Robots que escriben como periodistas: ¿realidad o ficción?

Mercedes Blanco    12 marzo, 2020
Periodistas robots

Puede que muchos de los artículos que ahora mismo estés leyendo no hayan sido escritos por periodistas, sino por robots. Este no, pero cada vez hay más portales y medios de comunicación que se nutren de contenidos generados por inteligencia artificial.

Es lo que se ha denominado Robot Journalism (periodismo automatizado) y va más allá de los bots de Twitter, esos programas que reaccionan ante determinados contenidos con un “Me gusta” o incluso redactando líneas para temas concretos, como ocurrió con la pasada campaña del Brexit.

Los grandes medios de comunicación ya tienen sus propios generadores de textos y han publicado contenidos creados por ellos. ¿Ejemplos?

The Guardian Australian publicó el año pasado su primer artículo automatizado escrito íntegramente por un programa llamado Reporter Mate, una biblioteca de Python para crear historias a partir de datos. Muchos lo calificaron como el “primer reportero robotizado” del mítico medio de comunicación.

Y ahora que ya sabes que existe, que se están publicando contenidos de esta manera, puede que te estés diciendo a ti mismo: ¡pero siempre serán fáciles de distinguir! Pues sal de tu convicción, porque no es más que eso, una convicción.

Los textos generados por programas, algoritmos o plataformas no son tan fáciles de identificar y para sorpresa de muchos cautivan más la atención que otros generados por personas.

¿Estamos ante una nueva manera de concebir el periodismo? ¿Cómo surge y en qué se basa esta nueva manera de crear contenidos? ¿Tenemos que alarmarnos? Esto es lo que voy a intentar explicar en este post.

IA y algoritmos, autores de noticias

Tendemos a ubicar la inteligencia artificial (IA) en el ámbito “tech” (tecnologías e innovaciones científicas), pero actualmente la inteligencia artificial está más presente en nuestra vida cotidiana de lo que podemos pensar. ¿Cuántas veces has dejado que Netflix eligiera la película que ibas a ver? Y esto es solo un ejemplo.

Los algoritmos han ido ocupando cada vez más parcelas y la escritura es una de ellas. Lo que parecía reservado al dominio de la creatividad humana está cediendo terreno al aprendizaje automático o por su término en inglés machine learning.

Y no solo en el ámbito del periodismo, también en el del marketing o la publicidad. Nutella, por ejemplo, utilizó algoritmos para que el diseño de sus botes fuera único y diferente en cada una de ellas.

En lo que se refiere al ámbito del periodismo, las agencias de noticias y los grandes medios de comunicación cuentan con sus propios programas de inteligencia artificial capaces de recopilar datos y transcribirlos de manera automatizada a noticias.

Cyborg es el programa de IA de la agencia Bloomberg, que publica noticias sobre los resultados económicos de cada trimestre de las diferentes compañías. ¡Solo quien ha trabajado en una redacción sabe lo tediosa que resulta esta tarea!

Como si de un periodista de negocios se tratara, el programa disecciona los informes económicos, extrae los principales datos y cifras y elabora una noticia. 

Ya en 2016, The Washington Post publicó 850 artículos basados en su programa de inteligencia artificial, Heliograf, fundamentalmente para la cobertura electoral de ese año.

En 2017, la noticia sobre la muerte del hermano del dictador coreano Kim Jong-Un en un aeropuerto de Malasya fue difundida en Japón 40 minutos antes que en el resto de las grandes cadenas por una pequeña agencia, JX Press Corp, sin apenas periodistas y sin delegaciones internacionales. ¿Cómo fue posible? A través de inteligencia artificial. De hecho, la agencia de noticias es una startup con más ingenieros que periodistas.

¿Cómo es posible que un robot escriba como nosotros?

Coberturas deportivas, finanzas, noticias sobre el tiempo y episodios climatológicos o sondeos y resultados electorales son algunas de las áreas que se están cubriendo con inteligencia artificial en periódicos y agencias de noticias. Se trata de algoritmos, predicción de datos y combinación de los mismos plasmados en noticias.

Si antaño eran los teletipos y los corresponsales los que cubrían las noticias de estas características, ahora son los algoritmos, que emplean datos estructurados sobre balances financieros o resultados deportivos para redactar noticias en unos cuantos minutos.

Incluso la agencia EFE tiene un acuerdo con la startup española Narrativa para generar contenidos automáticos basados en datos y producidos por inteligencia artificial y aprendizaje automático.

La convivencia en las redacciones entre robots y periodistas no tiene por qué ser tensa o conflictiva.

Para muchos, los robots liberan a los periodistas de las tareas más mecánicas y les dejan más tiempo para artículos de más valor. Para otros, la relación personas versus máquinas conlleva una gran amenaza, la de la automatización de los empleos y, por tanto, su desaparición.

Hasta ahora, las noticias creadas por la inteligencia artificial están basadas en datos, números y estadísticas, pero ¿podrán los algoritmos y la inteligencia artificial crear noticias más asociadas a habilidades cognitivas? ¿Leeremos columnas, crónicas o artículos de opinión automatizadas? De momento, parece que no, pero insisto, “de momento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *