Tendencias en franquicia: el comercio que se va a llevar

Raúl Alonso    13 mayo, 2013
Expofranquicia 2013

La dinámica del comercio continúa imparable. La venta de cigarrillos electrónicos, la cosmética low cost, las lavanderías en autoservicio y la vuelta de todo un clásico como la hostelería con tienda especializada en venta de jamón pueden ser cuatro de los formatos más activos en el presente año. Sectores que compartirán protagonismo con el aún pujante del yogur helado y el de supermercados de proximidad, un valor refugio en la actual coyuntura.

Todos ellos viven un momento de expansión, o eso parece si nos atenemos a lo visto hace unos días en los pasillos de Expofranquicia. La feria de la franquicia de Madrid ha ofrecido una de las ediciones más interesantes de los últimos años, gracias al variado mix de sus 315 alternativas de negocio.

Antes de repasar las más interesantes, me gustaría comentar un hecho que no creo que vaya a favorecer al sector. Está claro que vivimos en la era del autoempleo, pero la franquicia española debe mostrar la suficiente madurez como para no jugarse su futuro a una única carta. Se observa un excesivo interés en crear conceptos para presupuestos cortos y -me temo- con recorridos comerciales igualmente breves. Los franquiciadores tienen que impulsar formatos capaces de involucrar a perfiles cualificados junto a los que construir cadenas ambiciosas en su expansión y longevidad. Centrarse en el perfil de emprendedor por obligación, que se juega su indemnización y/o ahorros en un negocio de ciclo corto, no puede ser una vocación de todas las cadenas. Además, generará insatisfacción a todas las partes.

Compartida la reflexión, repasamos algunos de los formatos comerciales más novedosos o con más empuje de los vistos en la última edición de Expofranquicia:

El yogur helado: Uno de los conceptos estrella de la franquicia en los últimos años. A las cadenas con mayor visibilidad como Llaollao y Smöoy le salen ahora duros competidores. Tanto Danone como Central Lechera Asturiana han desarrollado conceptos de negocio ideados para crecer en franquicia. Yoping es el nombre elegido por esta última empresa con una inversión por debajo de los 30.000 euros.

Cigarrillos electrónicos: Aunque ya ha habido precedentes, parece que el sector ha alcanzado madurez como para saltar a la primera línea comercial. En la feria destacó la puesta en escena de Duenote, con 150 puntos de venta en Italia. VapeSmoke es otra de las propuestas con una inversión inferior a los 60.000 euros.

Lavandería en autoservicio. Un concepto recuperado por el actual ciclo económico del que se puede destacar su facilidad de gestión y las pocas necesidades de recursos humanos. La Lavandería Blue Wash-Line y La colada son dos de las propuestas vistas, en ambos casos con inversiones que tampoco superan los 60.000 euros.

Cosmética low cost. La firma Beautik continúa tejiendo su red en las principales localidades españolas, pero la principal novedad llega de los conceptos centrados en perfumería. A la pionera Equivalenza, que supera el centenar de tiendas, se unen ahora otras como Inspirazzione (36.800 euros) o la más económica Fragances of the World.

Supermercados de proximidad. Pocos sectores más calientes que el de la venta de alimentación en el barrio. Un negocio que cuenta con el respaldo de grandes enseñas como Carrefour, DIA o Simply, lo que siempre aporta garantía.

El jamón. Lo decíamos al principio, una de las estrellas de la gastronomía española que no pierde tirón. Hamon&Hamon es un interesante diseño lanzado por los creadores de La Garriga con una doble propuesta off y online. A su apuesta por el comercio electrónico de venta de productos ibéricos de calidad se suma una red de hostelería con tienda, con una inversión de 170.000 euros. Además, en Expofranquicia se vieron otros conceptos que fusionan la venta de este y otros productos gourmet con la hostelería: Enrique Tomás y  MónIbèric, ambas empresas con redes consolidadas en Cataluña.       

Restauración. Uno de los sectores más profesionalizados en la franquicia española que sigue contando con interesantes propuestas. Tras probar el concepto en varias unidades propias, la madrileña Wogaboo apostó hace una par de años por la franquicia y ya ha construido una red de 19 locales con la pasta en sus versiones más exóticas como protagonista. El boom de la hamburguesa también contó con Urban Diner como representante, un concepto con una inversión media de 120.000 a 180.00 euros y presencia en Madrid y Almería.

Sin embargo, los conceptos que aportan mayor novedad se centran en soluciones de comida rápida y económica. Nostrum es uno de los nombres emergentes en este sector, con una agresiva política de crecimiento para una oferta de comida casera a precio de uno, dos y tres euros. Por supuesto, la cocina italiana ofrece novedades, aunque sean relecturas de clásicos como la pizza romana al corte ofrecida por Papizza. La tradición de tapeo también participa de esta tendencia del “más por menos” impuesta por el consumidor con representantes llegados desde Andalucía: la jerezana Taberna Casa del Volapié, y la sevillana Mercado Provenzal, que ha conseguido gran notoriedad con sus cañas a 40 céntimos.

Otras ideas. Una de las presentaciones de la feria fue la minitienda SBT, un original concepto de cafetería y tienda gourmet adaptado a un carrito. Se trata de un diseño de Saboreaté y Café con una inversión de 19.900 euros para ubicarse en zonas de alto tránsito peatonal. También se pudieron ver las propuestas de una nueva generación de gimnasios con baja inversión, AnyTimes Fitness (desde 100.000 euros) y BF+Fit (a partir de 180.000 euros) o de centros de belleza (y ocio) dirigidos a las más pequeñas, Princelandia.

Imagen @Ifema

Comentarios

  1. Buenas, Raúl

    Ciertamente se echan en falta grandes proyectos de franquicia del tipo que está llevando a cabo Carrefour desde hace unos años. La fórmula puede y debe ir más allá del pequeño negocio, a menudo muy estacional, y cuya viabilidad es incierta o, como dices, “breve”.

    Otro lastre es la excesiva tendencia. No es un fenómeno nuevo en la franquicia, pero la periódica vorágine de redes de depilación, yogur helado o perfumería a granel -por poner típicos ejemplos-, a rebufo de un éxito primero, resulta cargante en las calles y centros comerciales, además de inviable, a la larga, para la mayoría de las centrales y frustrante para el pequeño emprendedor. Nadie gana con las copias.

    Un saludo,

  2. Muy interesante este artículo donde se hace un repaso a las nuevas tendencias del mercado de las franquicias. Contemplo en las calles de muchas ciudades tal y como dice David la uniformidad en el producto y he llegado a ver hasta tres tiendas de helado de yogurt en la misma plaza. Mi pregunta es, y contemplando también los riesgos que conlleva los conceptos de bajo presupuesto, si existe alguna empresa dedicada al estudio serio del mercado de la zona destinada a colocar un negocio franquiciado o si por otro lado crees que las empresas que ofrecen su franquicia deben tener una mayor responsablilidad al respecto y asesorar al nuevo y potencial negocio sin intentar vender su producto en cualquier condición y sin tener en cuenta el posible recorrido de ese nuevo negocio con el perjuicio que puede producir el fracaso del mismo a su propia marca.
    Muchas gracias por tus consejos y recomendaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *