Cómo detectar y solucionar el contenido duplicado de tu eCommerce

Edith Gómez    21 octubre, 2019
Contenido duplicado

Tienes una tienda online y llevas tiempo trabajando en su posicionamiento, ¡pero no hay forma!, tus páginas nunca aparecen en las primeras búsquedas de Google. Quizás Google haya considerado que tienes contenido duplicado.

Aunque creas que tienes todo bajo control, no es así. Ya puedes tener las mejores campañas de publicidad en Facebook o contar con un catálogo de productos impecable, que hay algo que puede seguir fallando. Y de ello vamos a hablar hoy en este post.

El contenido duplicado es uno de los problemas más comunes del SEO, pero incomprensiblemente es uno de los que más se descuida. Si te preocupa este problema, porque afecta a tu posicionamiento, sigue leyendo y descubre cómo detectarlo y solucionarlo.

Qué es el contenido duplicado

Cuando hablamos de contenido duplicado, nos referimos a textos copiados iguales o bastante similares de otras páginas, internas o externas; es decir, puede ser una página tuya o de otra web.

Aunque a simple vista no parezca algo grave, el inconveniente viene cuando Google se da cuenta de que es contenido duplicado. Y decide que tu contenido no es interesante ni de valor para los usuarios porque ya existe, y, por lo tanto, no muestra tu página en su buscador.

Consecuencias de tener contenido duplicado

Es muy probable que conscientemente hayas duplicado la descripción de algunos de tus productos sin saber las graves consecuencias que ello tiene. Y lo que un día te supuso un ahorro de tiempo, puede ahora convertirse en un problema.

Estos son los principales inconvenientes que puede acarrearte:

  • Afecta a tu posicionamiento SEO, ya que Google no mostrará tu contenido duplicado e incluso podría penalizarte.
  • No aportas valor a tus clientes y, por tanto, no te diferenciarás de tu competencia.
  • Generarás desconfianza por tu falta de creatividad y eso afectará a tu reputación y autoridad.
  • Problemas en la indexación.

¿Qué tipos de contenidos duplicados existen?

Ya sabemos que puede haber contenido duplicado interno (duplicas tu propio contenido) y externo (copias de otra web). Pero también hay otras formas de tener duplicidad en tus contenidos que están relacionadas con aspectos más técnicos.

Resumiendo, podemos encontrarnos con estos tipos de duplicidad:

  • Contenidos duplicado interno: puede ocurrir cuando copias en tu eCommerce las descripciones de productos de otras tiendas y cuando creas fichas repetidas (tienes productos similares, donde solo varían su color o tamaño).
  • Contenido duplicado externo: lo que se conoce como plagio, porque te haya gustado el contenido de otro. Y también es frecuente que se dé esta situación al importar productos de sitios como Amazon o Ebay.

¡Cuidado! Si vendes en Ebay y copias esas descripciones en tu eCommerce, ¿a quién crees que penalizará Google? Será a tu sitio debido a que Amazon tiene más popularidad.

  • Otros: estas cuestiones son las que más se te pueden escapar de las manos, al  deberse a cuestiones técnicas, como por ejemplo que el diseño responsive para tu versión móvil genere contenidos duplicados o que al traducir tus productos a otro idioma, pongas el mismo texto y genere problemas.

Herramientas para detectar contenido duplicado

Hay una serie de herramientas que te ayudan a detectar cualquier contenido duplicado de tu propia página:

  • Google Search Console: a través de “aspectos de búsqueda” y “mejoras en HTML”, puedes analizar las etiquetas de meta-titles y meta-descripciones duplicadas.
  • Google Analytics: en “comportamiento”, “contenido del sitio” y “páginas de destino”.
  • Herramientas SEO: como SemRush y Screaming Frog.
  • Tecleando en el buscador de Google <site: sitioweb.com + una keyword>.

También existen herramientas para detectar si otras webs te han plagiado como CopyScape y Plagiarisma.

Cinco soluciones para eliminar el contenido duplicado

Después de haber hecho un breve recorrido sobre cómo puede afectarte el contenido duplicado, qué tipos hay y cómo detectarlo, es hora de pensar en soluciones para eliminar ese contenido y crear uno original.

1. Inserta la etiqueta «rel=canonical» en el código de tu página

Cuando tienes productos con descripciones muy similares, el uso correcto de esta etiqueta indicará al buscador cuál es la versión original y la que tiene que indexar; con lo que evitará que Google considere duplicado ese contenido.

Eso sí, la etiqueta debe colocarse correctamente en el <head> del código de tu página. Si no tienes conocimientos sobre HTM, hay plugins que son muy útiles para este fin.

2. Redirección 301

A veces puedes encontrarte con dos URL indexadas que van al mismo sitio. Esto sucede, por ejemplo, cuando por error publicas un mismo post dos veces.

¿La solución? Conseguir una sola URL, redireccionando la URL duplicada hacia la original.

3. Indica al buscador qué URL indexar

Para asegurarte de que el buscador ha indexado la URL correcta, entra en Search Console e indícale a Google qué URL debe bloquear. Para ello, dirígete a “rastreo” y “parámetros de URL”.

Imagínate que en tu tienda online vendes un mismo producto con diferentes variantes (color y tamaño). Como la URL será la misma para todas sus variantes, para que Google no lo considere contenido duplicado, deberás elegir una de ellas para indicar a Google cuál indexar.

4. Sé creativo con las descripciones de tus productos

Aunque te lleve más tiempo, merece la pena ser más creativo con las descripciones y no copiar a nadie. Por tanto, crea fichas sin olvidar añadir las keywords adecuadas, fotos de calidad, valoraciones, utilizar un lenguaje adecuado para tu público objetivo y crear llamadas a la acción potentes.

5. Redacta meta-title y meta-descripciones diferentes para cada producto

El meta-title es la etiqueta de HTML que define el título de cada página. Es la frase que aparece en azul cuando hacemos una búsqueda en Google. Y la meta-descripción es la frase que aparece justo debajo.

Tanto una como otra deben ser diferentes en cada producto, para evitar el contenido duplicado; al igual que también deben ser diferentes el título y el meta-title.

Espero que este artículo te haya ayudado y hayas tomado conciencia de lo grave que es este problema SEO. ¿Estás ya preparado para solucionar el contenido duplicado que encuentres en tu tienda online?

Imagen: Ben Kerckx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *