¿Por qué no debes usar correos electrónicos “noreply” en tus campañas?

Edith Gómez    29 enero, 2020
Correos noreply

¿Cuántas veces te has encontrado en tu bandeja un correo electrónico con esta dirección: noreply@nombredeempresa.com?

Por desgracia, muchas marcas aún siguen utilizando esta dirección de envío en su estrategia de email marketing, con el único objetivo de transmitir sus mensajes (notificaciones, suscripciones, correos transaccionales, etc.) y no recibir respuestas.

Pero, ¿por qué crees que se considera una mala práctica utilizar este tipo de direcciones? ¿Qué características tiene un noreply? ¿Y qué alternativas existen a estas direcciones de no respuesta? Todas estas dudas las resolveré en este post.

¿Qué es una dirección “noreply”?

Una dirección de correo electrónico de no respuesta o noreply es aquella que sirve únicamente para enviar emails. Esto significa que el destinatario no puede responder a ese correo electrónico.

Se trata, por tanto, de una comunicación unidireccional, ya que el usuario o destinatario no tiene la opción de hacer una consulta, en caso de que lo necesite.

¿Por qué las empresas siguen utilizándolo?

A pesar de esta desventaja para el destinatario y de ir en contra de la tendencia actual (comunicación bidireccional), muchas marcas siguen utilizando esta dirección por un simple motivo: no dan abasto para atender todas las consultas de sus clientes a través del email.

Pero precisamente el email marketing no va de esto. Al contrario, su objetivo es generar un nivel de confianza alto entre marca y usuario, así como también un feedback y permitir que los suscriptores interactúen en sus mensajes o newsletters.

Por qué un “noreply” es perjudicial para tu marca

Estos son los principales motivos por los que no es recomendable utilizar un noreply cuando vayas a comunicarte con tus suscriptores:

  • Das una mala imagen: los usuarios percibirán que son tratados como robots y el no poder enviar un email para resolver su duda les generará frustración.
  • Pierdes la confianza de los usuarios, al no haber feedback.
  • Deterioras tu relación con los clientes: la falta de confianza y la inaccesibilidad trae consigo una relación más fría.
  • Más probabilidad de caer en la carpeta de spam: debido a la nula relación con tu cliente y a la falta de confianza, es más probable que el usuario lo marque como correo no deseado.

Por otro lado, en ocasiones el destinatario no se da cuenta de que se trata de un noreply y responde a ese email. ¿Y qué sucede? Al momento recibe una notificación de que su correo electrónico no se ha podido entregar.

De esta forma, los ISP (proveedores de servicios de Internet) y los filtros anti-spam detectan esta dirección y la envían a la carpeta de correos no deseados. Este es uno de los motivos por el que tu entregabilidad puede verse afectada.

Alternativas para reemplazar los “noreply

La mejor forma de romper ese muro con tus suscriptores y clientes es ofreciéndoles la oportunidad de responder a tus emails.

Gracias a una comunicación bidireccional conseguirás no solo acercarte a ellos, sino también conocer sus opiniones o percepciones para optimizar tu negocio y darles lo que de verdad necesitan.

Si al enviar una newsletter o una campaña recibes muchas respuestas, te recomiendo que no te agobies y mantengas la calma. Hay muchas formas de gestionar esos correos.

Dales una dirección de respuesta cercana y amigable

Los emails personalizados generan confianza a los suscriptores. Por eso, dependiendo de tu campaña, podrías elegir una dirección más descriptiva o personal.

Por ejemplo, si en tu newsletter estás promocionando un evento, tu dirección reply puede ser evento@nombredelaempresa.com. O si quieres transmitir más confianza, puedes añadir un nombre de persona antonio@nombredelaempresa.com

Utilizar el nombre de una persona real con un dominio propio permitirá pasar con más probabilidades los filtros anti-spam. Además de esto, el usuario se sentirá más cómodo si sabe que va a hablar con una persona y no con una máquina.

Ofrece al usuario un espacio para resolver sus dudas

En la parte inferior de tus newsletters o envío comercial aprovecha para señalar y dejar un espacio al que los usuarios puedan recurrir para las dudas que les vayan surgiendo.

Por ejemplo, muchas empresas utilizan chatbots para resolver las inquietudes de sus clientes. Pero recuerda que si no se lo comunicas, no sabrán que existe.

Así que deja constancia del recurso que utilices para resolver dudas en tu newsletter, ya sea un chatbot o el email personalizado de alguien de tu equipo. Solo así generarás interacción con el usuario, que es de lo que se trata.

Configura una dirección única para recibir las respuestas de estos mensajes comerciales

Si tienes una empresa pequeña, es probable que no dispongas de una dirección de soporte o atención al cliente. Pero te aconsejo que configures una dirección específica para recibir las respuestas a tus correos.

En este caso, tener una dirección de soporte@nombredetuempresa.com podría ayudarte en la gestión y llevar todas las dudas de tus clientes al día.

Añade enlaces y recursos de ayuda

Otra opción para que tus usuarios no invadan tu bandeja de correo es dejar visible en tu newsletter las posibilidades de ayuda que ofreces.

Es decir, puedes añadir un enlace a tu página de preguntas frecuentes (FAQ), con el fin de responder a las dudas más comunes de los usuarios.  O en caso de tratarse de un email transaccional, relacionado con algún pedido, puede serte de utilidad incluir un enlace a la página de seguimiento de ese pedido.

De esta forma, no tendrás que responder a cientos de correos electrónicos y, por otro lado, mejorarás la experiencia del cliente, al proporcionarle lo que necesita de forma instantánea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *