5 consejos no solicitados para reinventarte en 2022

Alfonso Alcántara    30 diciembre, 2021
Consejos para reinventarse

Mi hijo llevaba razón. Mi hijo de 21 años recién cumplidos y yo somos camareros en diferentes hoteles, pero él gana más que yo y, me temo, conoce mejor el oficio; es un gran profesional. Nunca le gustó estudiar, por lo menos en la educación oficial; terminó a regañadientes la ESO y en segundo de Bachillerato lo dejó todo.

Recuerdo con amargura las horas de charla que le dediqué en su adolescencia para motivarlo, para que estudiara, los castigos cuando suspendía, mis peroratas de que estudiar era esencial para ser alguien en la vida y tener un futuro de estabilidad y empleos de calidad.

Estaba equivocado: hoy, gracias a que no me hizo caso, lleva varios años en la hostelería y ha aprendido todos los secretos del oficio; es un barman muy cotizado y tiene como ayudantes a un licenciado en arte y a otra chica que estudió enfermería. Él es su jefe, gana más dinero y tiene lo que ellos no: un trabajo estable. Como padre, me siento muy feliz por él; como español, se me cae la cara de vergüenza. Alberto Pérez Vázquez. Rincón de la Victoria. Málaga.

Sí, el hijo llevaba razón. Especializarte no es perder oportunidades, es decir al mundo qué puede esperar de ti como profesional y enfocarte en desarrollar suficientemente algunas competencias hasta que sean valiosas.

Pero el padre también tenía razón cuando afirmaba en su carta a XL Semanal que estudiar es importante para el futuro. Y lo es porque la formación integral, no solo enfocada al mundo del trabajo, provee de conocimientos, relaciones y habilidades transversales útiles para tomar decisiones y para seguir aprendiendo y adaptándose.

Consejo no solicitado nº 1

Cultiva la polivalencia. Polivalencia no es lo contrario de la especialización, es la capacidad de especializarse más rápido.

Convertirte en barman es una buena especialización profesional para un momento y contexto determinados.

Conocer un segundo idioma o manejar competencias digitales o tecnológicas son habilidades polivalentes que pueden abrir nuevas puertas cuando ya no puedas o no quieras seguir siendo barman.

¿Quieres recibir otros cuatro consejos no solicitados para reinventarte en 2022?

Entonces, permanece atento a esta pantalla.

NAMING. Ponle glamour a tu reinvención

En castellano ya se utiliza con frecuencia la palabra reinvención y la gente habla continuamente de reinventarse como si fuese un cambio de la noche a la mañana. Pero en inglés parece que se usa una expresión más inspiradora y elegante: second act (segundo acto).

Inglaterra fue el destino elegido por José María Cano (Madrid, 1959), el que fuera uno de los músicos más famosos del pop español, para empezar una nueva vida. Veinticinco años después de la separación de Mecano en 1992 (aunque se reunirían brevemente en 1998) y quince desde que el compositor de canciones como Hijo de la luna o Mujer contra mujer se alejara de los focos para consagrarse a la pintura como vehículo de expresión, Cano sigue volcado en su segundo acto: el arte.

Si un profesional con margen económico decide cambiar de actividad profesional, inicia el «segundo acto» de su carrera. Si un profesional sin empleo y sin recursos se ve obligado a a aprender otra profesión, se llama buscarse la vida.

Consejo no solicitado nº 2

Ponle un buen nombre al cambio que quieres conseguir. Si pretendes mejorar, elige palabras que motiven tu mejora y la presenten bien al mundo.

STEPPING. Construye una pista de aterrizaje para tu reto

¿Por qué tanta gente decide preparar oposiciones a empleos públicos?

Obviamente, parte de la motivación para intentarlo está generada por el ansiado premio final: la obtención de estabilidad y unas buenas condiciones laborales, en un contexto de precariedad creciente en el mercado de trabajo.

Pero intentar acceder a la administración también es muy motivador por otra razón: el camino hacia ese objetivo está tan señalizado como una pista de aterrizaje de un aeropuerto.

Un proceso de acceso a empleos públicos especifica el perfil y número de puestos disponibles, los tipos de pruebas de selección que se emplearán, las temáticas, contenidos y actividades que incluirán esas pruebas y un calendario en que se celebrarán.

Por otro lado, alrededor del mundo de las oposiciones existe un ecosistema de negocios y profesionales que prestan servicios a los opositores, que no caminarán solos. Y, por supuesto, embarcarse en una singladura que tiene lo público como horizonte goza de un gran apoyo social y familiar. La mayoría de los padres se resistirán a prestarte dinero para emprender, pero no para opositar.

La reinvención “por despido”.

Hace un tiempo leí el caso de Natalia, una profesional del ámbito de la publicidad, que cuando lo peor del confinamiento había pasado, le llamó su jefa para comunicarle su despido, a ella y a otros seis compañeros.

El titular del artículo de El País, dedicado a “una generación que busca el futuro”, describió su situación como si de una epopeya clásica se tratara: Tras años en el mundo de la publicidad y harta de precariedad, incertidumbre, estrés y malos sueldos, esta mujer de 32 años decidió cambiar de rumbo y embarcarse en unas oposiciones.

En este caso, a las de la Escala Básica de la Policía Nacional.

Superar una oposición es un objetivo concreto y señalizado.

Un objetivo no siempre está para ser alcanzado, a veces es solo un sitio, una marca o una referencia a la que apuntar o hacia la que dirigirnos.

Cuando marcas una meta, creas un camino. Por definición, establecer objetivos es el procedimiento motivador más sencillo y barato que existe. Y hay un gran número de objetivos intermedios e hitos graduales que ofrecen guía, motivación y feedback en el camino de preparación del acceso a la administración por parte de las personas candidatas.

Natalia declaró que la decisión de prepararse las oposiciones la tenía muy ilusionada, en contraste con el desánimo que sufrían sus amigos con empleos precarios o insatisfactorios, y mostraba su determinación y perseverancia hacia el nuevo rumbo:

“Si no paso la oposición a la primera, lo intentaré otra vez. Y si no, pues otra. No pararé. Aunque ya trabajando de algo, porque se me habrán acabado el paro y la indemnización”.

Consejo no solicitado nº 3

Si quieres alcanzar tu objetivo, prepárale una buena pista de aterrizaje.

Organiza un camino paso a paso (step by step) hacia el cambio que sea más fácil de recorrer.

VIRTUDES. Invierte en tus fortalezas, no en tus debilidades

Os voy a poner un ejemplo de una reinvención de verdad.  

¿Cómo pasas de ser graduada en Historia del Arte, que nunca llego a trabajar en ese ámbito, a locutora online y actriz de voz de éxito?

Aurora de la Iglesia, más conocida como @auroralocutora, se presenta así en su perfil de Linkedin:

“Locutora y redactora freelance. Realizo locuciones en todos los ámbitos posibles, desde vídeos promocionales hasta doblaje de películas”.

Conocí a Aurora en una conferencia que impartí en Cantabria, donde esta madrileña lleva afincada hace muchos años, y desde ese día somos amigos. En 2017 le pedí que me contara la historia de su reskilling para mostrarla al mundo. Aquí la tenéis en exclusiva.

La reinvención de Aurora Locutora

Qué feliz me siento de poder contar esto una vez llegado este punto. Pero ha costado. 

He pasado por un calvario de trabajos alimenticios que me traían de cabeza, pero en los que aprendí mucho. Por ejemplo, como administrativa y secretaria aprendí a ser organizada en tareas administrativas. Y como teleoperadora aprendí a perder el miedo al teléfono. Y así, con todo. 

Con 37 años (ahora tiene 41) puedo decir que encontré mi camino. Y salí con 23 años de la carrera. Es mucho, pero más vale tarde que nunca. Ahora, ya todo es mejorar, y tengo que hacerlo. Pero ya estoy en el sendero. Qué satisfacción.

Estaba ya terminando de cobrar el paro, en el 2011, y el abismo se abría ante mí. Estaba echando currículos hasta debajo del agua. No sabía ya qué hacer.

Y de repente me llama mi hermana, que vive en Londres, y me dice que ha visto una oferta en una plataforma internacional de trabajo para profesionales independientes (Freelancer.com), que solicitaba una locutora online para poner voz a un proyecto de larga duración, un servicio de e-learning online.

Me metí en esta plataforma -que no es específica de locutores, pero que sí publica ofertas de este tipo- y encontré un mundazo nuevo.

Me postulé a la oferta de ese proyecto promovido desde la India, pero también pude comprobar que había muchas otras oportunidades para los profesionales de la voz. Mi colaboración en el trabajo de e-learning tardó meses en concretarse (mientras tanto grabé voces para otros clientes) pero lo estuve haciendo varios años.

Un proyecto llevó a otro y empecé a adquirir práctica y reputación, muy importante en este tipo de plataformas. Y de ahí ¡al estrellato! Ya puedo sentirme una locutora online conocidilla en el mundillo.

Después de terminar la carrera, estudié un par de cursos de locución y doblaje, porque siempre me dijeron que tenía buena voz y porque a mí me gustaba secretamente el doblaje. De hecho, llegué a trabajar en radio como presentadora de programas y radiofórmula y ahí me terminé de enganchar al mundo de la comunicación a través de la voz.

Pero como yo era, como la mayor parte de los españolitos a nivel laboral, muy cobardica en cuanto me cerraron dos radios seguidas, no se me ocurrió la forma de reinventarme en ese momento. Cosa de la que me arrepiento profundamente, porque ahora mismo podría llevar casi 20 años en esto. Pero bueno, a lo hecho pecho.

Me decían amigos míos que me hiciera con un micro y una tarjeta de sonido y me pusiera a vender locuciones, pero yo me reía de tal ocurrencia.

Me parecía imposible que hubiera un nicho de mercado ahí. Pensaba: «Con la de locutores y dobladores famosos que hay, ¿qué pinto yo ahí?».

«Si ya he intentado después de los cursos de doblaje pedir pruebas a directores y es un mundo cerradísimo en el que se contratan entre familiares y amigos».

Me parecía más factible dedicarme a mi plan B, como secretaria, administrativa, grabadora de datos y cosillas de esas, que ponerme por mi cuenta.

Y no me atrevía a salir a la palestra del emprendimiento. Exponerme al universo laboral del autónomo era vertiginoso. Me aterraba de verdad. Además, yo siempre he sido tímida y con ganas de permanecer en la sombra.

En resumen, desperdicié durante años mis competencias y motivaciones como locutora. Tuvo que ser la información sobre una oferta “tonta” en una plataforma inesperada la que me descubriera un mundo. Y me cambió la vida.

Consejo no solicitado nº 4

Para reinventarte profesionalmente, prueba, da el siguiente paso pequeño, fácil y barato. Y no hay nada más pequeño, fácil y barato que intentar aprovechar los recursos online.

Y recuerda también que, aunque nadie es profeta en su tierra, las redes sociales son tierra de nadie. Aprende a usarlas para proyectar tu marca y tus servicios profesionales, encontrar las oportunidades que buscas y hacer que también las oportunidades te encuentren a ti.

MÉTODO. No apliques lo que conoces, aplica lo que funciona

¿Cómo podrías prepararte para ganar un concurso de la televisión como Pasapalabra?

Pablo Díaz, el participante más famoso de este programa emitido por Antena 3, ganó casi dos millones de euros, y lo hizo siguiendo varias técnicas de entrenamiento.

Por ejemplo, revisó todos los programas de los últimos 10 años para anotar y memorizar los vocablos más difíciles y durante mucho tiempo estudió directamente el diccionario. Seguro que a ti también se te hubiera ocurrido seguir estas prácticas.

Pero el mayor secreto del ganador de Pasapalabra fue utilizar una herramienta especializada, tal como contó en el programa El Hormiguero:

«Trabajaba con un programa de memorización que me dio un exganador del rosco (círculo que incluye las letras del alfabeto y que están contenidas en cada palabra a adivinar). Es un programa en el que apuntas tus palabras y las que mejor te sabes te las pregunta menos y las que peor te sabes, te las pregunta más. Se llama Anki y lo recomiendo para estudiar».

Anki es una aplicación de memorización que usa una técnica de repetición mediante tarjetas. El anverso de cada tarjeta contiene la pregunta y el reverso muestra la solución. Esta herramienta muestra con más frecuencia las tarjetas con las palabras que falla más el jugador, potenciando así su recuerdo.

Seguramente, ni tú ni yo ganaremos nunca el bote de un concurso de la tele, pero al menos intentemos extraer alguna enseñanza práctica de los métodos de Pablo para convertirse en millonario. Vamos allá con el último consejo para reinventarse.

Consejo no solicitado nº 5

La mejor técnica para conseguir oportunidades es… la que funcione. Para cada objetivo, para cada perfil personal y profesional, para cada contexto, para cada sector y ocupación y para cada momento.

Perseverar puede ser importante, pero más importante es observar si vas o no “llenando el vaso”.

Otra forma de decirlo sería esta:

Trabaja en lo que puedas, pero persigue lo que quieres, aunque sean 5 minutos al día. Pero comprueba si vas avanzando.

Apreciado amigo lector de Think Big Empresas:

Si has llegado hasta aquí, enhorabuena. Mantener la atención en un artículo de más de 2000 palabras no es fácil en estos tiempos.

Si quieres reflexionar más sobre un posible cambio de trayectoria, puedes consultar más artículos de este blog para reinventarse y mi propia guía de reinvención profesional.

Te deseo que tengas un gran inicio de año. Un abrazo digital.

Foto de Zan en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.