Global Game-Based Learning, de las escuelas a las empresas

Jorge A. Hernández    5 mayo, 2022

Aunque el aprendizaje basado en juegos o Game-Based learning es más conocido por su uso entre estudiantes, también tiene un uso corporativo que crece cada vez más. Descubra algunas pistas al respecto.

Empecemos por la definición, el Game-Based learning se trata de una metodología que aplica al proceso de aprendizaje, los principios, dinámicas y herramientas utilizadas en los juegos, para que los alumnos puedan interactuar de una forma más enriquecedora con los conceptos que conforman una lección.

Se trata de un mercado gigantesco, solo para darnos una idea, se estima que el mercado global pasará de más de 11 mil millones de dólares en 2021 a casi 30 mil millones en 2026.

Por cierto, el Game-Based learning no es lo mismo que la gamificación y, si bien es cierto que tienen similitudes, también tienen diferencias.

Gamificación es convertir el proceso de enseñanza en un juego agregando elementos propios de estos, como implementar sistemas de puntos, insignias y reglas. Por otra parte, el Game-Based Learning utiliza juegos propiamente dichos como parte del proceso de enseñanza.

Si queremos explicarlo en una forma más sencilla, el Game-Based learning es la etapa siguiente/superior a la gamificación y por lo mismo es un poco más difícil de implementar.

Beneficios y potencial

Pero a pesar de sus retos, el Game-Based learning ha crecido de forma acelerada en los últimos años por tener beneficios como:

  • Fomenta el pensamiento crítico y la resolución de problemas.
  • Ayuda a la toma de decisiones.
  • Es socialmente interactivo.
  • Los estudiantes pueden aprender a su propio ritmo.
  • Es divertido.

Por razones como estas, el Game-Based learning es considerada una de las mejores herramientas de capacitación de la fuerza de trabajo en ambientes controlados.

Es decir, los juegos permiten crear un ambiente seguro para que los estudiantes se equivoquen y aprendan. Por otro lado, es un escenario perfecto para plantear pilotos o innovaciones en ambientes de trabajo, permitiendo conocer las reacciones de los empleados ante las nuevas circunstancias.

Además se estima que los nichos de aprendizaje basados en juegos crecerán aceleradamente en los próximos años impulsados por tecnologías como la realidad virtual y aumentada.

De esta forma, el Game-Based learning de la mano de las nuevas tecnologías, permitiría crear entornos virtuales para enriquecer el aprendizaje de todos sin importar las distancias ni el lugar en el que se encuentren los trabajadores.

Foto de Andrey Metelev en Unsplash

Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.