Teletrabajo para pymes: cómo habilitar un puesto de trabajo remoto

José María López    28 junio, 2021
Teletrabajo

El trabajo en remoto o teletrabajo ha sido siempre un tema tabú en muchas empresas. En especial en las pymes, en las que implementar nuevas soluciones o tecnologías desconocidas siempre ha sido un problema, por falta de conocimiento o de un buen asesoramiento. Pero situaciones excepcionales como la pandemia han popularizado algo que ya estaba allí y que miles de empresas de todo el mundo emplean con naturalidad gracias a sus comunicaciones unificadas. La empresa digital aprovecha todo lo que le ofrecen Internet y la tecnología, y aquí la movilidad laboral es un factor importante. Seas pequeño o grande, cualquier negocio puede subirse al tren de la digitalización.

La pyme digital puede hacer frente a los retos presentes y futuros con mayor dinamismo que la pyme tradicional. Y las distancias con las grandes empresas se diluyen en una realidad digital en la que posicionarte o darte a conocer requiere de menos esfuerzo que en el mundo físico. Y es que tecnologías como 5G, Cloud, Ciberseguridad, IA, Big Data o IoT permiten que una pyme pueda crecer con una pequeña inversión gracias a la colaboración con pioneros como Telefónica.

Uno de los aspectos que definen la empresa digital es la movilidad laboral. Trabajar desde cualquier lugar del mundo gracias a la infraestructura de comunicaciones que disfrutamos en nuestros hogares y en oficinas. La fibra óptica y la conectividad móvil 5G hacen posible que cualquier rincón se convierta en una zona de trabajo. Tu casa, tu segunda residencia, un despacho de coworking o el área de espera de un aeropuerto se convierten en un puesto de teletrabajo con tan sólo abrir tu portatil o encender tu tablet o smartphone.

Estar en el lugar adecuado

Teletrabajo

Puede parecer un tópico porque se repite muchas veces, pero no por ello deja de ser verdad. Una pyme digital deja de ser local para hacerse global. Gracias a la tecnología y a las comunicaciones unificadas se desdibujan las fronteras y se reducen las distancias entre la empresa digital y sus futuros clientes. Y esto también beneficia al empleado gracias al trabajo remoto o teletrabajo.

Por un lado, Telefónica acompaña a las pymes en su camino hacia la digitalización, asegurando la continuidad de su negocio e impulsando su competitividad. No solo eso. Le permite estar en todos los mercados en los que quiera estar, sin importar su tamaño.

Y para ello, contar con una buena red de comunicaciones es básico. Gracias a la red de fibra óptica de Telefónica y a su despliegue de conectividad 5G, pymes y empleados pueden beneficiarse de la movilidad laboral. Ya no es necesario estar en un único lugar. Conciliación laboral y omnipresencia van de la mano. Además, una vez implementadas las mejoras tecnológicas, Telefónica acompaña en todo momento con su servicio técnico para pymes que resuelve dudas y averías los 365 días del año.

La movilidad laboral amplía sus horizontes radicalmente. Ya no necesitas desplazarte a la oficina para contactar con un cliente o reunirte con compañeros de trabajo. O yendo más allá. Desplazamientos de larga distancia carecen de sentido si puedes mantener vías de contacto constantes a través del micrófono y la cámara de tu ordenador. Con unas comunicaciones unificadas, la oficina clásica ya no es el eje. En la nube se pueden gestionar y centralizar las comunicaciones y cualquier proceso de negocio.

Cambios necesarios a mejor

En palabras de Rubén Martínez, CEO de Grupo Avícola Rujamar, “Hemos transformado nuestra forma de trabajar, asumido el reto de digitalización y movilidad del puesto de trabajo y conseguido que nuestra actividad no haya parado nunca”. Precisamente, uno de los aspectos que más preocupan es el de la transición.

Blanca Moreno, directora de Molino de Alcuneza Relais & Chateaux aclara que son más los beneficios que los inconvenientes. “Es importante tener claro los beneficios que la trasformación digital aporta al negocio y que compensan el tiempo y el esfuerzo invertido en el procesos de cambio”.

Y el desembolso económico ya no es como antaño. Empresas de todo el mundo ya saben los beneficios de las comunicaciones unificadas a través de Internet. Entre empleados, con clientes y proveedores, salvando las distancias con llamadas online o videollamadas con la sencillez con la que descolgábamos el teléfono tradicional hace unos años.

¿Y la seguridad en el teletrabajo?

Uno de los miedos al apostar por el trabajo remoto o por la movilidad laboral es la seguridad. Si ya es un reto mantener a salvo la información interna dentro de la oficina y de los servidores propios, ¿cómo lidiar con una oficina en la que cada empleado trabaja desde un lugar distinto?

Telefónica ofrece soluciones de seguridad en los dos ámbitos, el físico y el digital. Con Movistar Prosegur Alarmas puedes proteger tu negocio presencial. Y con el servicio de ciberseguridad de Telefónica puedes disfrutar de comunicaciones seguras y asesoramiento para evitar que equipos de teletrabajo se vean comprometidos o haya una filtración de información importante.

En definitiva, la movilidad laboral es más un beneficio de la digitalización que un problema del que debamos rehuir. Una oportunidad de conciliar la vida laboral, encontrar los mejores talentos sin importar dónde se encuentren y reducir los costes derivados de viajes innecesarios, algo que las grandes empresas pueden afrontar sin problemas pero que para las pymes puede suponer perder productividad.

Imagen de cabecera:  Alexandra_Koch 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.