De la ficción a los negocios, los mitos más comunes de la inteligencia artificial

Jorge A. Hernández    31 julio, 2020

La inteligencia artificial es un tema que despierta la imaginación de muchos. Novelistas y cineastas han presagiado mundos dominados por las máquinas mientras científicos han visto el siguiente paso en la evolución humana, pero en sí ¿cómo estamos en realidad y cómo sacarle provecho?

Antes que comience a mirar su computador portátil con desconfianza atendamos al primer mito: “la inteligencia artificial (AI por sus siglas en inglés) puede evolucionar tanto que puede darle a las máquinas la capacidad de destruir la humanidad”, esto es solo ficción nos recuerda Carlos Alfonso Cuervo, Data Scientist – IoT, Big Data & Advertising de Movistar Empresas.

Para Cuervo es más preocupante otro de los grandes mitos que va en el sentido contrario y es la creencia, de algunos, que la inteligencia artificial es algo o muy lejano en el tiempo o que sólo pasa en sitios como la NASA o el MIT.

Porque la realidad es distinta, ya, en todo momento, interactuamos con la AI y ni siquiera lo notamos, como por ejemplo el algoritmo que nos recomienda los videos en Youtube, Netflix, o los asistentes personales como Siri o Alexa. La inteligencia artificial vive con nosotros desde hace tiempo.

Un caso más cercano, en Colombia, es su uso para combatir el Covid-19 que podemos apreciar en el Siscovid, un grupo de investigación liderado por la Universidad de Los Andes conformado por epidemiólogos, ingenieros y científicos de datos que tratan de entender y predecir el comportamiento de la pandemia tomando como base, matrices de movilidad que les suministra Movistar Empresas, encuestas hechas a la población y otros datos de comportamiento donados por Facebook, entre otras fuentes.

Otros ejemplos

Pero la AI está en todas partes, incluso en estadios de fútbol, garantizando la seguridad de los hinchas, o en el Aeropuerto ElDorado de Bogotá, donde el Migración Colombia hace uso de reconocimiento de iris para acelerar el registro de ingreso al país.

Y rompiendo otro mito, la AI no es solo para las grandes empresas, también existen soluciones asequibles para las pymes. Un ejemplo lo dan los chatbots de las páginas de Internet, que permiten atender a los clientes de la manera más rápida y eficiente, ahorrando costos.

Otro uso para las pymes es “la generación de modelos sencillos de predicción de la demanda, y que, según el comportamiento de la misma y el inventario actual, indiquen cual debería ser la configuración optima de pedidos en los siguientes meses para cumplir presupuesto” recuerda Cuervo.

Además, la AI es un tendencia que crece cada vez más, se estima que la Inteligencia Artificial Como un Servicio (AIaaS por sus siglas en inglés)  moverá, en 2023, más de 10.880 millones de dólares.

Ante el volumen de este mercado es conveniente que todas las empresas estén preparadas, eso sí sin mitos, para adoptar las nuevas tecnologías en sus procesos de negocios, después de todo esa es la esencia de la transformación digital.

Foto creada por xb100 – www.freepik.es

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *