Medidas legales para favorecer a los emprendedores en España

Mario Cantalapiedra    14 enero, 2019
mano que pide ayuda

La actividad de las empresas de reciente creación o startups en España se encuentra sujeta a leyes de diverso carácter (mercantil, tributaria, etcétera), que no tienen en cuenta las características especiales de este tipo de empresas, y les llegan a imponer unos requisitos que son excesivamente costosos para ellas. En este sentido, el Gobierno español desea crear un marco legal adecuado al emprendimiento de base tecnológica, flexible, y que dote a nuestro país de una legislación adaptada a su realidad. Con este fin, y con carácter previo a la elaboración del anteproyecto de “Ley de fomento del ecosistema de Startups”, ha sometido a consulta pública un documento que recoge medidas para impulsar dicho ecosistema, con objeto de recabar la opinión de la ciudadanía y de los actores del ecosistema emprendedor al respecto. En particular, se interroga sobre los aspectos principales que se han de tener en cuenta en cuatro ámbitos:

 

1. Delimitación conceptual

El Gobierno entiende que, con carácter general, una startup es una empresa de reciente creación, normalmente fundada por emprendedores, de base tecnológica, innovadora y con una elevada capacidad de rápido crecimiento. No obstante, esta definición general ha de ser concretada, si se quiere legislar de forma específica para este tipo de empresas, y para ello se solicita la opinión sobre cuáles han de ser los requisitos organizativos, laborales, técnicos y de inversión que definan lo qué es una startup, así como sobre el medio que se ha de utilizar para acreditar el cumplimiento de dichos requisitos ante las administraciones públicas.

 

2. Requisitos de los inversores

Con objeto de otorgar seguridad jurídica y ordenar la inversión en startups, el Gobierno también solicita la opinión del público sobre los requisitos (técnicos, económicos, etcétera) que deberían cumplir los inversores privados o business angels, así como sobre las mejoras del marco regulatorio de la financiación participativa (crowdfunding de inversión), que pudieran favorecer el desarrollo y escalado de las startups. Actualmente los business angels no cuentan con una regulación legal específica, más allá de determinadas ventajas fiscales que se les reconocen legalmente, mientras que el crowdfunding de inversión o equity-based crowdfunding está regulado por la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial, cuya mejora parece necesaria para adaptarse a la realidad del ecosistema emprendedor español.

 

3. Barreras al ecosistema emprendedor

Asimismo se solicita la ayuda del público para identificar las deficiencias del ecosistema emprendedor español, entre ellas, las barreras legales, administrativas (incluyendo las circunstancias que dificultan la unidad de mercado nacional) o de financiación, así como los elementos que son necesarios para convertirlo en un verdadero ecosistema innovador.

 

4. Medidas para apoyar e impulsar la creación y actividad de las startups

Por último, se pide la opinión general sobre medidas concretas que se deberían establecer para apoyar e impulsar la creación y actividad de las startups. El documento puesto a consulta pública propone algunas, entre las que me gustaría destacar las siguientes:

  • Incentivos fiscales a las actividades de investigación, desarrollo e innovación tecnológica, así como en relación con las inversiones y financiación de startups.
  • Incentivos en materia laboral, de Seguridad Social, y apoyo a la captación y fidelización del talento.
  • Incentivos a las grandes empresas para integrar la actividad de las startups en su cadena de producción de bienes y servicios.
  • Mejora de los mecanismos de segunda oportunidad (por el que personas físicas que cumplan determinados requisitos, entre ellos autónomos que hayan visto fracasar sus negocios, pueden librarse de sus deudas y comenzar de nuevo).
  • Simplificación de cargas administrativas.
  • Medidas de impulso al uso de instrumentos de compra pública que promuevan la participación de startups en los proyectos de la Administración.

A través de la web del Ministerio de Economía y Empresa puedes acceder al documento sujeto a consulta pública. Las respuestas al mismo pueden remitirse a la dirección de correo electrónico: leystartups@mineco.es hasta el próximo 25 de enero.

Articular una “Ley de fomento del ecosistema de Startups” en España parece un objetivo bastante ambicioso si somos conscientes de la complejidad de nuestra organización territorial y de las dificultades a las que tradicionalmente se han enfrentado los emprendedores. No obstante, de hacerse bien puede significar una oportunidad, por lo tanto deberíamos estar muy atentos a la evolución de esta propuesta.

Comentarios

  1. Mientras sea un esquema claro y que no empiece a degradarse mediante modificaciones extras que puedan surgir, debería funcionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *