Pon un ‘brand lover’ en tu estrategia de marketing

Mercedes Blanco    14 diciembre, 2018
Brand lover

“Love is in the air…” ¿Quién no ha tarareado esta canción? El amor está en el aire, sí, y nuestra meta es lograr que todo ese amor aterrice y se centre en nuestro negocio, en nuestro proyecto. ¿Por qué? Pues, sencillamente, porque cautivar y seducir son los primeros pasos para convertir usuarios anónimos en futuros clientes. En marketing, a estas personas que tienen un vínculo emocional con las marcas, productos o servicios, una conexión especial con lo que cuentas se les llama brand lovers y hoy vamos a explicar por qué deberías tenerlos en cuenta y cómo aprender a identificarlos.

 

¿Qué es un brand lover?

Brand lover, embajadores de marca…, el término en inglés o en español describe a personas que no solo están “enamoradas” de un producto, sino que además hablan bien de él, lo promocionan de manera natural y lo recomiendan a través de sus redes sociales.

Quizá ayude más a entender el término si pensamos que hoy en día los procesos de compra comienzan con una búsqueda. Los usuarios buscan opiniones y recomendaciones de gente común, y aquí la palabra clave es común, es decir, gente como tú o como yo, que haya probado ese mismo producto o servicio del que están buscando más información. Y lo hacen a través de buscadores, pero también y fundamentalmente a través de las redes sociales.

Son usuarios que han nacido ya en la sociedad digitalizada en la que vivimos y que utilizan las redes sociales como herramienta de comunicación. Stories de Instagram, hashtags o ubicación son algunos de los métodos que emplean para encontrar esas recomendaciones.

Tampoco podemos olvidar la experiencia de usuario, ya que esa sensación que experimenta el usuario cuando prueba un producto es la que determina que se convierta o no en un brand lover. ¿Ejemplos? Tomarse un café puede ser la primera experiencia de la mañana para muchas personas y buscan que ese primer “buenos días” sea el comienzo de una jornada con buenas sensaciones. Si lo consiguen, establecerán un amor por ese café, por esa atención y por esa experiencia y lo publicitarán, porque quieren compartir ese amor con los demás. ❤❤

 

Brand lover, influencer… ¿es lo mismo?

No, no es lo mismo y no se deben confundir ambos términos. Todos sabemos qué es un influencer, una persona célebre en su respectiva área de actividad que cobra por hablar de una marca, un evento, producto o servicio. Aquí las empresas están interesadas en la comunidad de seguidores y la autoridad de estas celebrities para hacerse eco de sus productos, mientras que un brand lover es alguien que de manera voluntaria y natural promociona esos mismos productos. La principal diferencia es la relación que mantienen con la marca: o pagada o desinteresada.

 

¿Cómo identificar a un brand lover?

Al hablar de las marcas, casi de manera “inconsciente” los brand lovers ejercen de embajadores de las mismas, de ahí la importancia de saber, en primer lugar, identificarlos, y después integrarlos en tu estrategia de marketing.

Algunos consejos para localizar a tus brand lovers:

  • Hablan de tu empresa y/o recomiendan tus productos. El quid de la cuestión es saber escucharlos. Para ello, chequea las menciones, monitoriza tus hashtags, responde a sus comentarios en el blog, activa las alertas en los buscadores, etc. Es lo que se llama escucha activa. Herramientas para llevarlo a cabo hay muchas, aquí van unas cuántas: All Hashtag, Socialmetrix, Hootsuite, etc.
  • Tienen una gran comunidad, aunque quizá no en todas las redes sociales. Investiga, busca y analiza dónde son más fuertes. Sus miles o millones de seguidores funcionarán como una lanzadera para tus productos. La audiencia de los brand lovers será también tu audiencia. Estas herramientas pueden ayudarte a localizarlos: Buzzsumo, Heepsy, Audiense, etc.
  • Son agitadores, en el buen sentido de la palabra. Agitan la conversación, provocan comentarios, mantienen el pulso a las campañas, en definitiva, contribuyen a fortalecer tu reputación digital.

Una vez que ya los hemos identificado, el siguiente paso es integrarlos en nuestra estrategia de marketing. ¿Cómo?

  • Creando concursos, que los involucre, que los haga participar de tu marca y de tu producto. Estarán encantados. Un ejemplo es el de la marca automovilística Volkswagen México, que creó a través de su cuenta de Twitter (@Volkswagen_MX) un concurso donde animaba a sus brand lovers a compartir anécdotas relacionadas con sus coches. El objetivo era fomentar la conversación con sus clientes. El resultado: durante los cuatro meses que duró la campaña, la compañía recibió más de 200.000 historias relacionadas con momentos vividos en un Volkswagen.
  • Vinculando hashtags con eventos. El maridaje entre eventos y comunicación de productos siempre ha funcionado muy bien, y si además creas un hashtag asociado a ese evento, verás cómo tus brand lovers son los primeros que lo promocionan, convocando a su audiencia para tu evento de marketing.
  • Tejiendo historias que los involucre. Aquí el rey es el storytelling. Una buena historia puede seducirlos, embaucarlos, enamorarlos, “estar in love con la marca” y reclutar nuevos brand lovers. El último anuncio de Casa Tarradellas, “Mudanza”, ha alcanzado en Youtube casi los 6 millones de reproducciones, más de 200 comentarios y algunas frases memorables.

Hay más acciones para integrar a los brand lovers en tus estrategias de marketing, pero lo más importante, quizá, sea ofrecer experiencias reales que establezcan el vínculo emocional con los usuarios, de ese modo habrás generado un embajador de marca y, posiblemente, un nuevo cliente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *