Redirección 301: cuándo aplicarla para que tu web no se desposicione

Edith Gómez    17 septiembre, 2020
¿Cómo hacer una redirección 301?

Tener un sitio web que funcione, ya sea un blog, una tienda online o una página para presentar tus servicios, implica el mantenimiento y la resolución de los problemas técnicos que vayan surgiendo.

Uno de los errores más comunes que puedes encontrarte es el 404, que puede ser un enlace roto, defectuoso o que ya no existe y no se puede navegar por él. ¿Y cómo solucionarlo? Una de las formas más habituales es la redirección permanente 301.

Seguramente hayas oído hablar de este redireccionamiento, pero no tienes ni idea de qué pasos seguir para hacer uno y en qué te beneficia esta acción.

¿Qué es una redirección 301?

La redirección 301 es un comando que informa al robot de Google y a los usuarios de que se ha movido una página. De esta forma, Google elimina de su índice la URL antigua, de tal modo que en los resultados orgánicos aparece, en su lugar, la nueva URL con el mismo valor y posicionamiento que la antigua.

Pongamos el caso de que una URL que ha sido indexada en Google ha dejado de funcionar. Para evitar que el usuario se encuentre con un error 404, se hace la redirección 301, a una página similar, para satisfacer las necesidades del lector y evitar dejarle sin respuestas.

El error 404 es algo que debes solucionar cuanto antes, ya que Google penaliza a los sitios web con estos problemas, porque ofrecen una mala experiencia al usuario.

Ventajas de la redirección 301

Es necesario realizar una redirección 301 cuando:

  • Cambias tu sitio web a un nuevo dominio.
  • Creas landing pages temporales que dejan de ser útiles o de funcionar.
  • Tus contenidos necesitan actualizarse, porque se han quedado obsoletos.
  • Tienes que modificar la URL de un contenido para que sea más seo-friendly.
  • Tienes un ecommerce y uno de tus productos ya ha caducado y está descatalogado.
  • Para evitar canibalizaciones (páginas que compiten por la misma palabra clave).
  • Vas a eliminar una página que ha recibido muchos enlaces o ha tenido mucho movimiento por redes (deberías aprovechar y transmitir esa autoridad conseguida a otro contenido o categoría). 

Además de ofrecer una buena experiencia al usuario, al hacer estas redirecciones conseguimos no perder visitas.

Todas las visitas que lleguen por la URL antigua se redirigirán a la nueva sin perder nada de tráfico; al mismo tiempo, preservarás la fuerza  y autoridad del antiguo enlace a la nueva URL.

Formas de hacer una redirección 301

Existen varias formas de hacer un redireccionamiento 301. La forma más limpia es mediante el archivo .htaccess, que está en el directorio de tu sitio web de WordPress. Pero si no quieres complicarte demasiado, existe una forma para hacerlo de forma fácil, a través de un plugin de WordPress.

Uno de los plugins más usados y prácticos es Redirection, totalmente gratis, con el que puedes gestionar tus redirecciones 301 y mantener un registro de todos los errores 404 de tu sitio web.

Crea una redirección 301 con el plugin Redirection

Si no lo tienes instalado, en primer lugar, tienes que dirigirte al menú de WordPress, en la opción “Plugins”. Haz clic en añadir uno nuevo y escribe en la barra de búsqueda “Redirection”. Presiona en el botón de “instalar ahora” y, después, actívalo.

Una vez que el plugin ya esté activado, dirígete de nuevo al menú de Herramientas > Redirection. Al hacer clic, te llevará al panel del plugin Redirection, donde aparecerán todas las redirecciones que realices a partir de ese momento.

Para hacer tu primera redirección 301 con el plugin Redirection, tan solo debes hacer clic en “Añadir nueva” y se desplegarán diversos parámetros que tienes que cumplimentar. Estos son los más importantes:

  • URL de origen: aquí debes introducir el slug de la URL antigua que quieres redireccionar. La URL Slug es el texto que va después del nombre de tu dominio y forma parte de la dirección que conduce hacia tu contenido. En el caso de este post que estás leyendo, la URL Slug es: como-hacer-redireccion-301 (el dominio es: https://empresas.blogthinkbig.com/)
  • URL de destino: aquí debes escribir la URL a la que quieres redirigir el contenido antiguo. Siguiendo con el ejemplo sería: https://empresas.blogthinkbig.com/nueva URL slug.

Otras alternativas de plugins

Además del plugin Redirection, hay otros igual de efectivos y fáciles de usar, Prácticamente, funcionan igual que el anterior, indicando la URL antigua y la nueva.

Entre los más destacados se encuentran SEO Redirection, Simple 301 Redirects o Quick Page/Post Redirect. Todos ellos son gratuitos y con una puntuación superior a 4 (sobre 5) y con miles de descargas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *