Tendencias en marketing digital y comercio online para 2022

Mercedes Blanco    13 diciembre, 2021
Tendencias en marketing y ecommerce en 2022

Apunta estos deseos para tu pyme o para tu negocio. 2022 está a la vuelta de la esquina y debes comenzar el año con una empresa más preparada y adaptada a lo que está por venir. Desde productos personalizables a carritos de compra en WhatsApp. 2022 viene cargado de novedades y es momento de ir incorporándolas a tu proyecto.

2020, un antes y un después

No vamos a insistir más en lo que ya sabemos todos. 2020 vino con un “cisne negro” bajo el brazo y obligó a pequeños y grandes a reconvertir sus procesos de negocios. Desde entonces, el coletazo de digitalización sigue impregnando cada una de las acciones de marketing y venta de las empresas, independientemente de su tamaño.

Y en esas estamos… En el tercer trimestre de 2021, las ventas online en nuestro país crecieron un 14%, según datos de Salesforce Shopping Index.

Una sacudida de cambios –y no todos tecnológicos– han secuenciado una nueva forma de hacer las cosas. Sencillamente, porque las estrategias anteriores a 2020 han dejado de funcionar. Se imponen nuevos enfoques y pautas. Ahora, a un mes escaso de comenzar un nuevo año, te anticipamos los principales cambios que se avecinan. ¡Toma nota!

Cinco tendencias, una realidad y mucho que hacer

Comenzamos con la realidad. 2022 será el año en que diremos adiós a las cookies. Chrome, el principal navegador de Google, dejará de permitir cookies de terceros. No lo hará de forma abrupta como se temía, pero a finales de 2022 comenzará con su transición hacia un mundo sin cookies. A tu empresa le afectará porque cambiará el modo en que se rastrea el comportamiento de los usuarios en tu web. Si tienes una tienda online, ve anticipándote a este escenario, porque la manera de completar procesos de compra ya no se centrará en las famosas cookies.

Y seguimos con las tendencias. Casi todas ellas ya han debutado en este 2021 que estamos a punto de dejar. 2022 promete ser su año.

  1. Despegue del social commerce o, lo que es lo mismo, las ventas a través de redes sociales. Cada vez son más las redes que incorporan la funcionalidad de compra en sus plataformas. Con Instagram Shop, los usuarios pueden “irse de compras” sin salirse de la aplicación. Desde Pinterest puedes hacer clic en el botón de compra y cargar tus productos. La última en incorporarse ha sido TikTok. Todas ellas avanzan en implantaciones de comercio electrónico, bien a través de alianzas con desarrolladores de tienda online (Shopify, Prestashop, etc.) o bien mediante integraciones nativas.
  2. Live shopping o compras en directo. Es el poder del streaming asociado a las redes sociales. De hecho, el auge de las ventas por redes sociales irá muy de la mano de esta tendencia. Mucho más implantando en Asia que en Europa o EEUU, el live streaming shopping dará mucho que hablar en 2022.
  3. WhatsApp como canal de compra. El líder de la mensajería instantánea en nuestro país quiere potenciar las compras nativas en su plataforma. Nada de irse a otras de terceros para realizar las transacciones de pago. En breve, podría estar en funcionamiento en España Whatsapp Pay y, aunque en principio está concebido para hacer transferencias entre particulares, nada excluye que se hagan transacciones comerciales con esta nueva opción de pago.
  4. Ultrasegmentación y personalización. Todos hemos dejado nuestros datos en alguna ocasión para una encuesta, sorteo, tarjeta de fidelización, promoción… Las empresas tienen nuestros perfiles y demandamos que se usen de una manera personalizada, dirigida y ex profeso a nuestros intereses. Nada de productos o servicios que no hemos solicitado ni están en nuestra órbita de intereses. Si tu pyme aún no ha empezado a segmentar las preferencias de sus clientes, comienza. Es el principio de una relación más rentable para ambos.
  5. Auge del Direct to Consumer (Directo al consumidor, por sus siglas en inglés, D2C). La digitalización también ha traído consigo nuevas pautas de compra. El cliente compra cada vez más de forma digital y menos en tiendas físicas minoristas. Conclusión: los fabricantes apuestan por este nuevo modelo de negocio, suprime los intermediarios y se lanza a una relación directa con el cliente. Un ejemplo es Nike. Las ventas directas de la marca aumentaron en 2021 (cierran el ejercicio fiscal en mayo) en un 39%. Las ventas directas no solo aumentan los márgenes de beneficios para las grandes marcas, también brindan una conexión directa con el cliente y sus datos. De cara a las pymes que se encuentran en este sector, la tendencia habla de una integración online y offline entre tiendas físicas y estrategias directas al consumidor.

 Lista de deseos, anota estas coordenadas

 Es una lista de deseos para pymes, pensada para impulsar tu negocio ante los cambios que se avecinan.

  • Fija las necesidades de digitalización de tu negocio. Y aquí un consejo, céntrate en los procesos que te harían ser más competitivo. Si no sabes en qué nivel de digitalización se encuentra tu empresa, puedes realizar el test de autodiagnóstico del portal Acelera Pyme.
  • Filtra todos los datos relacionados con tus clientes. Desde las campañas de email marketing, a comportamientos, intereses y preferencias o referencias geográficas. Se trata de hacer una trazabilidad completa de la ficha de tus clientes, para poder ofrecerles productos a su medida. Cuanto antes comiences, antes tendrás un perfil más detallado de ellos.
  • Establece una conexión directa con tus clientes, ya sea a través de redes sociales, puntos de venta, campañas de marketing, etc. Tu producto puede ser bueno, pero si no existe esa vinculación con tu cliente, no lograrás tus propósitos.

Foto de Diggity Marketing en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.