Crea tu propia tarjeta de visita electrónica

Alberto Mena    18 febrero, 2015

El ejecutivo psicópata Patrick Bateman (American Psycho) compara su tarjeta de visita con la de sus trastornados compañeros de oficina. El fondo de la tarjeta luce un impecable acabado color hueso, pero un colega muestra la suya y se da cuenta de que es mejor. Entonces palidece y el sudor llega a las patillas de sus gafas de más de mil dólares, al darse cuenta de que ha sido superado. La humillación apenas le permite mantener la compostura y comenzar la reunión con el presidente de la compañía.

Han pasado más de 200 años desde que el uso de las tarjetas de visita comenzó a extenderse en la vieja Europa. Coincide con el siglo en que nació Goethe, siglo XVIII, quien decía que no conocemos a las personas cuando vienen a vernos, sino que tenemos que visitarlas para saber cómo son. En aquella época, lo acostumbrado en los estratos sociales más privilegiados era dejar una tarjeta de visita, en caso de que al llegar no estuviese la persona en su casa para recibirles.

En el comienzo del siglo XXI tenemos también tarjetas de visita y su uso no ha disminuido. Lo que ha ocurrido es que la tecnología en las empresas las ha cambiado profundamente. Ahora con ese nombre nos referimos a dos conceptos que están relacionados pero que son distintos:

  • Tarjetas de visita virtuales o electrónicas, para el intercambio de información (vCard).
  • Tarjetas de presentación, donde prima el diseño, la imagen y que muestra los principales datos de contacto.

Tarjetas virtuales o vCard

vCard es el formato para describir personas y organizaciones en un fichero de texto. Lo mejor que tiene este formato es que se trata de un estándar que además está completamente extendido entre las principales agendas de contactos. Aquí tienes algunos enlaces con información para utilizar este práctico formato en proveedores como Google, Microsoft o Apple:

Hay incluso webs donde puedes introducir los datos de contacto y generan el fichero vCard correspondiente. Es interesante utilizarlo también para ver qué tipo de fichero de texto genera y darse cuenta de que es algo realmente sencillo y muy potente. Por ejemplo, en vcard Maker puedes generar tu vCard fácilmente. Después de introducir los datos en el formulario, podrás descargarte el fichero con extensión .vcf, que incluirá todos los campos que hayas introducido anteriormente. Incluso hay sitios donde puedes generar el código QR que contiene los datos de una tarjeta de contacto vCard, como por ejemplo en la web de Moongate.

Los tiempos en que cambiábamos de teléfono y teníamos que copiar la información de los contactos a mano pertenecen al pasado más oscuro de la telefonía móvil. Lo mismo ocurre con los clientes de correo como Outlook (Microsoft), Lotus Notes (IBM), Mail (Apple) o Thunderbird (Mozilla). Es posible pasar contactos de uno a otro al menos con la información más relevante de los mismos. No se ajustan todos completamente al estándar, pero sí permiten una importación y exportación de contactos aceptable que se apoya en el estándar vCard.

Una utilidad más de este tipo de tarjetas virtuales es que desde el cliente de correo que utilicemos, podemos elegir normalmente si deseamos que se incluya en el envío del correo nuestra tarjeta de visita vCard. De esa forma, si el destinatario es alguien a quien puede interesarle guardar nuestros datos de contacto, le facilitamos esa tarea, ya que podrá importar ese fichero directamente en su agenda, tanto en el ordenador como en la tablet o el móvil.

 

Tarjetas de presentación listas para visualizar en web o imprimir

Si retomamos las respetables costumbres de los contemporáneos de Goethe, y lo unimos a lo que nos ofrece la tecnología hoy, podemos disponer de lo mejor de las tarjetas vCard y las tarjetas de papel. Diseños elegantes e información digitalizable para ser almacenada en nuestras agendas de contacto.

  • Moo : servicio de pago y excelente calidad que además de tarjetas de visita, ofrece adhesivos, postales y flyers.
  • Business Card Tec-IT: no tiene tantas opciones como la primera, pero es gratis y puede perfectamente cubrir tus necesidades. Además ofrece la posibilidad de incluir un código QR en la propia tarjeta de visita. Una perfecta unión entre el papel y lo digital.

Ejemplo de tarjeta de visita con QR
Ejemplo de tarjeta de visita con QR

 

La imagen de tu empresa está en la web, en tus empleados, en tu oficina, pero también puede estar en tu tarjeta de visita y puede costarte muy poco destacar en este punto. Es un trabajo muy agradecido, porque con dedicar unas pocas horas, facilitas a tus clientes que guarden tus datos de contacto sin esfuerzo y te puedan localizar en cualquier momento.

Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo, hay que adaptarse a las nuevas tecnologías, ya que nos facilitan la vida, y hacen expandir nuestros negocios.

    Olvídate de la antigua tarjeta de cartón fácil de perder y pasada de moda. Soy distribuidora de Tarjetas de visita Digitales Icardline, que es la nueva forma con la que a partir de ahora podrás presentarte, ofrecer tus servicios, hacer viral tu empresa y una infinidad de posibilidades.

  2. Entiendo que toda persona que conozca bien en qué consisten las tarjetas de visita digitales va a tener la suya propia, por tanto, como la tendencia es el conocimiento de esta tecnologia no tardaremos en asisitir a una gran demanda. En mi caso trabajo las tarjetas de wikomm pues son muy completas y me aporta la seguridad y estabilidad de la compañia de la cual soy socio fundador

  3. Me parece muy interesante. Soy agente comercial y algo he oido de esta tecnologia. Me gustaria capacitarme en el tema. Por favor me podrian colaborar direccionandome hacia alguna institucion o persona natural donde pueda adquirir dichos conocimientos. Si ustedes me pueden brindar capacitacion seria excelente (informenme el costo). Gracias.

  4. Estoy de acuerdo con que la evolución tecnológica y, por supuesto, la conciencia ecológica sobre el uso indiscriminado del papel, están fomentando el uso de estas tarjetas digitales.

    Lamentablemente, como ocurre en todas partes, hay productos mejores y peores. Me gustaría poner en valor la importancia del trabajo profesional y con gusto, puesto que es el único modo viable para legitimar la expansión de esta maravillosa herramienta.

    He visto auténticas chapuzas en las redes referente a tarjetas digitales y eso no es bueno para nadie. Mi opinión y mi invitación es que quien pueda ofrecer un producto y un acabado de calidad adelante. Pero quien no disponga bien de herramientas o bien de capacidades para ofrecer un buen servicio, que busque colaboraciones con quien sí pueda ofrecerlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *