Decálogo para mejorar la empleabilidad

Raúl Salgado    21 junio, 2021
Cómo mejorar la empleabilidad

Vivimos el fin de una era que no llega a terminar y el comienzo de otra que no llega a iniciarse, pero que sin duda será más digital y automatizada. En ese futuro próximo se intensificará la “invasión” de los robots y las máquinas en empresas de todo tipo, y las personas tendremos que asumir unas reglas del juego distintas a las actuales, si queremos mejorar nuestra empleabilidad.

No solo tendremos que adaptarnos a situaciones cambiantes, sino que deberemos establecer vasos comunicantes entre los ámbitos educativo y laboral. Solo de ese modo se podrá salvar el desfase de competencias y cubrir los miles de puestos de trabajo que actualmente se quedan vacantes por falta de profesionales adecuados.

El documento prospectivo España 2050 pone como ejemplos de nuevas profesiones para las próximas décadas las de jardinero de Minecraft, entrenador de avatares o jugador profesional de e-sports.

Más allá de la curiosidad, es evidente que la tecnología y la robotización modelarán el mercado de trabajo, que algunos empleos desaparecerán y que la mayoría, quizás, aún no se hayan inventado.

Las empresas contratarán cada vez más tareas que personas, y los sueldos estarán más condicionados por los resultados obtenidos que por las horas trabajadas.  

Cómo mejorar la empleabilidad

El Club Excelencia en Gestión, asociación que genera y comparte conocimiento sobre la transformación de las empresas, organizó un «Diálogo de Futuro» en el que se puso de manifiesto el siguiente decálogo para mejorar la empleabilidad:

1. Fomentar la curiosidad

En un contexto VICA (Volátil, Incierto, Complejo, Ambiguo) como en el que estamos, es preciso fomentar la curiosidad desde los inicios de la educación reglada, en beneficio de la formación continua de los profesionales.

En este sentido, Loles Sala, directora de Talento y Cultura y directora de Human Age Institute de ManpowerGroup, remarca el término learnability. Y asegura que aunque haya personas que están esperando a que la situación actual mejore para tomar decisiones, vamos a tener un entorno VICA durante los próximos diez años.

“Es importante que sigamos provocándonos una curiosidad, una necesidad de seguir aprendiendo, para adaptarnos al contexto en el que nos encontremos, sea el momento que sea, para seguir siendo personas empleables”, apostilla.

2. Poner en valor las competencias soft y equilibrarlas con las hard

En otras palabras, desarrollar el conocimiento y fomentar el talento en sectores emergentes, como el de la salud, las nuevas tecnologías o la economía verde. Pero también trabajar el pensamiento crítico, la orientación de soluciones, la gestión de equipos, la toma de decisiones, el liderazgo, etc.

3. Aprender a desaprender y reaprender

Los continuos cambios pueden anular fórmulas válidas, por lo que cada día resulta más conveniente priorizar las nuevas tendencias y herramientas por encima de los conocimientos que dejen de ser útiles en el ámbito profesional.

En este punto, Nieves Segovia, presidenta de la Institución Educativa SEK y vicepresidenta del Club Excelencia en Gestión, afirma que para ser empleables, los jóvenes deben tener claro que después de hacer una carrera tendrán que adaptarse y reinventarse en función de las necesidades del mercado.

“Han de ser capaces de emprender, pero también de intraemprender, un concepto unido al cómo aprendo, me transformo y me adapto a las nuevas condiciones, ya sean laborales, profesionales, personales… o a una pandemia como la que hemos vivido en el último año”.

Pero antes, aclara Segovia, hay que intentar conducir sus vocaciones teniendo en cuenta sus intereses. “No debemos preguntarles ‘qué quieres estudiar’, sino ‘qué quieres cambiar’. Esto tiene que ver con su propósito personal, con la motivación que les genera la formación que van a recibir. Y siempre haciéndoles comprender que las tareas que pervivirán en el futuro son las que tienen una condición más humana y menos mecánica”, agrega.

4. Aligerar el currículum

Otro punto para mejorar la empleabilidad es hacer el CV más personal y flexible, no acumular contenidos irrelevantes para el desarrollo personal y profesional. Las empresas valoran más las competencias adquiridas a lo largo de la vida laboral y la adaptación a los cambios que la hiperespecialización.

5. Atender a los nuevos itinerarios de aprendizaje

Segovia afirma que los jóvenes desarrollan de forma inconsciente sus propios itinerarios de aprendizaje cuando se asoman a las redes desde un punto de vista lúdico y social.

“Hacen otros usos de la tecnología para aprender, por ejemplo, con tutoriales, blogs… Y lo hacen de una manera más natural y menos impuesta».

6. Crear vasos comunicantes entre el sector privado y el educativo

El objetivo de esos vasos comunicantes es que el talento se enfoque hacia las decenas de miles de puestos de trabajo que no se cubren.

7. Conseguir una Formación Profesional mejor valorada

Para ello, hay que tener en cuenta que mientras el paro juvenil ronda el 40%, entre los titulados de FP ese porcentaje desciende hasta el 7% aproximadamente.

8. Implantar medidas transversales para atraer el talento

Las empresas han de trabajar para transformarse desde el punto de vista digital, cultural y humanista, y ser atractivas para las nuevas generaciones.

En este marco, Sala indica que hace un par de años ManpowerGroup hizo un estudio a nivel mundial que revelaba que un 24% de los directores de RRHH tenían dificultades para acceder al talento que necesitaban. Un porcentaje que prácticamente se duplicó en apenas un año. “Estamos lidiando con un problema alarmante que crece de manera exponencial”, remarca.

9. No infravalorar el lado humano de la empresa

Hay que mostrar la cara más humana de la empresa. Con ello se mejorará la empleabilidad, se logrará el compromiso de los empleados y, por ende, aumentarán la productividad y la competitividad en un contexto marcado inexorablemente por la incertidumbre.

10. Reformular el modelo educativo

No solo hay que reformularlo, sino también dotarlo de flexibilidad y abrirlo al cambio, para acompañar a la sociedad en su proceso de transformación.

Ofertas de empleo de Telefónica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.