Qué aprender de Ricky Rubio para la gestión de tu empresa

Ángel María Herrera    24 septiembre, 2019
Qué aprender de Ricky Rubio

Tras lograr el título de campeona del mundo de baloncesto, la selección española ha demostrado lo que es el verdadero trabajo en equipo. Pero cabe destacar a Ricky Rubio, el base de la selección que ahora juega en los Phoenix Suns de la NBA, y que fue declarado el MVP del torneo.

El nombre de Ricky Rubio no solo se ha hecho viral por este motivo, sino también por sus declaraciones en las entrevistas que le han hecho, así como por una charla que ofreció hace tiempo y que los usuarios han vuelto a compartir en las redes sociales.

Y es que sus palabras, que son muy inspiradoras para los jóvenes que se inician en cualquier deporte, también lo son para las personas que tienen cualquier inquietud, aunque no sea deportiva. Y a su vez, son palabras que también se pueden aplicar al mundo empresarial y que seguro sirven de inspiración para quien tiene cualquier tipo de aspiración.

El titular con el que abrió uno de los diarios nacionales es una de las frases de Ricky Rubio: “Siempre hay que soñar a lo grande”. Y a lo largo de la entrevista, se podrían sacar otros muchos titulares aplicables a cualquier ámbito de la vida. 

La mente es muy poderosa. Te puede poner límites, pero también te permite sobrepasarlos si trabajas y estás preparado para ello. 

Ese poder es el que habita en nuestro interior y nos permite superar esos límites que nos imponemos cuando no pensamos en grande. 

Pensar en grande

Cuando te planteas abrir un negocio o crear tu propia empresa, es posible que te estés marcando ciertos límites antes de iniciarlo. Si te gusta el oficio de peluquero, por ejemplo, te formas y aprendes para conseguirlo, y tu sueño posiblemente sea llegar a montar tu propia peluquería. Pero, ¿por qué no pensar en montar toda una cadena con tu propia marca? 

En muchas ocasiones nos autolimitamos desde el principio, desde antes de arrancar un proyecto incluso. Y muchas empresas cometen ese mismo error. Pensar en grande hace que aumente tu capacidad, tu alcance, tus oportunidades.

Un requisito imprescindible para pensar en grande es tener claro tu propósito.

Es la mejor manera de visualizar tu objetivo para alcanzarlo, incluso aunque esté lejos. Porque si lo puedes ver, puedes llegar a él. Ese padre que, cuando su hijo le pregunta qué está más lejos, Australia o la luna, lo tiene claro cuando le contesta algo tan obvio como: ¿acaso puedes ver Australia? 

Tal y como cuenta el propio Ricky Rubio, el talento no lo es todo. Existen otros factores que afectan directamente a tu crecimiento, a tu desarrollo, a la consecución de tu éxito (tanto a nivel profesional como personal). Y no sirve escudarse en aquello de que “no he tenido suerte”, porque ya conoces la famosa frase: “Cuanto más trabajo, más suerte tengo“. 

Debemos tener en cuenta la dedicación, las ganas de superación y también el fracaso, que puede ser una de las herramientas más importantes de aprendizaje. Rubio también menciona el fracaso cuando habla de su éxito y reconoce que ha aprendido de él. 

Un fracaso te puede llevar al desánimo, a querer abandonar, a perder la ilusión o la esperanza en lo que haces. Pero también te puede empujar a reconocer lo que te falta, lo que necesitas mejorar, lo que tienes que pulir o modificar para poder evolucionar y crecer. 

Y el elemento común en el éxito y en el fracaso es el trabajo, la dedicación, el disfrutar con lo que haces. Y para ello, es indispensable que reconozcas tu verdadero propósito.

Otra de las frases de Ricky Rubio, esta vez mencionando a otro grande del baloncesto, Kevin Durant, es: “El trabajo gana al talento, si el talento no trabaja lo suficiente”.

Así que, no te excuses diciendo que no tienes talento o que has tenido mala suerte. Trabaja. Disfruta con lo que haces. 

Imagen: tortugadatacorp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *