7 errores en envíos de emails que pueden provocar bajas de suscriptores

Edith Gómez    2 diciembre, 2019
Errores en envío de emails

¿Cuántos de vosotros habéis cometido alguna vez errores en vuestras campañas de email marketing? Somos humanos y es inevitable que esto ocurra. Pero lo peor viene cuando esos errores son monumentales y pueden poner en riesgo la permanencia de tus suscriptores.

Dependiendo de la gravedad del error que hayas cometido en tu campaña de email marketing, podrían suceder varias cosas: acabar en una crisis de reputación, que algunos de tus suscriptores se den de baja o seguir como si no hubiera pasado nada.

Para prevenir bajas de tus suscriptores o caer en una crisis, a continuación relacionamos los errores más habituales y cómo ponerlos remedio para evitar una catástrofe.

Los errores más comunes

Cuando envías una newsletter a todos tus suscriptores, para informarles de algo o para promocionar un producto, si no la revisas con detenimiento, te arriesgas a cometer fallos, que pueden propagarse en cuestión de segundos.

Estos son los más frecuentes:

1. Enlaces rotos

Te recomiendo que antes de realizar tus envíos, compruebes que todos los enlaces que hayas utilizado funcionan.

Uno de esos enlaces que se te pueden escapar son los que llevan las llamadas a la acción (call to action). Y eso suele ser algo que molesta mucho a los usuarios.

2. Palabras “spam

Evita el uso de palabras como “gratis”, “oferta” o “descuento”, porque tus emails tendrán más probabilidades de caer en la bandeja de Correo no deseado o spam.

También debes huir del uso de mayúsculas o abusar de signos de exclamación o interrogación. ¡Harás desconfiar a tus suscriptores!

3. Errores ortográficos

Este tipo de error es el que más me frustraría si fuera suscriptora de una marca, por el simple hecho de que una falta de ortografía da una imagen muy negativa y dejada. Incluso me plantearía borrar el correo y darme de baja. ¿Tú no?

Es verdad que no tenemos tiempo de nada, nos ocupamos de mil historias en el trabajo y a la hora de ponernos a escribir un email masivo a nuestros suscriptores, lo hacemos con prisas. Pero esto no debe ser una excusa, ya que un error ortográfico podría influir negativamente en tu reputación, e incluso restar credibilidad a tu marca.

4. Visualización incorrecta

La mayoría de los usuarios leen los emails a través de sus móviles o dispositivos móviles. Por tanto, debes asegurarte al cien por cien de que el correo electrónico se visualiza correctamente en todos los dispositivos y correos electrónicos.

Si haces esta revisión previa al envío, te llevarás más de una sorpresa, sobre todo porque encontrarás imágenes pesadas, que no cargan.

5. Envíos con fecha equivocada o precio erróneo

¿Te imaginas programar tus envíos para San Valentín y que el usuario reciba el email demasiado tarde por un despiste?

Aunque manejes un software de email marketing para programar tus newsletters y otros envíos, no te confíes y comprueba varias veces que el correo está programado para la fecha deseada.

Otro error muy común y que molesta al usuario es el precio erróneo de alguno de tus productos en el email que has enviado. Para evitar un enfado aún mayor, pide disculpas y vuelve a enviar el correo electrónico corregido.

6. Envíos al segmento que no corresponde

Uno de los motivos principales por el que los suscriptores se dan de baja es la segmentación. Si no segmentas tu base de datos, tus emails llegarán a muchas personas a quienes no les interesa lo que estás contando.

Imagínate que tienes una tienda y vendes accesorios de animales. Y en la newsletter próxima que vas a enviar, vas a promocionar un nuevo collar de perro. ¿No deberías dirigirte únicamente a los consumidores que tienen como mascota un perro? No tiene sentido que envíes es email a aquellos que tienen gatos, pájaros, ardillas o ninguna mascota.

7. No poner visible el enlace de baja

Para muchos suscriptores es una odisea encontrar el enlace de baja. Normalmente se encuentran al final del email, en letra pequeña. Sin embargo, hay quienes no lo ponen o bien quieren aburrir al suscriptor con miles de pasos para que este se rinda y siga suscrito.

Pero con esto solo conseguirán:

  • Suscriptores de baja calidad, a quienes no interesa lo que vendes.
  • Que los envíen a la bandeja de correo no deseado y eso afectará a la reputación de envío de su dominio.

¿Cómo solucionar estos errores?

Lo mejor para prevenir cualquier error es la prevención. Para ello, ten en cuenta estas acciones:

Debes parar el envío de tus emails

Si ya has enviado tu email y te das cuenta de que has cometido un error, deberás tomar la decisión de seguir adelante o parar el envío al instante.

Todo dependerá de la relación de confianza que tengas con tus suscriptores. Si te llevas bien, una buena idea será analizar cómo reaccionan y a raíz de ahí enviar un nuevo email personalizado pidiendo disculpas. Muchos te lo agradecerán.

Reconoce públicamente que te has equivocado

Si has tomado la decisión de parar el envío de tus emails, y sientes que has metido la pata hasta el fondo, te quedarás más tranquilo si lo reconoces públicamente, a través de tus redes sociales.

Cuéntalo como una anécdota y con humor. Así los demás también lo verán de ese modo.

Imagen de Gerd Altmann

Comentarios

  1. I beliеve this is one of the most important info for
    me. And i’m glad readіng уour article. However want to commentаry on few general
    things, The web site style is perfect, the articles іs truly great :
    Ꭼxcellent process, cheers

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *