La innovación en España, un reto para las empresas públicas y privadas

Mario Cantalapiedra    12 febrero, 2020
La innovación en España

El Índice de Innovación Bloomberg (Bloomberg Innovation Index) ofrece una clasificación de los países más innovadores del mundo.

En su octava edición, correspondiente a 2020 y recientemente publicada, la compañía estadounidense especializada en información económica ha analizado más de 200 economías teniendo en cuenta siete categorías. El resultado final es la publicación de una lista con las 60 economías más innovadoras.

En esta ocasión, el ranking lo encabeza Alemania, seguida por Corea del Sur, Singapur, Suiza y Suecia.

Para encontrar a España, tenemos que descender en la lista hasta la posición 33.

Lo cierto es que a simple vista puede chocar una clasificación tan baja para una economía como la española, cuyo Producto Interior Bruto (PIB) nominal es el decimotercero a nivel mundial. Sin embargo, a efectos de innovación el peso relativo de nuestra economía parece ser mucho menor.

Las siete categorías de Bloomberg

A continuación detallo las siete categorías que considera Bloomberg para formar el Índice de Innovación, cada una de ellas con su correspondiente ponderación; el top cinco de países mejor situados en cada caso; así como la posición que ocupa España:

1. Intensidad en I+D

El primer indicador mide el porcentaje de PIB que dedica un país a investigación y desarrollo (I+D).  Este apartado lo encabeza Israel, seguido por Corea del Sur, Suiza, Suecia y Japón, mientras que España aparece en la posición 31.

2. Valor añadido en la industria

En este caso, se mide el valor añadido por la industria de cada país como porcentaje sobre PIB nominal y per cápita. El primer lugar lo ocupa Irlanda, seguida por Singapur, Corea del Sur, Alemania y Japón. España aparece en el puesto 30.

3. Productividad

Esta categoría mide el nivel general de productividad de la población que se encuentra en edad laboral. De nuevo el primer puesto es para Irlanda, seguida por Macao, Islandia, Singapur y Noruega. En cuanto a España, ocupa la posición 34.

4. Densidad de empresas públicas de alta tecnología

Se analiza el número de empresas públicas de alta tecnología en relación al total de empresas públicas nacionales y al total global de empresas públicas de alta tecnología.

Estados Unidos, Francia, Alemania, Corea del Sur e Israel lideran esta clasificación, mientras que España figura en la posición 44, siendo su peor resultado parcial.

5. Inversión en educación superior

Se evalúa el nivel educativo del país midiendo el total de matrículas en la universidad como porcentaje de las personas que terminan estudios secundarios, el porcentaje de la mano de obra que tiene estudios universitarios, así como los graduados en carreras técnicas (ciencias e ingeniería) sobre el total de graduados y como porcentaje de la mano de obra.

Singapur es el país que más invierte en esta materia, seguido por Lituania, Islandia, Portugal y China. En este caso, España obtiene su mejor resultado parcial apareciendo en el puesto 18.

6. Concentración de investigadores

Se refiere a los profesionales inmersos en tareas de investigación y desarrollo por número de habitantes.

Dinamarca lidera el ranking, seguida por Israel, Suiza, Islandia y Corea del Sur. En el puesto 26 podemos encontrar a España.

7. Actividad de patentes

Finalmente, para medir esta actividad se tienen en cuenta, entre otros aspectos, el número de patentes que se solicitan anualmente, las que son finalmente concedidas y las que están en vigor en relación a la población y/o el PIB, así como el crecimiento de las solicitudes a nivel internacional en términos relativos.

Estados Unidos, China, Alemania, Luxemburgo y Singapur están al frente de esta actividad, mientras que España ocupa el lugar 35.

Innovación y desarrollo económico

Con los datos anteriores a la vista, se me ocurre realizar algunas consideraciones.

Por un lado, y desde la órbita europea, resulta muy positivo constatar que Alemania está liderando la innovación en el mundo, así como que tres de los cinco primeros puestos del ranking estén ocupados por naciones europeas.

Se habla de que la innovación está girando hacia Asia, siendo muchos los ejemplos de nuevos productos y servicios que provienen de esta parte del mundo, no obstante Europa parece que está resistiendo el envite.

Por otro lado, el resultado de España se ha de considerar muy pobre en materia de innovación, lejos del que correspondería a un país con nuestro nivel de desarrollo económico.

Perder el camino de la innovación puede suponer que dicho nivel se resienta y perdamos protagonismo económico a nivel global. Porque, como decía Steve Jobs, “la innovación es lo que distingue al líder de sus seguidores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *