Somos lo que so√Īamos: c√≥mo conseguir tus objetivos

Lluis Serra    21 febrero, 2020
Sue√Īos y objetivos

Desde hace a√Īos, cuando termino mis conferencias, pido dos cosas a los espectadores: la primera, que no se vayan a dormir nunca sin un sue√Īo ni se levanten sin un motivo para conseguirlo. Y la segunda es el resultado de conseguir la primera‚Ķ No dej√©is de ser felices.

Para m√≠ la felicidad es dar contenido a la vida, el contenido de mis sue√Īos. La vida debe vivirse con pasi√≥n, el resto es una pausa.

Por peque√Īo que sea, todo el mundo tiene un sue√Īo, pero a menudo nos falta encontrar los motivos para ponernos en marcha y conseguirlo. Buscamos excusas que no son m√°s que los miedos que tenemos, consecuencia a veces de nuestro entorno o de no tener claros los motivos que nos conducir√°n a nuestro sue√Īo.

Hay gente que dice que adem√°s del sue√Īo hace falta motivaci√≥n para lograr algo. A mi modo de ver, no es as√≠. En mi opini√≥n, la motivaci√≥n no existe, existen los motivos. Si no sabes cu√°l es el motivo que te llevar√° a lograr tu sue√Īo, ser√° dif√≠cil que lo consigas.

Cinco ideas para lograr tus objetivos

Mi intención con este artículo no es convencer, solo compartir mis experiencias.

1. Busca tu sue√Īo

Piensa qué quieres y encuentra los motivos que te llevarán a ello. 

Los sue√Īos no son m√°s que objetivos en movimiento. Es importante que sean alcanzables en mayor o menor medida. No hace falta que sean realista, pero s√≠ medibles. Hay muchos ejemplos de sue√Īos cumplidos que no eran realistas. La persona que invent√≥ Internet no estaba siendo realista.

Piensa en el futuro, no en lo que hiciste ayer, y nunca olvides de d√≥nde vienes. Preg√ļntate d√≥nde quieres estar dentro de un a√Īo, dos o cinco. Haz una lista de lo que necesitas para lograrlo (motivos) y ponte en marcha. Ayer fuimos lo que pudimos y hoy somos todo lo que queremos ser.

Piensa en grande. Eso no significa que no puedas lograrlo, seguramente tardar√°s m√°s tiempo y necesitar√°s m√°s esfuerzo, pero la recompensa es infinitamente superior.

Y, sobre todo, sal a ganar. Piensa desde el minuto uno que vas a ganar, no pienses que vas solo a participar. Pensar que lo importante es participar es el discurso de los perdedores. Te est√°s jugando tu sue√Īo, tus objetivos, te juegas ser feliz. Lo importante no es participar, sino ganar.

Te ayudar√°n mucho las palabras y las im√°genes que visualices en tu cerebro cuando te levantes por la ma√Īana. Si piensas que tendr√°s un mal d√≠a, acabar√°s teni√©ndolo. Si piensas que lo puedes lograr, seguramente tarde o temprano lo conseguir√°s. Porque lo que pensamos es lo que sentimos, y lo que sentimos se hace realidad.

A veces no logramos nuestros objetivos por razones ajenas a nosotros. Pero si luchaste a fondo, nadie podr√° decirte que no lo intentaste.

2. Pide un deseo

Nuestros sue√Īos nos provocan deseo.

El deseo es el interés que tenemos en realizar algo. Antes del deseo hay siempre un sentimiento. Piensa en cómo te sentirás si consigues tus objetivos, qué sentimientos te producirá lograrlos…

Esos sentimientos se convertirán durante el proceso en deseos. La cadena causa-efecto es emoción, sentimiento y deseo. Cuando lo logres, esta cadena se invertirá; pasarás del deseo al sentir, y de los sentimientos a la emoción de haberlo conseguido.   

3. Plan de acción

Traza el camino que debes seguir para llegar al destino final.

Para conseguir un sue√Īo (objetivo), no puedes improvisar, tienes que planificar y organizarte. No hay mejor improvisaci√≥n que la que tienes preparada. Prepara un plan de acci√≥n y rod√©ate de buenas personas. No hay nada en este mundo para lo que no necesites a otra persona.

En este plan especifica muy bien qu√© vas a hacer para lograr tus objetivos y ser√° en este momento cuando necesitar√°s tomar decisiones. T√≥malas con calma y pensando en el sue√Īo final. Para ello es importante que hayas descansado, practica la meditaci√≥n para no estar estresado y tener la mente abierta.

Es muy parecido a cuando planificas un viaje. Previamente decides el destino final y planificas la ruta para llegar a él.

4. Esfuerzo y disciplina

Nadie dijo que fuera f√°cil ni r√°pido.

Las acciones del plan que tendr√°s que realizar ir√°n ligadas a un esfuerzo que necesitar√° una disciplina personal y profesional.

Comunica, comparte y construye una base sólida de tus conocimientos y talento para llegar a repetirlo una y otra vez. Esas repeticiones te proporcionarán experiencia y confianza en ti mismo para seguir y conseguir tus objetivos.

Las acciones tienen que ir acompa√Īadas de creatividad e innovaci√≥n. Este es uno de los grandes retos de esta cuarta revoluci√≥n industrial.

Utiliza tu talento para avanzar hacia el final. No hay nadie en el mundo que no tenga talento, el problema es que a veces no sabemos para qué estamos especialmente dotados. Que hagamos algo bien no significa que tengamos talento, eso es habilidad.

5. Tiempo

Tómate el tiempo justo y necesario.

Todo necesita su tiempo. Calcula lo que vas a necesitar para ejecutar el plan, siendo consciente de los recursos que tienes a tu alcance.

Nos rendimos muy r√°pidamente y muchas veces falta un peque√Īo empuj√≥n para lograr pasar al siguiente nivel y seguir avanzando. No tires la toalla al primer bache.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *