5 consejos inesperados para mejorar tu vida profesional en 2021

Alfonso Alcántara    7 enero, 2021
Hábitos en la vida profesional

La actriz Sandra Bullock recibió en 2010 el premio Razzie por la peor actuación del año por su papel en la película All About Steve, Loca obsesión en su título para España.

Este galardón, otorgado por la fundación Golden Raspberry Award, es más conocido como el anti-Oscar.

Bullock, ese mismo año, en esa misma semana, recibió también el Oscar a la mejor actriz por su intervención en The Blind Side, Un sueño posible.

De esta forma la actriz se convirtió en la primera persona en ganar el mismo año el Oscar y el anti-Oscar. Y fue a recoger ambos.

Las mismas habilidades y virtudes pueden conducir al éxito en unos casos y al fracaso en otros

Desde el punto de vista de la psicología, no debemos hablar de comportamientos buenos o malos, sino de comportamientos que son más funcionales en unos contextos que en otros, en proyectos, momentos y situaciones diferentes y con personas distintas.

Personas que son excelentes programadoras o especialistas en tecnología pueden naufragar en funciones de supervisión de equipos en una determinada organización y con un grupo determinado de personas. Pero esos mismos profesionales que fracasarían en el primer escenario, podrían convertirse en buenos gestores de personas en otras empresas con otras circunstancias y condiciones.

Talento también es saber dónde invertirlo

Tener talento significa disponer de una cualificación especializada, pero también saber elegir los guiones profesionales que podemos interpretar con solvencia y los escenarios en los que es más probable que tengamos éxito al hacerlo. Somos buenos profesionales solo para desempeñar determinados papeles y talento es saber escogerlos.

Sandra Bullock tal vez aceptó el primer papel sabiendo que no podría mostrar sus mejores habilidades para ganar el Oscar (pero sí quizás unos ingresos adecuados), y tal vez participó en la segunda película con otras expectativas más halagüeñas.

Compite donde puedas ganar. O al menos compite sabiendo cuáles son tus posibilidades de ganar. Y de ganar qué.

Tu Experto Tecnológico

Si te interesa recibir 5 consejos inesperados para impulsar tu carrera en 2021, puede ser buena idea seguir leyendo.

1. Elige un campo de juego donde puedas ganar

Los éxitos o logros son los motivadores naturales por excelencia.

En un momento dado, “creer en uno mismo” depende de que te hayan pasado y hayas conseguido suficientes cosas buenas en la vida y, muy especialmente, en el ámbito profesional al que dedicamos tanto tiempo y esfuerzo.

¿Quién no querría creer en sí mismo? Pero la autoestima nace con las competencias, relaciones y experiencias, y crece con los logros y afectos que vamos teniendo y dando.

Para conseguir los logros necesarios para alimentar nuestra motivación, tenemos que seleccionar con inteligencia los contextos profesionales donde tenemos más probabilidad de alcanzarlos en función de nuestros competencias y recursos.

Compites mejor donde te valoran o te necesitan más

Un profesional compite mejor en organizaciones, equipos y proyectos que potencian o ponen en valor sus virtudes y minimizan sus habilidades y características menos desarrolladas o menos apreciadas para los retos que se persiguen.

Las personas que obtienen más logros y satisfacción en entornos profesionales son las que saben reconocer cuáles son los “sitios correctos” o más propicios para poner en juego su talento, foco, dedicación y esfuerzo.  

Mantener una adecuada motivación y satisfacción profesional requiere obtener suficientes logros y avances en el desempeño cotidiano.

Las personas “seguras” y con “autoestima” empiezan a dudar y a quererse menos cuando la vida laboral y no laboral deja de sonreírles con la frecuencia necesaria. 

Debes elegir un campo de juego donde puedas ganar suficientes veces, en el que puedas organizar los contextos y los recursos para alcanzar tus objetivos con una probabilidad razonable.

Por otro lado, anticipar los posibles problemas, obstáculos y limitaciones sobre la carrera que implicaría trabajar en un escenario profesional concreto facilitará la prevención de fracasos, errores y frustraciones.

2. No veas vídeos

La vida es lo que pasa cuando ves vídeos en Youtube.

Vi un vídeo de 90 minutos sobre psicología de la venta. Luego hallé un artículo que incluye esos contenidos, más enlaces y referencias, que he tardado en leer nueve minutos, y que guardé en Evernote para su consulta. ¿La retórica del vídeo mató a la lectura inteligente?

Salvo excepciones, se elaboran vídeos retóricos y largos con ideas e información que encuentras organizada en artículos de texto breves, que además pueden ser archivados y consultados fácilmente.

Entiendo que para la mayoría es más cómodo visionar que leer y que las personas más jóvenes están instaladas en la cultura audiovisual y multimedia. Pero esta realidad no debe impedir reconocer la inefectividad del sobreuso del formato vídeo para la comunicación y la formación.

El vídeo es un gran consumidor de tiempo

En todo caso, más allá del formato de enseñanza-aprendizaje que se prefiera, lo importante es analizar la efectividad de cada medio para los objetivos que se persiguen y recordar que el vídeo es un gran consumidor de tiempo.

El aprendizaje se facilita con contenidos audiovisuales si se ajustan a criterios didácticos. Pero hacer buenos vídeos es caro y difícil. Se publican vídeos desorganizados, retóricos y extensos solo para ajustarse a la duración que pide Youtube para monetizarlos y posicionarlos.

Si hablamos de efectividad y aprendizaje, hay que encontrar razones concretas para elegir ver vídeos en lugar de leer o, incluso, de escuchar podcasts, aunque la mayor parte de estos también adolece de similares problemas.

Estas reflexiones sobre el consumo de vídeos se refieren a contextos profesionales y de formación, no a los ámbitos del entretenimiento o del uso no profesional.

El aprendizaje no debe ser usurpado por el mero entretenimiento.

3. No uses el móvil para trabajar

En el móvil consumes, en el ordenador produces. Para trabajar mejor, menos smartphone y más portátil.

Cuando veo en el tren a “ejecutivos” que están tecleando con el móvil un correo electrónico de 500 palabras, me pongo de los nervios.

El móvil puede agilizar las tareas urgentes y breves, como la revisión y respuesta rápida de mensajes. También puede ser adecuado usar un smartphone para el consumo de contenidos de texto, audio o vídeo que no requiera acciones de procesamiento de esos contenidos: tomar notas de manera ágil, descargar y editar los contenidos, etc.

En todo caso, un smartphone no es una buena elección para realizar actividades que exigen mucho más tiempo de dedicación y organización que con un portátil, debido por una parte a la ausencia del teclado físico y, por otra, a la imposibilidad de usar las aplicaciones, la versatilidad y la potencia que ofrece el ordenador.

Y hay que recordar que una tableta digital también puede reducir mucho la productividad profesional, más en la medida en que su uso se asemeje más al móvil.

¿El móvil o la tablet son “ideales” para la formación en vídeo?

Solo si no disponemos de ordenador.

“Formación” no es el mero consumo de contenidos en el sofá, la formación es procesamiento, organización, toma de notas, consulta ágil de datos y recursos…

Formarse es trabajar. Y se trabaja mejor con un ordenador

Además, desde un punto de vista psicológico, el sobreuso del móvil puede suponer una conducta de evitación y retraso para afrontar los objetivos y las tareas importantes.

Incluso en el caso de ocupaciones relacionadas con la gestión y publicación de contenidos en redes sociales, el uso del ordenador siempre es mucho más eficiente.

Obviamente, el móvil es una elección inevitable cuando se requieren sus utilidades específicas, como la grabación de vídeos en movilidad o la publicación en aplicaciones que lo exigen, como Instagram. Y, por supuesto, también es inevitable trabajar con el móvil cuando no se dispone de ordenador.

Estas reflexiones sobre productividad en el uso de dispositivos se dirigen al ámbito profesional. Pero también puede ser práctico analizar nuestro comportamiento de uso en la esfera personal, para valorar si estamos utilizando el móvil y la tableta de una forma saludable y efectiva para el estilo de vida que queremos.

Hay que diferenciar entre las elecciones no siempre conscientes basadas en la comodidad y en hábitos poco saludables o efectivos, y las elecciones conscientes que nos ayudan a avanzar hacia donde queremos.

4. Usa Twitter de forma profesional para sacarle partido profesional

Twitter es una red social que tiene dos utilidades profesionales importantes desde mi punto de vista: facilita un networking natural y permite seguir temáticas y profesionales de referencia de una manera muy fácil.

Pero más fácil sería poder recibir y leer en un solo sitio las publicaciones en Twitter de los profesionales y organizaciones que son relevantes para nuestros intereses.

Muchas cuentas de Twitter publican contenidos muy interesantes que nos gustaría poder recibir y consultar de una forma más fácil y centralizada en una sola “bandeja”, sin tener que dedicar tanto tiempo y esfuerzo en esa red.

Utiliza un lector de feeds

Hay una forma sencilla para obtener todas las publicaciones de cuentas o de temas Twitter sin necesidad de entrar en Twitter.

Por ejemplo, para leer todas las actualizaciones en un solo sitio de @TE_pymes, la cuenta de Telefónica Empresas Pymes; todos mis tuiteos como @yoriento sobre motivación en la empresa y desarrollo profesional; o las publicaciones que incluyan la palabra “equipos”.

Hace un tiempo cada cuenta de Twitter podía convertirse en un feed RSS, lo que significa que las publicaciones de esa cuenta podían leerse en un solo sitio, como si cada uno de sus tuiteos fuese un artículo de un blog, gracias a aplicaciones como la difunta Google Reader o la actual Feedly.

La web Nitter es un recurso para poder “suscribirse” a las cuentas y a los temas Twitter que te interesan para poder seguirlos y gestionar sus contenidos en lectores como Feedly de una forma centralizada.

Si quieres leer todos los tuits de un usuario o de un tema Twitter en la aplicación Feedly o cualquier otro lector RSS, solo tienes que acceder a la web de Nitter, introducir ese usuario o ese tema en la caja de búsqueda, hacer clic arriba, sobre el botón de RSS, y usar la url resultante para añadirla como una fuente de contenido a Feedly. Es más fácil hacerlo que contarlo.

5. En 2021 conviértete en tu propio psicólogo conductual

Eso de que te conviertas “en tu propio psicólogo” es una metáfora que solo puede emplear otro psicólogo como yo, una idea solo simbólica que no debes tomar de manera literal.

Si te parece bien, voy a trasladarte cuatro sugerencias conductuales sencillas que puedes aplicar para organizar y propiciar la mejora de tu desempeño y de tu motivación cotidianas. Vamos allá, “psicólogo”.

Prepara tu motivación con “operaciones facilitadoras”

Se trata de hacer hoy los preparativos que tu yo de mañana agradecerá, porque facilitará que haga lo que tenga que hacer y cumpla con los planes previstos.

Por ejemplo, la noche anterior puedes preparar fruta cortada para el desayuno. Si no lo haces así, será menos probable que desayunes sano.

También es buena idea realizar el día anterior las actividades preparatorias que faciliten ponerse manos a la obra con las tareas y proyectos del día siguiente. Por ejemplo, la ordenación y limpieza de los espacios de trabajo (si trabajas en casa), la asignación en agenda de esas tareas, etc.

Usa autoinstrucciones “motivacionales”

Puedes poner post-it a la vista en los lugares adecuados, con mensajes que incluyan instrucciones específicas y recordatorios de buenos hábitos y de procedimientos para ser más efectivo en tu desempeño.

Algunas de estos mensajes serían, por ejemplo, qué deberías estar haciendo ahora (para recordar prioridades), no te olvides de respirar, enfócate y termina lo que empiezas, una sola tarea a la vez, date un paseo cada 60 minutos, bebe agua…  

Motiva tu jornada siguiendo el principio de Premack

En cada una de tus jornadas de trabajo o ciclos de actividad (de mañana, tarde, etc.) acomete siempre primero las tareas menos motivadoras y asigna para el final la realización de las que te resulten más interesantes.

De esta forma te asegurarás de cumplir con tus obligaciones menos agradables e, incluso, de hacerlas un poco más gratas al ir seguidas por la “recompensa” de las actividades más motivadoras.

El psicólogo David Premack hipotetizó en 1965 que las actividades preferidas motivan o refuerzan la ejecución de las tareas “menos preferidas”, si el acceso a las primeras se hace contingente respecto a la ejecución de las segundas.

Por ejemplo, si la tarea de elaboración y envío de propuestas a potenciales clientes por correo electrónico es poco apetecible, deberías agendarla a primera hora de la mañana o en la primera parte de cada ciclo de trabajo. Y finalizar la jornada o el ciclo, por ejemplo, con la revisión, elaboración y publicación de contenidos en tus redes sociales, que será una tarea posiblemente más atractiva. Eso solo lo sabes tú.

Si inviertes el orden de desempeño de tareas y empiezas por las más estimulantes, esa estrategia aumenta la probabilidad de que no hagas las actividades menos alentadoras.

Los buenos hábitos siempre tienen recompensa

Al parecer, las mascarillas y otras medidas preventivas como el lavado frecuente y el mantenimiento de la distancia social reducen drásticamente la ocurrencia de enfermedades respiratorias y de gripe.

A mediados de diciembre de 2020 el Sistema de Vigilancia de Gripe en España (SVGE) no había detectado el virus en España, como sí lo hizo en años anteriores en las mismas fechas.

Veamos los casos de gripe detectados en los últimos años. Seguro que te sorprende el último dato:

La moraleja es evidente: ningún buen hábito cae en saco roto. Nunca sabemos para qué objetivo nos estamos entrenando. Lo importante es entrenar.

No luches contra tus malos hábitos, crea otros mejores para sustituirlos.

Os deseo mucha fuerza para este año. Un abrazo psicológico de cambio y de ánimo para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *