El éxito de la política de inteligencia artificial en Colombia

Jorge A. Hernández    27 abril, 2022

Cuando se habla de políticas de inteligencia artificial (AI), los países que saltan a la cabeza son las grandes potencias como Estados Unidos y China, por solo mencionar dos, pero existen algunas naciones como Colombia que están figurando en dicho campo. ¿Por qué?

Recordemos que este país Suramericano de aproximadamente 50 millones de habitantes y con un PIB de $1.176,6 billones de pesos es considerado la tercera economía regional. Sin embargo, más allá de eso, sus políticas relacionadas con el uso de inteligencia artificial, en el gobierno, la han hecho destacarse.

Así lo pone de manifiesto el Center for AI and Digital Policy, también conocido como CAID, que en su estudio comparativo “Index-Country Ratings 2021 v. 2020” destacó al país cafetero con la ubicación 17 en el escalafón global de gobiernos.

Y no es el único estudio que destaca este fenómeno, según  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), Colombia es el país líder en la implementación de Inteligencia Artificial (IA) en el sector público de América Latina y El Caribe.

Otro estudio, el “AI Readiness Index 2021», de la Universidad de Oxford, destaca a Colombia con la posición 45, entre 160 países, clasificándola según el grado de preparación para utilizar la IA en la prestación de servicios públicos.

Potencial de la inteligencia artificial en gobiernos

Uno de los secretos tras estas distinciones es que Colombia fue el primer país de la región en gestionar una normativa para la implementación de herramientas en el sector público y privado.

Además, estableció marcos jurídicos y éticos para la toma de decisiones automatizada y la promoción de la imparcialidad en el sector gobierno. Algunos ejemplos concretos de esta política son el proyecto con inteligencia artificial de la Superintendencia de Industria y Comercio permitiendo acelerar el procesamiento de sus casos.

Se trataba de una mejora prioritaria pues se estima que el 43%  de los colombianos no acude al sistema judicial por considerarlo lento. Con este proyecto se optimizaría alrededor de 16.500 informes de sentencias por año. 

Otro ejemplo son las tutelas, la herramienta legal más usada en Colombia, pero su volumen es tal (más de 2.000 diarias) que hace humanamente imposible leerlas todas. Por ello se creó la plataforma de inteligencia artificial Pretoria.

Pero más allá de estos casos, tal vez el mayor logró en la política de inteligencia artificial de Colombia es que cuenta con metas específicas, en marcos de tiempo y objetivos claros. Es decir, hablamos de una política diseñada al mejor estilo empresarial con mecanismos de supervisión que permiten soñar que el gobierno colombiano aprovechará de la mejor forma, la tecnología que se viene.

Foto de Possessed Photography en Unsplash

Sin categoría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.