Cloud computing se hace mayor de edad

Roberto García Esteban    1 junio, 2015
cloud en aplicaciones críticas de negocio

Una década después de la aparición de los primeros servicios cloud, prácticamente todos nosotros usamos alguno de ellos a diario… Todos estamos ya conectados a la nube. Podemos decir que con sólo diez años de vida, cloud computing o, al menos los servicios cloud para empresas, han alcanzado la mayoría de edad. Ésa es la conclusión que se desprende de un interesante estudio de la revista Harvard Business Review, que tuve la oportunidad de leer recientemente y que recogía los resultados de una encuesta entre responsables de tecnología y de negocios de 376 empresas de Norteamérica, Asia y Europa.

La primera generación de servicios en la nube para empresas la constituyeron aplicaciones de CRM, de gestión de Recursos Humanos, de almacenamiento y colaboración, de gestión de gastos… aplicaciones normalmente impulsadas por departamentos independientes dentro de las compañías, cuyos responsables buscaban soluciones rápidas a problemas de su día a día. Para ellos el proceso era muy sencillo: se trataba de tener claro lo que se quería obtener, encontrar al proveedor adecuado y acordar con él la cuota mensual que tenían que pagar por el servicio. Nada de largos y agotadores procesos de desarrollo interno, de costosas inversiones en equipamiento que defender ante la dirección, o de hardware y software que mantener. Es significativo el caso recogido en este estudio de un director de Marketing que declaraba haberse sentido como un niño con zapatos nuevos al saber que podía tener funcionando una aplicación cloud en cinco semanas cuando el departamento de TI de su empresa le había dado anteriormente un plazo de año y medio. El mensaje estaba claro: los proyectos de desarrollo e implantación llevados a cabo por los departamentos internos de TI de las empresas ralentizaban el negocio, y cloud era la manera que tenían los responsables de otras áreas de sortear y esquivar ese escollo.

Así que departamentos independientes de las empresas adquirían por libre las aplicaciones en la nube que necesitaban, sin contar con los responsables de Tecnologías de la Información que, en muchas ocasiones, expresaban reticencias al modelo cloud: dudaban de la fiabilidad del proveedor, pensaban en las limitaciones de ancho de banda corporativo para acceder a la nube, expresaban que no era sencillo conectar otros sistemas de la empresa con los servicios cloud de un proveedor externo y, por supuesto ,siempre surgía la preocupación por el tema de la seguridad de la información si se delegaba en un tercero.

La conclusión principal del informe de la Harvard Business Review es que en los últimos tiempos tanto los responsables de TI como los responsables de negocio de las empresas están igualmente implicados en la selección y compra de los servicios cloud. Este hecho supone un cambio muy importante: ya no se trata simplemente de que vaya a implicar un ahorro de tiempos y complejidad para una unidad de negocio determinada, sino que ahora los servicios cloud deben también soportar y formar parte de operaciones críticas en las empresas. En cierta manera, los servicios cloud están “democratizando” las TI, y se mezclan cada vez más los papeles de los departamentos TI y de negocio, de manera que tanto los unos como los otros trabajan juntos en la definición de requisitos y en la implantación de los servicios en la nube. Como indica uno de los responsables de TI entrevistados en el informe, el rol del departamento de Tecnologías de la Información de las empresas ha cambiado. Antes consistía en construir y mantener grandes sistemas, ahora se trata de comprarlos y configurarlos, en busca de la agilidad que contribuya a alcanzar los objetivos de negocio

La consecuencia final es que ya hay empresas que tienen establecidas políticas de “cloud first que priorizan las soluciones cloud frente a cualquier otra aproximación, incluso para tareas core del negocio. Las soluciones cloud han pasado de cubrir necesidades aisladas de la empresa que buscaban simplemente una solución rápida para una necesidad concreta, a formar parte de los procesos esenciales de las empresas con la involucración directa de los departamentos de TI,que se están convirtiendo en proveedores de servicios en la nube para otras líneas de negocio de la empresa. Ahora las soluciones cloud están presentes en los departamentos de formación, logística, compras, Recursos humanos, Finanzas, etc., hasta el punto de que se estima que en el año 2018 el mercado de servicios cloud tendrá un volumen de 79.000 millones de dólares.

Imagen:  Vitor Esteves

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *