¿Están apoyando los vecinos a las tiendas de barrio? Los comerciantes responden

Raúl Alonso    29 julio, 2020
Las tiendas de barrio

Manuel Martínez, propietario de la floristería Baccara, que vende su exuberante mercancía en el madrileño paseo de las Delicias, recuerda que durante el confinamiento los clientes le preguntaban desde la distancia: “¿Cuándo vais a abrir?, os necesitamos”. Pero la duda es si ese apoyo vecinal dado al comercio de barrio durante el confinamiento se ha convertido en ventas.

Según la Confederación Española de Comercio (CEC), el 20% de los comercios cerrará de aquí a diciembre. Pero esta estimación no doblega la férrea voluntad de supervivencia que siempre acompañó al comerciante de raza.

Así lo demuestra Mari Paz, de la librería De Cuento: “Soy una persona optimista y estoy feliz de tener la oportunidad de intentarlo. Después de ver en casa cómo se acumulaban los gastos, espero que lo peor haya pasado, pero cuando abres y recibes el apoyo del barrio, te animas a intentar cosas nuevas”.

¿Apoya el vecino al pequeño comercio?

Salimos en busca de respuesta por Arganzuela, un distrito de 152.000 habitantes dentro del perímetro de la M-·30 madrileña, que en su parte noreste, donde se centra este reportaje, limita con los barrios más céntricos de la capital, lo que extiende el potencial comercial de algunos de sus negocios.

Habla el florista

Es el caso de Baccara Floristas, que desde 1982 exhibe con abundancia su floral mercancía. “Cerramos con la declaración del estado de alarma y nos pilló con la tienda llena de producto, que se vendía o se tiraba”, explica Manuel Martínez.

Pero la decisión fue cerrar, acogerse a un ERTE (trabajan nueve personas) y atender solo los pedidos de Interflora y alguno puntual: “Desperdiciamos mucho, pero en ese momento la prioridad era otra”.

Finalmente Baccara reabrió el 18 de mayo incorporando progresivamente a todos los empleados: “Las primeras semanas tuvimos un boom de ventas, la gente quería ver bonitos sus balcones, pero luego se ha ido recuperando la normalidad”. Este análisis le permite ver el futuro con optimismo: “Todas las generaciones tienen su gran catástrofe y esta ha sido la nuestra, pero se sale”.

Los libreros responden

Cruzamos la puerta de De Cuento, una librería especializada en público infantil y juvenil, si bien bajo pedido surte de lectura adulta al barrio desde hace una década. Regentada por tres atentos hermanos, Mari Paz, Eduardo y Carlos Harguindey, es un punto de referencia cultural para los vecinos.

“Tras el cierre, a principios de mayo abrimos con cita previa”, explica Mari Paz: “Pusimos una mesa frente a la puerta de entrada y entregábamos los encargos que nos habían hecho vía web, teléfono o Whatsapp. Los primeros días los clientes nos felicitaban, porque tenían muchas ganas de leer”.

Librería De Cuento

Pero las semanas de cierre no nos han puesto las cosas fáciles. Razón por la que los hermanos Harguindey “se apuntan a todo”, lo que incluye los programas de compra de bibliotecas públicas o la Feria del Libro: “Es importante que se celebre, porque supone una parte importante de las ventas del año”.

Habla el panadero-pastelero

También ubicada en Santa María de la Cabeza, Luis Pedraza abrió Granola en 2017, una panadería-pastelería con servicio de cafetería, que mira de reojo a la concurrida plaza de Atocha (como los madrileños conocen la plaza del Emperador Carlos V).

Este negocio permaneció abierto durante todo el confinamiento, lo que mereció mensajes de ánimo de sus vecinos. “Nos daban la enhorabuena y se preocupaban por nosotros”, explica Luis.

Dicho apoyo que no ha impedido que sus ventas hayan caído no menos del 50%. “Creo que más allá de los afectos recibidos, el problema económico limita la compra de mucha gente que antes llevaba otros productos junto al pan, y ahora no”.

La respuesta del taller de reparación de consolas

Hospital de Consolas es un negocio destino para todo Madrid, incluso España, por su servicio especializado en la reparación de consolas de videojuego. Al ser un negocio de reparación considerado esencial solo bajó la persiana durante las tres primeras semanas, las que más conmocionaron al país.

“A la cuarta semana abrimos, pero la gente no acudía al negocio”, explica Jaime Bueno, uno de los dos hermanos al frente, antes de afirmar que “en los doce años abiertos, nunca habíamos tenido tanto trabajo”.

La lógica es aplastante, el largo confinamiento tuvo en la consola el alivio de muchas familias, y a más horas de juego, más averías, y más mensajeros hacia la reparación.

Sin embargo, los hermanos Bueno tuvieron que hacer frente a otro imprevisto, la rotura del stock de las piezas y recambios: “Ya lo habíamos visto desde el inicial problema en China, pero había poco que hacer, cuando llegó el pico de averías, no teníamos suministro”.

¿Qué hace el comercio para atraer clientes?

Todos los consultados reconocen que semana a semana se va retomando la normalidad, pero saben que la posibilidad de que se trunque depende de cómo evolucione la pandemia.

En este ínterin se van tomando posiciones para acercarse a la nueva demanda, si bien cada negocio responde en función de sus necesidades:

Multicanalidad

“No ha habido otra opción: o tecnología o cero ventas”. Con esta vehemencia recuerda Manuel lo importante que para su floristería ha sido tener abiertos canales de venta alternativos, como el telefónico o la web.

Además de estos, en la librería infantil se pone mucho énfasis en el uso de Whatsapp: “Ahora se vende más por encargo, porque se visita menos la librería”.

Entrega a domicilio

Acercar el producto a casa del cliente ha sido una estrategia común a todos los negocios. En el caso de Granola, el delivery se ha atendido por varias de las conocidas plataformas e incluso, recientemente, con ciclistas o motociclistas autónomos.

Optimización de procesos

En junio cerca del 50% de las ventas de De Cuento llegaron por vía online o telefónica, lo que ha obligado a organizar la logística de almacenaje de pedidos y entrega de forma más eficiente.

Ante la avalancha de trabajo, también hay acciones de optimización en Hospital de Consolas, para acelerar los tiempos de reparaciones: “Hay que vender inmediatez, porque el cliente no quiere esperar”. 

Ampliación de los medios de pago

Aunque el efectivo vuelve poco a poco, los pagos electrónicos se han reforzado, incorporando nuevos modelos, posición en la que Bizoom destaca.

Más marketing online

En esta área el alumno aventajado es Hospital de Consolas. Incluso se llega a vincular la longevidad al buen posicionamiento SEO –su web no deja de crecer en contenido práctico para el usuario– y las campañas SEM que constantemente realizan: “Gracias a ello, hemos continuado durante estos años mientras otros negocios que nacieron con nosotros iban cerrando”.

Desde Granola también se trabajan las ventas en redes sociales como Instagram y Facebook: “Hemos hecho promociones semanales como eliminar los costes de envío o aplicar descuentos”, explica Luis, empeñado en dar la batalla. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *