Microaprendizaje, una tendencia creciente de e-learning

Jorge A. Hernández    21 octubre, 2020

Antes de la pandemia el e-learning estaba creciendo, pero con su llegada se convirtió en una necesidad estimulando nuevas tendencias de consumo como el Microaprendizaje.

Comencemos hablando de cifras, el e-learning es un monstruo que estaba creciendo antes de la pandemia, pero con la llegada del virus se ha multiplicado y se espera mueva más de 375 mil millones de dólares para 2026.

Su popularidad se disparó con el confinamiento obligatorio, los enfoques de aprendizaje continuo y el teletrabajo. Así nombres como Mobile learning, microlearning, social learning, se han hecho conocidos e incluso se han convertido en tendencia.

Pero de todos estos términos tal vez ninguno sea más importante que el Microaprendizaje y el instant learning, dos tendencias que se centran en la necesidad de aprender las cosas en el menor tiempo posible.

Más que pequeñas lecciones

Volviendo a las cifras, se estima que el tiempo de atención de una persona, dependiendo de su edad, suele variar entre 15 y 18 minutos, lapso tras el cual se distrae.

El Microaprendizaje va dirigido a resolver esta situación usando plataformas online, recursos gráficos, y videos de menos de cinco minutos, pero contrario a lo que piensan muchos no son simplemente videos cortos.

El Microaprendizaje no se trata de tomar un tema principal y desglosarlo en videos pequeños. Cada video de esta técnica educativa tiene un fin en sí mismo y son casi independientes.

De esta forma, los usuarios pueden seleccionar que quieren estudiar a su ritmo, tome por ejemplo un curso de historia del arte donde el estudiante decide si prefiere aprender de Renoir en lugar de Picasso.

Estos pequeños videos son realmente cápsulas de conocimiento diseñadas para que los estudiantes las puedan repetir cuantas veces quieran, y vienen complementadas con material gráfico como infografías.

Dada su brevedad se recomienda que cada lección vaya dirigida a un tema específico, en lugar de temas generales que abarcan muchas cosas.

Así, las cápsulas educativas van a atender un tema en especial, una inquietud. Por ejemplo, una receta de comida como lo hace tasty.

Porque en el Microaprendizaje la idea es enseñar con calidad, pero a la medida de cada estudiante.

Foto creada por freepik – www.freepik.es

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *