeño de nuestras labores diarias, que por la situación se han vuelto totalmente digitales. Hoy encontramos en la tecnología y en las personas que la soportan una solución importante para responder a esta nueva normalidad que llego inesperadamente.

Esto también ha demostrado en diferentes empresas, la capacidad del equipo de IT de adaptarse rápidamente entregando soluciones efectivas tanto para sus propios compañeros laborales como a todos los clientes que dependen de su red.

¿Qué deben garantizar los departamentos de tecnología?

Las áreas tecnológicas de una organización deben velar y garantizar el funcionamiento estable de lo que implica el trabajo en casa, esto, por medio de cuatro pilares fundamentales que son:

  • Estabilidad de la infraestructura tecnológica: poner en marcha un sistema de almacenamiento y copias de seguridad de la información.
  • Garantizar el buen funcionamiento del trabajo en remoto.
  • Actualizar los dispositivos de software y hardware que apoyan el teletrabajo; así mismo establecer otros métodos de comunicación, siempre sujetos a una estricta vigilancia de transmisión e intercambio de información confidencial.
  • Establecer una vigilancia en tiempo real de los servidores en la nube.

Las redes y todos los servicios tecnológicos deben estar en la capacidad de brindar un correcto funcionamiento, ya que, aunque estamos en aislamiento, seguimos unidos de manera virtual al resto del planeta.

Foto creada por senivpetro – www.freepik.es

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *