14.000 millones de euros para las pymes europeas

Marta Muñoz Fernández    26 julio, 2013

Las pymes son un elemento clave en el futuro y sostenibilidad de los sistemas económicos de los países de la Unión Europea (UE). Y la innovación es uno de los elementos clave del sostenimiento y competitividad a largo plazo de las pymes.  Innovación y pymes han de ir de la mano en la carrera hacia una Europa más competitiva y es aquí donde la Comisión Europea está trabajando para potenciar a toda costa la participación de las pequeñas y medianas empresas en el Programa Horizon 2020. Se trata del nuevo Programa de Investigación y Desarrollo que se pondrá en marcha a partir del año 2014 y que sustituye al VII Programa Marco, el tradicional programa de financiación de proyectos de Investigación  y Desarrollo mediante el que la Unión Europea apoya a los sistemas de ciencia e innovación de los países miembros.

Horizon 2020 (H2020) se ha presentado con varias novedades al respecto de sus predecesores, y una de las principales es que materializa el compromiso político que la Comisión ha adquirido con respecto al apoyo a las pymes europeas en un marco financiero muy determinado y específico:  a través de la puesta en marcha de un instrumento dirigido exclusivamente a financiar la innovación de las pequeñas y medianas empresas radicadas en alguno de los países de la UE, entre los que se encuentra España naturalmente.

Todo el marco financiero del H2020 está dividido en tres pilares: una parte más científica, otra más industrial y otra más transversal, a través de los “retos sociales” que se han establecido en cada uno de los subprogramas de que consta. Del total de fondos disponibles en estos tres pilares, por primera vez el 20% estará destinado a las pymes. Y para tratar aún más de alcanzar este objetivo, se ha creado un instrumento de apoyo específico que contempla un 7% directo de este 20% de financiación. La Comisión Europea enfatiza y dará prioridad a aquellas pymes que resuelvan los planes de negocio de las ideas desarrolladas y las premiará. Por primera vez  se respira en todas las actuaciones de la Unión Europea de I+D un espíritu ciertamente orientado a reducir distancias entre la ciencia eminentemente teórica y el sector privado, incluso disminuyendo también los trámites burocráticos y haciendo énfasis en las fases más cercanas al mercado de los proyectos que se vayan a presentar.

Durante el periodo 2014-2020 que abarca H2020, se pretende dotar, en principio, de unos fondos de 70.000 millones de euros, de los cuales 14.000 millones estarían comprometidos para pymes. Si partimos del objetivo que se ha marcado el Gobierno español de obtener un retorno del 9% calculado sobre el presupuesto adjudicado en convocatorias competitivas, supone 4.000 millones de euros a disposición de la I+D+I española, de los cuales 800 millones de euros habrían de financiar proyectos de pymes españolas.

Puede ser que las pymes no conozcan bien cómo afrontar o conseguir acceder a estos fondos, pero han de saber que tienen muy cerca organismos de investigación especializados como los Centros Tecnológicos, que pueden ayudarles y actuar como sus socios estratégicos, al ser los agentes más capacitados para llevar la I+D de la empresa al mercado y con los mejores índices de retorno en los Programas Marco anteriores.

Muchos son los retos y parece que, por fin, la orientación hacia el mercado de la ciencia y la investigación se torna como prioritaria en las instancias políticas europeas. La pyme española tendrá que mover ficha a partir del 1 de enero de 2014 y no perder esta importante oportunidad que está a punto de llegar.

 

Foto @Images_of_Money distribuida con licencia Creative Commons BY 2.0.

Comentarios

  1. En nuestro país y en este momento el crédito a las PYMES no ayuda a la recuperación economica. Hay un problema esencial de demanda efectiva que se ha desplomado y sigue cayendo y hay un exceso de capacidad productiva instalada. En este escenario cualquier nuevo “productor” que aparezca o bien quiebra por falta de demanda o bien provoca la quiebra de otro “productor” que ya estaba en el mercado. En términos macro esto es incuestionable. Para enderezar la economía española lo primero es fortalecer la demanda efectiva, es decir, aumentar la renta disponible, (bajada de impuestos y/o aumento del gasto público y no seguir contrayéndolo) y posteriormente favorecer el incremento de la producción (necesidad de créditos) invertir el orden es malgastar recursos.
    Por si alguien se anima a rebatirme confiando en el sector exterior con un ejemplo muy sencillo se evitará la controversia. Cojamos el sector automoción. Para nuestro país sin centros de decisión nacionales, las plantas españolas de marcas extranjeras compiten vía precios. Mientras que en Valladolid Renault no baje los sueldos a nivel de Rumanía los coches nacionales no arrebatarán cuota de mercado a los Dacia. Lo mismo sucede para Seat con Skoda, la redución sería a nivel de Chequia. En Citroën, Vigo compite con Portugal y en un segundo lugar con China. Esto es válido para casi todos los sectores. ESPAÑA NO VENDE MARCA vende precio ESPAÑA ES MARCA BLANCA. Lo peor es que un descenso de salarios tampoco arreglaría nada porque deprimiría aún mas la demanda interna al disminuir la renta disponible. Solamente compatibilizando el descenso de los salarios con una drástica disminución de la carga impositiva serviría para que el sector exterior hiciese de locomotora sin deprimir aún mas la demanda efectiva.
    Lo creditos a las PYMES suenan muy bonito pero no es mas que una muletilla que actualmente no sólamente no es efectiva para enderezar el rumbo de la economía del país sino contraproducente porque dificulta rebajas impositivas, simplemente es una fuente de captación de votos.

  2. Cierto y no cierto el comentario. Efectivamente, mientras no haya más renta disponible no habrá más consumo interno, verdadera base de la renta española. Y mayor disponibilidad de crédito puede hacer crecer ficticiamente el consumo interno con una bajada posterior peor. Sin embargo, además del consumo interno tenemos la inversión que sí está paralizada por falta de crédito y que un crecimiento adecuado de la inversión haría crecer también la demanda y crecer la economía, realimentando el consumo interno y ayudando al crecimiento. No es sólo que el nuevo crédito ayude a incentivar el aumento de capacidad, es que de las pymes actuales les ayude a gestionar la falta de liquidez actual que lastra la economía. Por supuesto sin una rebaja impositiva fuerte para aumentar la renta disponible y la reactivación del consumo nada se consigue, pero a la vez con una reducción radical del gasto público, totalmente ineficiente, que ponga esos recursos en manos de ciudadanos y empresas y deje de presionar sobre el crédito disponible, ahora dirigido a financiar el déficit público

  3. Por cierto, una precisión al artículo. El plan se llama Horizon 2020, se va a destinar 89.000 millones de €, y está dedicado al fomento de la investigación e innovación en Europa. Ya había dedicado en el VII Programa Marco, del que es sucesor, una parte importante a las PYMEs en los proyectos (sobre todo medianas) de innovación, y ahora se va a ampliar el programa pero en base a proyectos y no como créditos a circulante o similar; de todas maneras 4.000 millones entre 6 años, son menos de 700 millones anuales para España, con esa cantidad, como mucho da para financiar medio año de EREs en Andalucia

  4. A mi esto una vez más me vuelve a sonar a subvenciones encubiertas para los centros tecnológicos y me suena poco a innovación. Creo que deberíamos olvidarnos de este tipo de ayudas y centrarnos en lo importante. Generar las condiciones necesarias para atraer inversiones y proyectos empresariales atractivos a través de reducir burocracia, impuestos y barreras a la creación innovadora en vez de seguir pidiendo limosna que acaba en las manos de las empresas amigas o influyentes dentro de los programas marco.

    saludos

  5. En primer lugar gracias por vuestros comentarios aunque no entiendo muy bien que quiere decir el ultimo de ellos con las siglas.

    La intención de este post es mucho más sencilla que el debate que ha generado ya que no pretende discutir cuáles son las políticas de impulso a las empresas europeas más adecuadas, sino el explicar un mecanismo que se va a poner en marcha de todos modos, el Programa Horizon 2020, y que las pymes van a tener a su disposición, lo aprovechen las empresas españolas o no lo hagan.
    Lo que propone Horizon 2020 es una financiación para que las PYMEs se diferencien en la calidad del producto y puedan competir en base a la tecnología que ofrecen, no sólo en base a costes.

    Y este mecanismo no es incompatible con la bajada de impuestos que se propone en la discusión ni con el resto de medidas de las que habéis hablado.

    Por otro lado si no participamos en el programa marco porque nos parece malo, otros llegarán y se llevarán el dinero que hay disponible.

    Y sobre eso es lo que quiero hacer una llamada de atención a las pymes con este post, sobre las oportunidades de financiación que se abren en 2014, y que se distribuirán a empresas españolas, noruegas o croatas, y sobre que nuestro retorno no está garantizado por ley en ningún sitio, sino que hay que trabajárselo.

  6. Martha, en otros países, como el caso de México, hay muchos programas de apoyo para pymes, el problema radica en la falta de difusión y en lo lento de los procesos. Se que es un tema delicado y que por ende sería absurdo que fuera difundido por varios medios de comunicación y que se aprobaran el 100% de los proyectos, pero algo se debe de hacer porque el tiempo pasa volando y las oportunidades a veces se pierden porque el recurso no llega a tiempo.

    Gracias por el artículo…. saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *