Previsiones sobre el mercado laboral para 2023

Raúl Salgado    19 enero, 2023
España: mercado laboral en 2023

En 2023, más de la mitad de los directivos españoles tienen pensado contratar personal, según el “III Barómetro LHH Executive sobre Liderazgo Directivo en España”. Ahora bien, en términos más genéricos, ¿cuáles son las previsiones sobre el mercado laboral español para 2023?

Crecimiento próximo al 1% y tasa de paro elevada

Tras la entrada en vigor de la reforma laboral, en un contexto tan marcado por la incertidumbre económica y geopolítica, así como por la desaceleración en la Unión Europea, Estados Unidos y China; este año el empleo podría crecer en torno al 1 %, algo menos que el PIB, y las horas trabajadas seguirían a la baja, al menos durante el primer trimestre de 2023.

De esta manera, la tasa de desempleo continuaría cercana al 13 %, y seguiría siendo muy preocupante el paro juvenil (31 % en el tercer trimestre de 2022), ahora mismo la tasa más alta de la Unión Europea (UE).

Por su parte, los desafíos del mercado de trabajo se centrarán en retomar el diálogo social entre empresas y sindicatos, para avanzar en aspectos aún pendientes, como la productividad, teletrabajo, desconexión digital, salud mental, etc. También en desarrollar el modelo de políticas activas de empleo, para maximizar cualquier oportunidad de empleo y solventar las lagunas en materia de formación y habilidades.

¿Miedo a una recesión económica?

En opinión de Javier Blasco, director de The Adecco Group Institute, empieza a disiparse el miedo a una recesión económica que había meses atrás, pero alerta de que la recuperación será lenta.

“Los indicadores de final de año nos dicen que se está produciendo una caída de la inversión, una moderación del consumo y que, pese a que crece el número de afiliados, la contratación indefinida decrece más que la temporal, y las horas trabajadas llevan meses en descenso”.

Blasco explica que en España históricamente se ha creado empleo con bajos incrementos del PIB, pero recuerda que gran parte de nuestro avance en 2022 se ha debido a la llegada de turistas extranjeros. Por otro lado, los conflictos geopolíticos y el impacto en los flujos comerciales y de inversión, sobre todo en Europa, además del endurecimiento de la política monetaria, pueden lastrar el crecimiento de la economía de cara a 2023.

Durante el año pasado, el paro disminuyó en España, pero la tasa de desempleo continúa ocupando la primera posición en la UE. Y el paro juvenil -como comentábamos antes- sigue siendo uno de los mayores quebraderos de cabeza. De hecho, cuatro de cada 10 jóvenes que quedan en paro en la UE son españoles.

En el conjunto del año se firmaron 18,3 millones de contratos, de los que más de siete millones fueron indefinidos y casi dos millones, fijos discontinuos (es decir, que están una parte de su contrato en activo y otra, cobrando el desempleo).

Incertidumbre y debilidad en el mercado laboral

En cualquier caso, a la hora de analizar la situación que atraviesa el mercado laboral en la actualidad, hay dos palabras marcadas en rojo: incertidumbre y debilidad.

“Se ha seguido profundizando en la dualidad de nuestro mercado de trabajo, ya que las tasas de desempleo juvenil, paro de larga duración y nuevas manifestaciones de la precariedad (excesiva rotación de los indefinidos y fijos discontinuos) son una constante cada mes que analizamos los datos de afiliación, desempleo y contratación”, asegura Blasco.

Asimismo, el director de The Adecco Group Institute destaca algunas lagunas formativas y en habilidades, como son la falta de ajuste entre la oferta formativa y las necesidades empleadoras, deficiencia de competencias digitales específicas y de perfiles STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics), y también pesa la amenaza de un marco regulador que encarece y dificulta la contratación, y que puede disuadir a potenciales inversiones.

Fortalezas y amenazas

Vistos los datos, en el mercado laboral español pueden destacarse fortalezas como la capacidad de crear empleo con bajas tasas de crecimiento económico o las opciones de reindustrialización y digitalización derivadas del programa de recuperación Next Generation EU.

Pero también algunas amenazas, como el actual diseño de las políticas activas, el desajuste entre oferta formativa y demanda de talento, la brecha en competencias digitales, etc.

Retos para los líderes empresariales

El “III Barómetro LHH Executive sobre Liderazgo Directivo en España” también aborda los retos a los que se enfrentan los líderes empresariales en la actualidad. Y de este estudio se desprenden algunas conclusiones muy interesantes:

  • El 53,50 % de los ejecutivos contratará puestos técnicos, el 47,64 % mandos intermedios y el 32,01 % buscará roles creativos. En menor medida, el 21,84 % incorporará a managers y tan solo el 8,68 % a directivos.
  • Las actividades preferidas para aumentar los ingresos serán la mayor eficiencia operativa (39,73 %), el incremento de la inversión tecnológica (32,75 %), el lanzamiento de productos o servicios (25,19 %) y la optimización de puestos de trabajo o reducción del personal (25 %).
  • Más de la mitad (54,07 %) de los directivos cree que la tecnología es el aspecto en el que más avanzaremos en el ámbito laboral. Le seguirán de cerca la conciliación y flexibilidad (46,12 %) y la igualdad e inclusión (39,15 %). Por debajo estarán la sostenibilidad (32,95 %) y la salud mental (27,52 %).
  • Las tecnologías de mayor impacto serán -por este orden- la inteligencia artificial, el análisis de datos, la ciberseguridad, el internet de las cosas y la realidad virtual.

Imagen de gpointstudio en Freepik

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.