Y tú, ¿en qué eres diferente?

Ángel María Herrera  13 diciembre, 2017
En qué eres diferente

Todos sabemos que para tener una oportunidad en el mercado, tenemos que diferenciarnos de la competencia, lo cual es siempre complejo. Y pensando mucho he llegado a la conclusión de que tal vez la mejor manera de saber en qué es diferente tu compañía es empezar por ver en qué eres diferente tú.

Así que, para practicar con el ejemplo, me pregunté: ¿en qué soy bueno?, ¿qué puede interesar a otros? ¿qué puedo ofrecerles? Y eso me llevó de nuevo a la pregunta ¿en qué soy diferente?, ya que justo ahí está el valor que realmente puedo aportar a los demás.

Creo en ese dicho africano que dice que Dios inventó al hombre para escucharle contar historias, pero entre todas las historias hay una especial, la nuestra propia, que a mí me gusta denominar el “libro vital“. Esto aplica a personas, organizaciones y cualquier tipo de agrupación humana.

 

Hacia dónde va tu empresa

Se habla mucho de la innovación como viaje, pero la mayoría de las empresas no saben dónde quieren ir, no tienen clara su propia historia.

Muchos saben contarte su situación actual, prácticamente todos definen bien qué hacen, es decir, sus productos y servicios. Algunos incluso tienen perfilados su misión, visión y valores, lo cual es un primer paso en ese viaje, pero realmente pocos saben decirte el porqué lo hacen y sobre todo el para qué, cuando precisamente es eso lo que te diferencia del resto y debería ser tu motor para la innovación.

Pasé los primeros años de mi vida profesional trabajando en grandes consultoras multinacionales, esas de traje gris y corbata, rodeado de gente estresada que trabajaba cientos de horas “porque era lo que había que hacer”. Muchos confiaban en que, cuando ascendieran, vivirían mejor y tendrían más tiempo para ellos, pero lo que conseguían era un incremento salarial, la excusa y la trampa que les hacía seguir en aquella carrera de locos confiando en que el siguiente ascenso sería el liberador, pero eso nunca sucedía.

Siempre tenías a alguien que te decía dónde ir y qué hacer, que habitualmente era desarrollar un proyecto para una gran corporación donde se replicaba ese mismo esquema de personas atrapadas en trabajos que no amaban.

 

Miedo al cambio

Cuando hablabas con otros compañeros, te sorprendía la cantidad de gente que quería ser otra cosa: escritor, emprendedor, viajero…, pero que se resignaba con lo que tenía, precisamente por lo bien pagado que solía estar o simplemente por el miedo al cambio. Descubrí que el miedo al cambio es más poderoso que el anhelo de tus sueños.

Escuchar a mi corazón, entender en qué era diferente, cuál era mi historia personal y dar el salto para emprender mi camino fue costoso, pero ahora siento que hago justo lo que debo hacer, es una sensación de realización absoluta.

He descubierto que soy especialmente bueno inspirando a otros a realizar sus sueños. Como decía, me ha llevado años descubrirlo, por eso cuento historias y monto proyectos. Como cada proyecto y cada empresa es diferente en algo, te invito a que lo encuentres y lo potencies y transmitas.

He dedicado mucho tiempo a analizar las empresas que sobresalen, y todas tienen una serie de características comunes, y seguramente la principal sea que tienen un mantra al que aferrarse, como el “think different” de Apple, que les dota de identidad, atrae clientes, dirige la estrategia y la innovación, genera difusión, pero es un mantra que han puesto en acción, le han dado vida.

Así que, recordando a Nelson Mandela, me gustaría invitarte a ser el capitán de Tu Vida, a tomar las riendas de la misma y escribir tu propia historia o la de tu compañía. Pero, para ello, tienes que empezar con esta pregunta que da título al artículo: ¿En qué eres diferente?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *