Infografía: 9 errores web muy frecuentes y cómo solucionarlos

Alicia Díaz    21 mayo, 2018
errores web http

¿Quién no ha tecleado alguna vez una URL o enlace en la barra de direcciones de su navegador y ha recibido la siguiente respuesta: Error 404 Not Found? Se trata del código de error HTTP más frecuente y puede significar dos cosas: que hemos introducido mal el enlace o que la página ya no existe.

Los errores HTTP más “peligrosos” comienzan por 4 o por 5. Mientras los primeros son achacables al cliente, es decir, al usuario; los que empiezan por 5 son errores del servidor.

Si en nuestra web o blog enlazamos a páginas que dan como respuesta los errores 404, 500 o 503, debemos actuar cuanto antes, porque todos ellos perjudican seriamente nuestro posicionamiento SEO. ¿Por qué? Porque se trata de enlaces que no generan ninguna respuesta y, en consecuencia, los buscadores como Google, Yahoo o Bing no pueden rastrearlos correctamente. En términos aún más sencillos, el robot de Google (o de otro buscador) va “leyendo” tus páginas web y saltando de un enlace a otro. Si alguno de esos enlaces lleva a una página de error, la araña o robot se detiene y no sigue rastreando ni indexando tus páginas y, por tanto, no las posiciona. Lo mejor que podemos hacer ante esos tres errores es desvincular o eliminar esos enlaces de todas nuestras entradas, o también redireccionarlos a la URL adecuada.

¿Y cómo localizar este tipo de errores? Lo más efectivo es utilizar Google Search Console, ya que no solo los encuentra, sino que además ofrece la mejor solución para corregirlos.

En la siguiente infografía detallamos los 9 errores más frecuentes que podemos encontrar, qué significan y cómo podemos solucionarlos, si es que ello está en nuestra mano…

Errores web http y solución

 

 

Foto: Gustavo da Cunha Pimenta

Sin categoría

Comentarios

  1. El error 301 no está en esta infografía. Y creo que todo el mundo debe conocerlo, porque también es importante. Se trata de un error que indica el redireccionamiento de una URL a otra.
    ¡Muy útil el artículo, Alicia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *