Todo lo que debes saber sobre Libra, la criptomoneda de Facebook

Ángel María Herrera    16 julio, 2019
Libra, la criptomoneda de Facebook

Ha sido la noticia de estos días: a partir de 2020 se podrán hacer compras con la criptomoneda Libra, creada por Facebook, junto con empresas como Spotify, eBay, Paypal o Visa, entre otras. No obstante, Facebook ha anunciado hace unas horas que no ofrecerá esta divisa digital hasta solucionar por completo las dudas regulatorias y obtener todas las aprobaciones necesarias.

¿Qué es Libra?

Es una nueva divisa que podrás convertir en dinero real para hacer diferentes transacciones como transferencias, ingresos y compras en algunos establecimientos. 

Es una moneda digital que se basa en la tecnología blockchain, según informan desde Facebook, cuya principal ventaja es la eliminación de intermediarios, lo que reduce al mínimo los costes de envío de dinero. Digamos que trata de una bitcoin llevada al consumo diario.

Su fecha de lanzamiento está prevista para el año 2020, si el proyecto sigue adelante sin contratiempos. 

¿Cómo funciona Libra?

Con el lanzamiento de Libra, las empresas que conforman esta Asociación aportarán un valor inicial que quedará garantizado en un depósito, por lo que no se verá afectado por la devaluación de otras divisas. 

Libra será una divisa integrada en Facebook Messenger y WhatsApp, que se podrá usar para realizar diferentes transacciones. Los usuarios depositarán en su monedero el valor equivalente en su moneda nacional, similar a cualquier cambio de divisas. En un principio, el valor de una Facebook Libra será el de un dólar americano.

Los interesados deberán acudir a las casas de cambio disponibles para crear su propio monedero, con el que se podrán llevar a cabo todo tipo de transacciones económicas. Una moneda digital para hacer envíos de dinero, recibir pagos como retribución por servicios o hacer compras de productos en aquellos establecimientos que acepten esta moneda.

Los más de 2.300 millones de usuarios que tiene actualmente Facebook, da una rápida visión de lo que puede ser el impacto y la expansión mundial de esta criptomoneda.

Es una forma rápida y directa de acceder al mercado global, para todo tipo de consumidor, pues Libra se convierte en una moneda más que no tienes que llevar en el monedero físico, sino en uno virtual.

¿Quién está detrás de Libra?

Actualmente, son 29 empresas las que se han unido al consorcio de la creación de esta nueva criptomoneda.

Aunque es Facebook la empresa que abandera el proyecto y por ello llevará las riendas de su dirección, el propio Zuckerberg señala que todas las compañías afiliadas “tendrán los mismos compromisos, privilegios y obligaciones financieras”. 

Las empresas arriba mencionadas son las que forman actualmente el consorcio, aunque esperan conseguir un proyecto totalmente global y superar los 100 miembros activos, en la fecha planteada para su lanzamiento.

Se trata de un medio de pago que, de momento, se encuentra desregularizado, cuya gestión está en manos totalmente privada. 

¿Qué impacto tendrá en las pymes?

El primer beneficio que se vislumbra con Libra es la accesibilidad de transacciones económicas para todo el mundo, basta con tener una página personal en Facebook, ni siquiera cuenta en un banco. 

Todo apunta a que Libra puede convertirse en la forma de pago más utilizada en el mundo para adquirir todo tipo de productos y contratar diferentes servicios.

Hasta ahora las criptomonedas son algo que quedaba alejado del gran público, pero Libra parece que va a estar al alcance de todos, y las primeras pymes que consigan ofrecer productos y servicios cobrando con esta moneda, sin duda tendrán una ventaja competitiva.

Igualmente permite a cualquier autónomo de forma rápida y sencilla ofrecer sus servicios en la red en todo el mundo, sin problemas para cobrar.

Las transacciones internacionales adquieren un valor de inmediatez y bajo coste, al evitar o reducir al mínimo las comisiones, algo que para las empresas que se adapten a estas transacciones, les permitirá un acceso al mercado global de fácil uso.

Pero también aparece “la otra cara de la moneda”, nunca mejor dicho: la privacidad. 


¿Y la política de privacidad?

Según ha adelantado el propio Zuckerberg, Calibra (su plataforma de pagos o monedero creado para gestionar Libra) no compartirá información financiera de los clientes sin su consentimiento, exceptuando “casos limitados”, que estén dentro del marco de la ley y que sirvan para prevenir algún tipo de fraude o delito.

Aunque Facebook asegura que Calibra permite separar la información personal de la financiera, no hay que ser muy suspicaz para pensar que todos los datos que se manejen con la utilización de la red Libra, son más que un dulce caramelo para las empresas que han entrado a formar parte de la Libra Association.

Además, el acceso a Calibra no es anónimo, como ocurre en otras criptodivisas, sino que se necesita una identificación oficial por parte del usuario, lo que deja tambaleándose el escudo de privacidad que, como ya le ha sucedido a Facebook, puede generar ciertos problemas legales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *