Diferencias entre los servicios financieros de agregación de cuentas y de iniciación de pagos

Mario Cantalapiedra    24 enero, 2020
Nuevos servicios financieros

Dentro de un contexto económico que se caracteriza por el protagonismo creciente de los datos, la directiva europea sobre servicios de pagos digitales (PSD2) ha introducido los nuevos servicios financieros de información sobre cuentas y de iniciación de pagos.

Ambos comparten el hecho de permitir el acceso a los datos de los clientes bancarios por terceras empresas, siempre que cuenten con su consentimiento previo. No obstante, hay elementos que los diferencian.

A efectos prácticos y en base a la información facilitada por el Banco de España (BdE), pueden diferenciarse valorando los cuatro parámetros siguientes: definición del servicio, entidades que pueden prestarlo, aspectos más relevantes y cesión de claves personales.

Servicio de información sobre cuentas

También conocido como servicio de agregación de cuentas, permite el acceso en cualquier momento y de forma online a la información agregada de todas las cuentas de pago que mantiene una persona a su nombre.

Entidades que pueden prestar el servicio

Pueden prestarlo los que se denominan agregadores de información, entre los que se encuentran las entidades de crédito (bancos, cajas y cooperativas de crédito), las entidades de pago, las entidades de dinero electrónico y las nuevas entidades prestadoras del servicio de información sobre cuentas.

Las entidades de crédito cuentan con autorización automática para prestar el servicio, mientras que las de pago y dinero electrónico precisan de una autorización especial del BdE.

Por su parte, dentro de la nueva categoría de entidades prestadoras del servicio de información sobre cuentas, se incluyen las personas físicas o jurídicas que no presten otros servicios de pago y se registren en el BdE (actualmente Eurobits Technologies, S.L. es la única entidad que lo ha hecho).

Aspectos más relevantes

  • Los agregadores pueden acceder a la información de todas las cuentas de pago, accesibles de forma online, de aquellas entidades que el cliente registre en ellos. De este modo, permiten concentrar su información financiera en un único lugar.
  • La información que se muestra es la de saldos y apuntes de cada cuenta agregada en tiempo real.
  • Las entidades en las que se tienen abiertas las cuentas de pago pueden denegar el acceso al tercero, siempre que tengan razones justificadas y documentadas (acceso no autorizado o fraudulento, etcétera).
  • Si cuentan con la cesión de los datos de los clientes, los agregadores pueden llegar a  ofrecerles otros productos con fines comerciales.

Cesión de claves personales

La prestación del servicio requiere que el cliente ceda al agregador las claves personales con las que accede a sus cuentas de pago.

Servicio de iniciación de pagos

Permite pagar las compras que se realizan a través de Internet sin la necesidad de utilizar un medio de pago, como una tarjeta de crédito o de débito. El pago al comercio electrónico se realiza a través de un tercero, que accede a la cuenta del comprador una vez que es autorizado por este y transfiere en su nombre el dinero.

Entidades que pueden prestar el servicio

Pueden prestar este servicio los que se conocen como iniciadores del pago, en concreto, las entidades de crédito y las entidades de pago y de dinero electrónico autorizadas para ello.

Aspectos más relevantes

  • Los iniciadores gestionan el pago mediante la transferencia del dinero, actuando como intermediarios entre el comercio electrónico y la entidad financiera del cliente, sin que sea necesario que firmen un contrato con ella.
  • Los iniciadores ofrecen al comercio seguridad en el cobro, por lo que este puede entregar el bien o prestar el servicio al cliente sin retrasos.
  • El cliente se ahorra el proceso de introducir los datos de la tarjeta de crédito o de débito cuando efectúa sus compras a través de Internet.
  • El iniciador no tiene en su posesión en ningún momento el dinero de la cuenta del cliente.

Cesión de claves personales

En este caso, además de las claves de acceso a las cuentas, es necesario que el cliente ceda al iniciador las credenciales mediante las que ordena pagos (firma digital o tarjeta de coordenadas), utilizándolas de la misma manera que cuando ordena una transferencia a través de su banca online.

En ambos tipos de servicios resulta fundamental leer y entender bien las cláusulas del contrato que se firma con la empresa proveedora, así como tener precaución a la hora de conservar las claves. Si el servicio no se entiende o no se confía suficientemente en él, es mejor no contratarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *