Fibra óptica y todo lo que debes saber acerca de esta tecnología

Andrés Reinoso    9 noviembre, 2020

La demanda de Internet en el mundo es el factor principal que impulsa el crecimiento del mercado de fibra óptica. La creciente demanda de datos móviles impulsa las suscripciones de Internet de alta velocidad en los países de la OCDE. Los últimos datos muestran que las suscripciones de banda ancha aumentaron un 8 %, o 108 millones de suscripciones. Esto llevó la penetración de la banda ancha móvil a poco menos del 110 %. 

La fibra óptica ahora ha alcanzado el 26 % de todas las suscripciones de banda ancha fija. Es la tecnología de banda ancha de más rápido crecimiento, con una tasa de entre el 13 % y el 16 %. Pero ¿cómo era el mundo de las telecomunicaciones y de la informática al momento del nacimiento de la fibra óptica?

Breve historia del nacimiento de la fibra óptica 

La tecnología práctica y real que conocemos sobre fibra óptica se desarrolló en la década de 1970. Pero recién ahora comenzamos a usarla ampliamente. La historia de los cables de este tipo se remonta a mediados de 1800. Podemos afirmar que los cables no se inventaron en ese entonces. Pero la tecnología detrás de ellos se investigó por primera vez gracias a tres científicos e inventores. John Tyndall, Alexander Graham Bell y William Wheeler fueron los primeros en jugar con la idea de usar la velocidad de la luz para transmitir información.

El gobierno de los Estados Unidos fue pionero entre grandes organizaciones al implementar el uso de cables de fibra óptica. Lo hicieron al generar una conexión entre una red de computadoras en la sede de NORAD, en Colorado, en 1975. Dos años más tarde, el primer sistema de comunicación telefónica con cables de fibra óptica fue creado en Chicago. Y la fibra óptica creció a partir de ahí. 

A fines de la década de 1990, alrededor del 80 % del tráfico de datos de larga distancia del mundo se transmitía a través de cables de fibra óptica. Es más, el primer cable de fibra óptica bajo el océano no tiene más de 24 años de historia. Se sumergió en el océano Pacífico recién en 1996, estableciendo el camino para la transmisión internacional de datos que conocemos hoy en día.

La fibra óptica y su funcionamiento

Las fibras ópticas son hebras largas y delgadas de vidrio con el diámetro de un cabello humano. Estos hilos están dispuestos en paquetes llamados cables ópticos a través de los cuales se emiten señales de luz capaces de transportar datos a largas distancias. Normalmente, el cable de fibra óptica puede funcionar a una velocidad de 10 Gbps, 40 Gbps e incluso 100 Gbps. Por lo tanto, es ampliamente utilizado en gran parte de Internet, televisión por cable y en los sistemas de telefonía del mundo.

La fibra óptica y su importancia para la economía 

Estamos aquí para decirte que la industria de la fibra óptica apenas está comenzando. De hecho, si queremos tener una economía saludable en el futuro, esto dependerá en gran medida del éxito y la difusión de esta tecnología.

Los países en desarrollo están optando por financiar la construcción de este tipo de redes para optimizar su infraestructura. El mejor ejemplo lo da la Comisión Europea, la cual actualmente se esfuerza por tener un objetivo de cobertura del 100 % en velocidades de 30 Mbps o más para este 2020. Para lograr este objetivo, las redes de fibra óptica son una pieza esencial. 

El futuro de la fibra óptica y las repercusiones de su implementación

Forbes informó recientemente que las ciudades de todo el mundo están comenzando a utilizar cables de fibra óptica de forma masiva. La multinacional Pacific Light Cable Network tiene planes para sumergir 8000 millas de cable de fibra óptica bajo el mar. Esta línea se conectará con la ciudad de Los Ángeles directamente desde Hong Kong. Es un proyecto masivo que dará como resultado una capacidad de 144 terabytes en ambos sentidos. 

Otro factor determinante es la expansión de la nueva tecnología de redes inalámbricas 5G, que nos promete un futuro en tiempo real y sin latencias. Los carros sin conductor, los dispositivos inteligentes y más desarrollos dependen de ello. La repercusión del cambio de tecnología de este tipo para la economía es tan grande que solo pasar al 4G creó 770 mil empleos en su momento. 

Desde las agencias gubernamentales hasta las pequeñas empresas buscan en el presente inmediato obtener grandes beneficios a través de esta tecnología. Ahora es el momento de comenzar a pensar en sus implicaciones y prepararse para su implementación trabajando en conjunto. Esto para garantizar que la inversión en el despliegue de fibra óptica continúe siendo la superautopista que nos conduce directo al futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *