Rodríguez Zapatero: “Hay que usar la tecnología para mejorar el mundo”

Raúl Salgado    19 enero, 2021
Rodríguez Zapatero: El papel de la tecnología

Javier Rodríguez Zapatero, uno de los mayores expertos españoles en el mundo digital, analiza todo lo que hay que hacer para que España deje atrás el siglo XX y se convierta en una potencia del siglo XXI.

“La digitalización es una cuestión de vida o muerte. Es ahora o nunca”, asegura. Como no habrá más oportunidades como la que supone el reparto de los fondos europeos, Rodríguez Zapatero ha escrito “Por una España Digital” (Deusto), un libro que desde el optimismo refleja la angustia porque se acaba el tiempo.

A lo largo de 250 páginas, el autor traza la hoja de ruta que Estado y empresas han de seguir para saltar, con garantías, a la economía digital. Y no es un autor cualquiera. Presidente ejecutivo y cofundador de la escuela de negocios ISDI, entre 2008 y 2016 fue director general de Google España, Portugal y Oriente Medio, y desempeñó previamente varios cargos ejecutivos en Yahoo.

P.- ¿Qué debemos hacer para ser una economía digital?

Cambiar el modelo educativo para sacar partido a la revolución digital, en la que todo ocurre de manera distinta y en la que no estamos formando talento capaz de aprovecharlo.

La economía digital está basada en la capacidad de aumentar nuestra inteligencia para crear, innovar y desarrollar nuevas ideas. En eso los españoles somos buenos, pero debemos entender el entorno, lo que comienza en la educación primaria. Y basarnos en el talento.

Pero en España lo estamos desperdiciando, porque tenemos una educación pública incapaz de dar oportunidades al talento que sale a la luz. El talento no es de derechas ni de izquierdas, de ricos ni de pobres. Estamos ante una buena oportunidad de tener una educación pública radicalmente distinta.

Javier Rodríguez Zapatero

P.- ¿Cómo convertir España en un país digital?

Mi deseo es estar entre las grandes economías del mundo. Si hacemos los deberes, tenemos una oportunidad única e histórica. Si no lo creyera, no habría escrito el libro, me habría dedicado a quejarme, que es lo que hace la mayor parte de los españoles. Y, la verdad, me queda poca energía para quejarme. En el libro hago un diagnóstico, no una queja. Propongo soluciones.

La publicación de “Por una España Digital” estaba prevista para el mes de marzo. Pero la necesidad de reconstruir cuanto antes el país tras la pandemia llevó al autor a acelerar los plazos. Máxime teniendo en cuenta que casi el 33% de los fondos se destinarán a la digitalización de la economía. Y que si bien es cierto que los recursos podrían ser suficientes, lo importante es cómo ejecutarlos.

“Hay que invertir los 140.000 millones de euros para luego repartir riqueza. Si distribuimos la renta, luego repartiremos miseria”.

Rodríguez Zapatero considera que hay que invertir los fondos de manera inteligente y quirúrgica e insta a capacitar a las personas, para que puedan sacar el máximo provecho de sus negocios en el mundo digital. “La gente no sabe de Internet. Hay que enseñar”, remarca.

P.- ¿Cuál ha sido el impacto de la pandemia en la digitalización?

Nos hemos dado cuenta de que la digitalización ha salvado las relaciones sociales y está evitando a mucha gente caer en la locura absoluta. Las infraestructuras que hay en España lo han permitido, pero no es cierto que las compañías se han digitalizado en estos meses.

Empezar a usar Zoom o Teams, o trabajar desde casa no es digitalizarse. Se requiere un cambio cultural.

No obstante, la pandemia sí ha demostrado a muchos dirigentes que el trabajo que tendrían que haber hecho antes, ahora lo tendrán que realizar mucho más rápido, porque en el futuro no habrá cabida para empresas que quieran dar una vuelta atrás.

El ecommerce se ha incrementado en torno a un 70% en Amazon, algo sin precedentes. El consumo de medios online se ha cuadruplicado… Los negocios que más éxito tendrán serán los que sepan entender los dos mundos.

P.- ¿Cree que desaparecerán todas las barreras entre lo físico y lo digital?

“No sé en cuánto tiempo, pero en el futuro no habrá diferencias ni barreras entre ambos mundos”.

En su libro Rodríguez Zapatero defiende que el Estado debería ofrecer Internet de alta velocidad gratis a todos los españoles. Según él, es una posible solución con la que pretende provocar reflexiones. “Para aprovechar tecnologías del futuro, como la inteligencia artificial, la computación cuántica o el blockchain, necesitamos una red con más capacidad”.

“Existe un paralelismo con la inversión que se hizo en infraestructuras en los 90 y que logró que ahora tengamos la mejor red de autopistas y de alta velocidad de Europa, con su consecuente impacto en el crecimiento económico”.

P.- ¿Por qué un pacto para la España digital?

Porque entender el modelo es crucial para generar riqueza y empleo. España no puede perder más oportunidades. Lo más urgente es el Pacto por la Educación. No hay nada más importante para una sociedad a la hora de crecer que aprender más rápido que los países del entorno.

En este sentido, a Rodríguez Zapatero le abochorna la retahíla de leyes educativas elaboradas simple y llanamente con una visión cortoplacista y, quizás, distorsionada.

“Es imposible que no se puedan poner de acuerdo en el contenido de una ley que ayude a España a dar el salto a la siguiente fase. En lugar de hablar sobre este tema, la gente prefiere debatir sobre otros asuntos y nos estamos polarizando”, reflexiona.

P.- ¿Desde cuándo es usted una persona digital?

Soy un inmigrante digital al que siempre encantaron los ordenadores. El primero me lo compré con 12 años en Inglaterra y con él aprendí a programar. Ya en 1996 miraba Internet como algo que cambiaría y mejoraría el mundo.

P.- ¿No echa de menos algo del mundo físico?

Durante esta pandemia he echado de menos el contacto humano, la interacción, ver a mis padres… Pero por lo demás, no.

P.- Por último, ¿qué es lo más importante que aprendió en Google?

Que se puede construir una sociedad mejor con humildad y agilidad en el aprendizaje. Google está lleno de gente humilde con buenas intenciones. La tecnología no da miedo, puede ser amiga. Hay que usarla para mejorar el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *