Movilidad urbana: top 5 de tecnologías disponibles

Beatriz Sanz Baños    15 abril, 2020

Una ciudad inteligente o smart city es una ciudad basada en datos. Con estos datos los líderes de cada ciudad y sus ciudadanos tienen una comprensión cada vez más sofisticada de las condiciones en las áreas que viven. Incluyendo la movilidad urbana. Solo para que tengas una idea te damos un dato clave entregado por el Global Investment Hub patrocinado por el G20 (2019). Ellos revelan que el gasto necesario en infraestructura vial ya no cumple con las demandas básicas de mantenimiento. Esto dará como resultado un aumento en el déficit acumulativo para su financiación en más de 6,6 € billones para el 2040, cifra aproximada en euros.

Con tantos inconvenientes en el ámbito de infraestructura, ¿qué medidas podemos tomar para mejorar la movilidad urbana? En el uso inteligente de la tecnología tenemos la mejor respuesta.

Consejos para una movilidad urbana inteligente y sostenible

Estamos ante modos de transportarse relativamente nuevos. Tenemos el uso compartido de bicicletas y los scooters eléctricos, junto con nuevas formas de comprender y conectar los activos existentes como la semaforización, el uso de cámaras a través de sensores y los GPS para coches. En conjunto están generando un gran cambio en las ciudades. Lo positivo de que puedas experimentar estas tendencias y soluciones prometedoras es el cambio sustancial en la movilidad urbana y los beneficios que trae para las empresas y las personas.

Wifi en automóviles: la puerta de entrada a la movilidad del futuro

Usamos Wi-Fi en casi todas partes, ¿por qué no tenerlo también en tu vehículo? Algunos proveedores de internet han lanzado productos o servicios para este fin. Un ejemplo de esto es Telefónica que lanzó su servicio Movistar Car. De esta manera se crea una red privada en el vehículo que brinda conectividad hasta 5 dispositivos al mismo tiempo. Estos proveedores están haciendo que las conexiones sean más accesibles para los conductores. Es así como abren todo un espectro de ventajas para los usuarios y las ciudades. En primer lugar, están los usuarios que logran obtener una señal más fuerte.

¿Cómo funciona?

Los coches conectados pueden crear puntos de acceso wifi. De esta manera permiten a los que están dentro y alrededor del automóvil usar su acceso a Internet 4G. Los coches conectados no solo se conectan con personas y servicios, sino que también pueden conectarse entre sí y con la infraestructura de la red de carreteras. De esta manera los cochesutilizarán información de cámaras, láseres y radares para crear un mapa digital en 3D de sus alrededores. Dando también la posibilidad de alertar acerca de su estado en una revisión del coche en tiempo real. Para generar este tipo de sinergias puedes contar con equipos de gestión inteligente del vehículo que proveedores como Telefónica tienen dentro de su portafolio.

Autobuses autónomos

Además de la tendencia de compartir el coche,  los conceptos de conducción autónoma se están incorporando en soluciones para autobuses. Solo en Europa hay en la actualidad 10 carriles públicos de prueba para autobuses autónomos. Un caso se presenta en el campus de Charité en Berlín. Los buses en prueba aún cuentan con un asistente de supervisión que se sienta en el autobús. Esta persona le ayuda a manejar alrededor de obstáculos. Sin embargo, es previsible que estos sistemas se vuelvan más inteligentes, más seguros e independientes.

Robots para entregas

Las ciudades de todo el mundo están instalando tecnología para recopilar datos. Esto junto con la esperanza de ahorrar dinero, ser más limpios, reducir el tráfico y mejorar la vida urbana. En este capítulo la automatización de la logística y las empresas están aportando lo suyo, ayudando a crear nuevos servicios rentables para la entrega el mismo día y de forma automatizada, al tiempo que usan energía limpia.

Un ejemplo lo da la propia FedEx. Esta compañía de entregas anunció recientemente su nuevo SameDay Bot para las entregas en un mismo día. Con una velocidad máxima de 10 mph, el bot utiliza una combinación de sensores LIDAR similares a los de los automóviles sin conductor y las cámaras normales para navegar en la carretera de forma independiente, evitando colisiones.

Coches compartidos

La creciente popularidad del concepto de movilidad para compartir el automóvil se asocia con un cambio en el comportamiento del consumidor. Diferentes estudios ilustran que solo un vehículo para compartir puede reemplazar de 8 a 20 vehículos privados. Esta tendencia de movilidad urbana bajo demanda se ve impulsada por las posibilidades de digitalización. Con las plataformas en línea, los usuarios ya están usando aplicaciones para determinar la disponibilidad y ubicación de los vehículos. Así como para reservarlos y, por lo general, también para abrirlos.

Micromovilidad: scooters eléctricos

La micromovilidad parece alegrar a las personas: es más rápido que los viajes en automóvil en muchas situaciones, y los usuarios a menudo expresan su gusto por la libertad de estar en el aire fresco. Los costes actuales de adquisición de un scooter eléctrico son mínimos, en comparación con el dinero necesario para comprar un coche. Y a medida que los consumidores aprovechan esta tendencia creciente, la oportunidad de mercado continúa expandiéndose. Se pronostica que el mercado de micromovilidad tendrá un valor aproximado en euros de 170 € y 270 € y miles de millones de dólares para 2030 (Dixon, 2019).

En conclusión, nos encontramos en un momento en el que la tecnología está muy presente en nuestras vidas y debemos servirnos de todas sus ventajas en nuestro beneficio. Una de ellas reflejada en la movilidad urbana que día a día se transforma y evoluciona para hacerse más eficiente. Es momento de unirnos al cambio y empezar a hacernos parte de estas tecnologías. Todo esto no sólo por nuestro beneficio sino también de nuestro medio ambiente y nuestros recursos.

Para mantenerte al día con el área de Internet of Things de Telefónica visita nuestra página web o síguenos en TwitterLinkedIn YouTube.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *