Facebook Ads y píxel de seguimiento, hazlo tú mismo

Mercedes Blanco    21 febrero, 2018
Facebook Ads y píxel de seguimiento

Este no es otro post sobre cómo puede ayudarte Facebook Ads a captar clientes. Seguramente, haya cientos en la red. Este es un post sobre cómo utilizar Facebook Ads y comenzar a diseñar anuncios y campañas en dicha red social, sobre cómo empezar a usar el píxel de Facebook y cómo integrarlo en tu web para comenzar a ver resultados.

Facebook terminó el pasado año y comenzó el presente con bastantes novedades. Una de ellas es que se combinaba el Administrador de Anuncios y el Power Editor en una sola herramienta más potente para anunciantes y para todos aquellos que quieran comenzar a trabajar con públicos segmentados.  Si eres de los que oyes por primera vez estos términos, en este artículo descubrirás de qué va todo esto.

Facebook nos ofrece tres posibilidades para crear campañas y anuncios:

  • Desde el Administrador de Anuncios.
  • Desde el Power Editor.
  • Desde Business Manager.

 

Administrador de anuncios

Si no tienes una gran agencia de medios, ni trabajas administrando la cuenta publicitaria de otras empresas, tus campañas las crearás desde el Administrador de Anuncios. Tiene esta apariencia y se accede desde tu perfil, en crear Anuncio o Publicidad en Facebook, o bien desde el enlace de Facebook para empresas. En ambos casos accederás a esta pantalla:

Facebook Ads

Una vez aquí, el siguiente paso es elegir un objetivo de marketing para tu campaña.  Facebook los agrupa en tres grandes bloques:

  • Aumentar interacciones.
  • Aumentar la notoriedad.
  • Impulsar tus conversiones.

 

Si entras en cada uno de ellos, verás que las alternativas se multiplican y van desde el reconocimiento y notoriedad de marca, hasta dirigir más personas hacia tu web, interacción dentro de tu página de Facebook, conseguir potenciales clientes y así hasta trece tipos diferentes. Si tienes una pyme o tu propio proyecto profesional y estás intentando llegar a clientes potenciales, los objetivos más interesantes son:

  1. Generación de clientes potenciales. Te permiten conocer mejor a tu público, ya que te dan más información sobre las personas interesadas en tu negocio.
  2. Mensajes. Te permiten establecer una conversación con tu cliente, puesto que puedes resolver dudas durante el proceso de compra o bien ofrecer ayuda a través de chats online sobre los servicios que ofreces.
  3. Conversiones. Son los que te permiten interactuar con tus potenciales clientes en tu web y seguirles la pista mediante píxeles de conversión.

 

Píxeles, ¿qué son y cuándo utilizarlos?

Los píxeles de Facebook son fragmentos de código que permiten realizar un seguimiento de lo que quieres que hagan los usuarios en tu web, en otras palabras, medir la eficacia de tus conversiones y, por tanto, de tus campañas en Facebook. El pixel tiene dos partes, una el código y, otra, el evento.  Con el primero, se introduce el código para que Facebook haga el seguimiento, y con el segundo, se le dice a Facebook qué es lo que tiene que analizar y rastrear para comprobar la conversión. Primero, debes crearlos y luego añadirlos a tu página web.

Ve a la pestaña Píxel de Facebook, en Administrador de Anuncios y marca la opción “Crear un píxel”.  Solo puedes tener un pixel por cuenta publicitaria, por eso desde la plataforma te recomiendan que le pongas un nombre que se identifique con tu empresa o proyecto, aunque luego se pueda cambiar en cualquier momento. Una vez creado, Facebook te otorga un identificador -una serie de números que se corresponden con tu cuenta publicitaria – y te pide que lo configures.

Es decir, que instales tu código en tu web y para esto te da varias opciones:

  • Usar administrador de etiquetas como puede ser Google Tag Manager, WooCommerce, Magento, etc.
  • Instalar el código tú mismo de forma manual.
  • Enviar las instrucciones a tu desarrollador web por correo electrónico.

Siempre que tengas acceso al código de tu web, puedes optar por instalarlo tú mismo. Es bastante sencillo,  tan solo tienes que seguir las instrucciones que te ofrece la propia plataforma.

píxel de Facebook Ads

Eventos estándar, dando más información a Facebook

El píxel estará finalizado cuando añadas un evento. Un evento es una acción que se produce en tu sitio web y de la que se puede realizar un seguimiento, como cuando alguien hace clic en un botón, visita una página o añade un producto en el carrito. Con el píxel de Facebook puedes identificar los eventos que son importantes para tu negocio e incluirlos en categorías que reflejen la acción de un visitante.

codigo pixel Facebook

 

Facebook ofrece la opción de configurar nueve eventos estándar. Todos comienzan con la secuencia fbq(‘track’, y luego el código del evento que hayas seleccionado. Imagina que quieres hacer un seguimiento de cuándo alguien muestra interés por los servicios o productos de tu oferta. En ese caso, elegirías “Generar cliente potencial” y el código del evento sería fbq(‘track’, ‘Lead’);

Lo interesante es que introduzcas el ciclo completo del embudo de ventas para registrar todas las acciones relevantes. Siguiendo con el ejemplo, si quisieras saber cuánta gente muestra interés en un servicio a través de envíos de formulario, tendrías que añadir dos eventos a tu píxel de Facebook, por un lado, clientes potenciales y, por otro, completar registro.

El primero lo añadirías a la página donde tengas el formulario de inscripción y el segundo en la página de agradecimiento (gracias), una vez completado el formulario.

 

Públicos personalizados, la segmentación a medida

Lo más interesante que ofrece la plataforma de Facebook es la posibilidad de generar públicos personalizados, lo que en la práctica quiere decir públicos ultrasegmentados a los que realmente les interesa la oferta de servicios que están mostrando tus anuncios.

Puedes crear públicos personalizados en función de:

  • Personas que hayan visitado páginas web específicas de tu sitio durante un lapso de tiempo que tú determinas, introduciendo la URL concreta.
  • Todos los visitantes de tu web.
  • Visitantes por tiempo dedicado a determinadas páginas web.

Con ello, te aseguras la visibilidad de los anuncios a las personas que realmente sí que están interesadas en los servicios y/o productos que ofreces y, en consecuencia, convertir el interés en potencial venta.

Una vez que tengas definido el objetivo, el público, las conversiones – si quieres realizar un seguimiento a las acciones en tu web – ya sólo quedaría crear tus campañas y anuncios, asignándolas un presupuesto. Y para eso sólo existe una manera de aprender: ¡haciéndolas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *