La inteligencia artificial y su impacto en los empleos

Jorge A. Hernández    10 agosto, 2020

La inteligencia artificial y su impacto en los empleos no deja de ser un tema espinoso. Para algunos es una gran amenaza que dejará sin sustento a miles, para otros es la punta de lanza de un nuevo modelo de vida que también generará otro tipo de trabajos. ¿Quién tiene la razón? …tal vez un poco de ambos.

A finales de mayo de 2020, Microsoft News anunció el despido de decenas de trabajadores de su portal para remplazarlos con programas (bots) de noticias inteligencia artificial (AI por sus siglas en inglés).

Dos semanas después, el portal fue noticia porque la AI no fue capaz de hacer una cosa aparentemente obvia, no fue capaz de diferenciar la raza de una cantante llamada Thirlwall a pesar de tener archivos fotográficos de la misma.

El suceso que, para muchos no pasa de ser una anécdota graciosa, ilustra una situación clara: los seres humanos son mucho mejores para unas labores que las máquinas, por más costosas y sofisticadas que sean.

Los computadores, en cambio, son buenos para labores que los humanos generalmente detestan o no son tan buenos, piense por ejemplo en cálculos gigantescos, labores repetitivas, detección de patrones. Cualidades como estas han hecho que el mercado de AI crezca tanto que se espera moverá más de 36.800 millones de dólares para 2025.

Los nuevos empleos

¿Cuántos ascensoristas ha visto últimamente?,¿lecheros? o ¿carteros? La tecnología genera cambios en los modelos productivos, no en vano la primera revolución industrial vino por el vapor y la industria textil. Por ello no le extrañe que el obrero de hoy sea el programador del mañana.

Pero al mismo tiempo las AI también demandarán nuevas necesidades de talento humano. Por ejemplo, el volumen de información generado por la Big Data hace necesarios a los científicos de datos, el inmenso poder  de cómputo requiere desarrolladores de algoritmos más que nunca.

Por cierto, los algoritmos son secuencias lógicas y finitas de pasos que permiten solucionar un problema o cumplir con un objetivo.

Pero tal vez lo más necesarios ahora sean los expertos en Machine Learning y Deep Learning, tendencias que permiten a las AI aprender por si mismas e imitar las redes neuronales.

Y si bien es cierto que las inteligencias artificiales irán desplazando algunos empleos el proceso no será de la noche a la mañana, se requerirá una curva de aprendizaje y habrá campos donde los humanos siempre brillarán con más fuerza.

Foto creada por freepik – www.freepik.es

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *