Facebook Ads o Google Ads, ¿qué opción es mejor?

Mercedes Blanco    21 agosto, 2019
¿Facebook Ads o Google Ads?

Muchas pequeñas empresas, con una plantilla de dos a cinco empleados, se han dado cuenta de que tienen que conectar con sus clientes digitales y, por ello, comienzan a invertir en plataformas de publicidad online, como Facebook Ads o Google Ads.

Pero no lo hacen bien, porque la mayoría no tiene ni idea del CPC (coste por clic), las pujas, cómo funciona la interfaz en cada una de estas plataformas, a qué responde cada una de ellas o cuál es la más idónea para sus objetivos y recursos.

La pregunta ya no es si se debe invertir o no en publicidad, sino en qué plataforma invertir para alcanzar un retorno de la inversión (ROI) más alto.

Según el último estudio de IAB, la inversión en publicidad digital en España creció un 13,5% con respecto al año anterior, alcanzando casi los 2.000 millones de euros de inversión total.

¿Qué significa esto? Pues que el impacto de la publicidad online es cada vez más alto, con unos índices de penetración que se quedan a tan solo tres puntos de la televisión.

Ahora bien, si desconoces en qué se basa cada una de estas plataformas, habrás malgastado recursos y, muy probablemente, tus campañas no obtendrán los resultados que esperabas.

Cómo impacta la publicidad en estas plataformas

No se trata de ver cuál es la mejor. Ambas son plataformas muy potentes e igual de eficaces en impacto publicitario. Se trata de conocer las diferencias para saber cuál es la más idónea para tu negocio.

En Facebook, la publicidad aparece de pronto en tu pantalla mientras estás mirando tus fotos, compartiendo algún estado o comentando alguna publicación de tus amigos. Es decir, no hace falta ningún requerimiento por parte del usuario.

En Google Ads, la publicidad surge cuando buscas algo. Puede ser la solución a un problema, un restaurante cercano a tu domicilio o el viaje a Londres más barato. Es decir, los anuncios se activan con peticiones de búsqueda.

Esto es fundamental para entender el proceso de compra y ver cómo actúan los usuarios con tus anuncios.

De cara a tus campañas, Facebook Ads se basa en intereses, audiencias y otras características como datos geográficos, edad, etc., mientras que Google Ads se basa, fundamentalmente, en palabras clave y nivel de calidad.

Quizá se entienda mejor con un ejemplo. Imagina que tienes una empresa pequeñita de actividades extraescolares y quieres crear una campaña para captar nuevos alumnos de cara a septiembre. Te interesa recoger datos a través de formularios. ¿Qué sería lo ideal? Que combinaras una campaña en Facebook Ads y Google Ads. ¿Y lo real? Que no sepas por dónde empezar y malgastes tu dinero.

¿Tienes presupuestos limitados? Mejor Facebook Ads

La diferencia de costes es notable entre una y otra plataforma. Depende mucho del tipo de actividad a la que te dediques, pero por norma en Facebook Ads el coste por clic es más bajo que en Google Ads.

¿Cuánto? Sin pecar de pragmatismo, el precio depende de factores como país, segmentación, orientación de intereses y objetivos de campañas, pero por si te sirve de referencia, el CPC medio en Facebook Ads en España en 2018 para generación de nuevos clientes, por seguir con el ejemplo anterior, estaba en 0,19 dólares.

Comenzar tus campañas de publicidad online en Facebook Ads es económicamente más accesible, sobre todo si estás en el inicio y tu presupuesto es limitado.

Pero no te dejes deslumbrar por el factor económico, guíate también por tu audiencia. Y aquí otro factor realmente interesante en Facebook Ads es la potente segmentación que ofrece a la hora de configurar las campañas.

De nada sirve que tus anuncios se muestren a un público irrelevante, sin afinidad con los servicios o productos que ofreces. Gracias a esta segmentación, llegarás al público que quieres y podrás introducirlo en tu embudo de ventas.

¿Es Google Ads para mí?

Muchos emprendedores y autónomos se hacen esta misma pregunta, normalmente después de haber iniciado campañas sin haber obtenido resultados.

En la plataforma de publicidad online de Google no existe un presupuesto mínimo de entrada para comenzar a configurar tus anuncios. Puedes hacerlos desde 1€ al día, pero por experiencia con presupuestos diarios inferiores a 10€ es muy difícil obtener resultados.

El problema en Google Ads es la visibilidad. Tus anuncios deben competir en un sistema de subasta o puja con los de tu competencia para aparecer en las primeras posiciones, que suelen estar muy reñidas y con un CPC alto.  Quizá a un precio que no puedas permitirte o que exceda tu presupuesto.

Como ventaja, fíjate que en Google Ads las peticiones de búsqueda implican un estado más avanzado en el proceso de compra, con lo que el nivel de conversiones puede ser más alto.

¿Entonces Facebook Ads o Google Ads?

La mejor opción es utilizar complementariamente, y no de forma excluyente, ambas plataformas.

Puedes combinar campañas de Social Ads con búsquedas en Google y ver con cuál obtienes mejores resultados.

Una combinación que funciona muy bien es utilizar tu lista de clientes (contactos que has ido acumulando a lo largo de tu trayectoria profesional y que tienen una relación con tu empresa) para generar audiencias personalizadas en Facebook Ads e impactar en el público adecuado.

Luego, siguiendo el ejemplo que puse al principio del post, ve a Google Ads y crea una campaña con conversiones al sitio web, para hacer un seguimiento de las inscripciones de formularios.

Lo importante es que tengas definida una estrategia de publicidad digital y conozcas el funcionamiento y las características de cada plataforma de publicidad online. Luego, probar, probar y probar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *