La ciudad conectada y sus posibilidades de negocio

Ángel María Herrera    9 agosto, 2019
Ciudad conectada

Los que hemos conocido las cabinas telefónicas es posible que rápidamente evoquemos la imagen de Superman cambiándose de ropa en su interior. 

Pero en mi reciente viaje a Nueva York he podido comprobar que Clark Kent tendría que buscarse otro método para sacar la capa, porque las cabinas han sido sustituidas por puntos de acceso wifi gratuitos. Y, aunque son de alta velocidad, no creo que le permitieran cambiarse con suficiente discreción.

Al igual que ahora podemos considerar como parte imprescindible del mobiliario urbano una papelera o una farola, hoy en día es igual de importante un punto de acceso wifi o lugar donde poder cargar el móvil. Esto abre un mundo de posibilidades para los negocios locales.

La primera cabina de nueva generación se instaló, a modo de prueba, en el año 2012 y tardaron cuatro años más en convertir este servicio en un elemento más del mobiliario urbano de Nueva York. En la actualidad ya hay más de 1.700 puestos activos, y el plan es reemplazar los 7.500 puntos de teléfonos públicos en cinco condados.

Ciudad conectada: beneficios para los usuarios

Con un diseño sencillo y discreto, que ocupa mucho menos espacio de la acera que las antiguas cabinas, estos links proporcionan un completo servicio de comunicación, y además gratuito:

  • Conexión wifi.
  • Acceso a servicios, mapas y direcciones.
  • Llamadas a cualquier parte de EE.UU. desde el teclado táctil. Tienen  micrófono y conexión para auriculares.
  • Contacto directo con el teléfono de emergencias 911, a través de un botón rojo.
  • Puerto USB para conectar y recargar dispositivos móviles.

La gratuidad se sostiene por la publicidad que se ofrece a través de dos pantallas HD de 55”. Un nuevo medio publicitario que no solo permite al usuario disfrutar de este servicio completamente gratis, sino que también aporta a la ciudad más de medio billón de dólares en ingresos.

Posibilidades para los negocios locales

Adicionalmente, para los negocios locales una ciudad conectada ofrece posibilidades tan interesantes como:

  • Atraer turistas y, por tanto, más clientes para sus negocios, que a su vez podrán estar conectados, con lo que podrán acceder a más información local, ofertas, etc.
  • Nuevo soporte publicitario especializado, bien integrado con el entorno.
  • Negocios que requieran conectividad. Yo, por ejemplo, utilicé un servicio de alquiler de bicicletas gracias a este sistema, porque el roaming en Estados Unidos es muy caro y con estos puntos apenas tuve que usarlo.

En la actualidad un superhéroe en Nueva York tendría que salir a salvar el mundo cambiado de casa, pero podrá cargar su teléfono móvil, buscar la localización en la que se encuentra el villano y mandar un mensaje a su madre si va a llegar tarde a cenar.

Estoy seguro de que pronto habrá más ciudades en todo el mundo con puntos de conectividad como estos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *