Las Organizaciones Orientadas a Propósito dominarán la nueva normalidad

Ángel María Herrera    26 mayo, 2020
Empresas con propósito

En su momento hablé de un nuevo tipo de organizaciones que surgieron hace más de un lustro, y que Salim Ismail identificó como las ExO (Organizaciones Exponenciales). Dichas compañías se han abierto paso, dejando atrás a las startups de una forma rápida y evidente. 

Cuando hablé de las Organizaciones Exponenciales, recibí muchos comentarios que argumentaban que no todas las empresas tenían la capacidad de ser exponenciales. Y así es.

Las organizaciones pueden (y deben) aprovechar algunas de las herramientas, atributos y tecnologías que definen este nuevo modelo, pero no todas pueden (ni deben) crecer exponencialmente.

Todo es posible con un propósito

Pero lo que sí puedo asegurar es que la transformación a la que nos vemos empujados por la pandemia del coronavirus, nos lleva a dar un paso más. Todo el mundo habla de reinvención y de adaptación a la «nueva normalidad», pero se nos olvida añadir que eso será posible si tenemos un propósito claramente definido. 

Si bien no todas las organizaciones tienen la capacidad de ser una ExO, lo que sí pueden ser es una OOP (Organización Orientada a Propósito), porque además de ser las que mejor podrán reinventarse y adaptarse a los cambios, también serán las que consoliden la base hacia el éxito, como mencionaba en el artículo Cómo definir tu propósito y alcanzar todo tu potencial.

El reciente estudio “Purpose Business Case”, realizado por Rens ter Weijde, muestra de manera esquemática que el propósito es realmente rentable.

Ventajas de las Organizaciones Orientadas a Propósito

Los datos que recoge este estudio ponen de manifiesto que las organizaciones orientadas a propósito obtienen mayores ventajas respecto al resto, en aspectos como la productividad, innovación, engagement con la marca, gestión de riesgos o la rentabilidad a largo plazo.

Más resultados extraordinarios

Por ejemplo, en cuanto a la productividad, se ha demostrado que las compañías orientadas a propósito obtienen hasta 14 veces más resultados extraordinarios que las que no lo están.

Mayor productividad y calidad

Además, sus líderes y trabajadores son más productivos, ya que están inspirados y motivados por el mismo propósito que la empresa, y su integración, bienestar y satisfacción con la compañía se ven reflejados en su propia productividad.

Todo ello se pondrá de manifiesto en los productos y servicios que se ofrecen. Hasta un 81% de los ejecutivos muestran que la calidad de los servicios ofrecidos son mayores en las empresas con propósito.

Engagement

En cuanto al engagement, casi un 95% de las compañías orientadas a propósito señalan que la satisfacción de sus clientes es, además de elevada, muy sólida. 

Tener un propósito es también clave para que sirva de inspiración a los trabajadores, y se orienten a la mejora en innovación de productos y servicios. Casí un 90% de los ejecutivos así lo creen.

Rentabilidad mayor

Pero, además, las compañías con propósito también tienen una mayor rentabilidad a largo plazo. Por ejemplo, en un periodo de trece años, se estima que las compañías que tengan una visión de rentabilidad a largo plazo, y estén orientadas a propósito, pueden llegar a obtener hasta casi un 50% más de beneficio.

Es tal la importancia de este tema que la Harvard Business Review acaba de lanzar un especial titulado “Cómo liderar con propósito”. Así que, pregúntate: ¿Estás aprovechando esta oportunidad que nos ofrece la vida para definir tu propósito personal e individual?

Promoción banda ancha Telefónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *