Hoja de ruta de las exportaciones españolas

Raúl Salgado    7 abril, 2022
Exportaciones españolas

¿Está la globalización en crisis? Es una pregunta que muchos se harán a la vista de las tensiones y rupturas en las cadenas de suministro que han provocado la pandemia y la guerra en Ucrania, así como de sus consecuentes encarecimientos de las materias primas y de la energía, lo que ha elevado la inflación en España hasta niveles alarmantes.

Sin entrar a analizar si este proceso es reversible desde un punto de vista económico y geopolítico, muchos expertos ya vieron en la salida del Reino Unido de la Unión Europea o en la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos un anticipo del cambio de tendencia que podrían experimentar las relaciones comerciales a lo largo y ancho del planeta.

Un rasgo singular de la economía española durante los últimos años ha sido el buen comportamiento de las exportaciones, sobre todo tras la explosión de la crisis financiera de 2008 que, ante las flaquezas de la demanda interna, abocó a muchas de nuestras compañías a lanzarse a la conquista de nuevos mercados.

El 91% de las empresas españolas vende sus productos solo en territorio nacional

De hecho, las exportaciones se convirtieron en botes salvavidas para miles de empresas y en un verdadero motor para la recuperación económica del país. Sin embargo, actualmente nueve de cada diez compañías españolas venden sus productos únicamente dentro de España, según un estudio de Iberinform.

“Que solo el 9% de las empresas españolas tenga una visión global de su actividad es un síntoma del potencial que todavía tiene el tejido empresarial para crecer por la vía de explorar otros mercados. A esto hay que añadir que, dentro del ámbito nacional, un 26% restringe su mercado al municipio, un 28% a su provincia y un 7% a su Comunidad Autónoma”.

Impacto de la pandemia en las exportaciones

Son palabras de Ignacio Jiménez, director general de Iberinform, sociedad filial de Crédito y Caución, quien asegura que los dos años de pandemia han debilitado la capacidad comercial de las empresas españolas para abrir mercados.

Los datos de Iberinform muestran un retroceso de dos puntos en el porcentaje de empresas exportadoras, que han pasado del 11% al 9%. Sin embargo, el número de exportadores regulares en España (aquellos que han exportado en los últimos cuatro años) se ha disparado un 58,8% en diez años, pasando de 37.253 en 2011 a 59.169 en 2021, de acuerdo con los últimos datos de comercio exterior publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

“La pandemia ha tenido un impacto significativo en la solvencia de muchas empresas, ha modificado el riesgo de crédito y las capacidades de compra de compañías en todo el mundo y ha trastocado las cadenas de suministro”.

Jiménez considera que el actual es un entorno de negocio más complejo, que dificulta las operaciones de comercio exterior. Además, las limitaciones de viajes también han torpedeado los desplazamientos necesarios para abrir nuevos mercados.

En este marco, recomienda a las empresas con capacidad de exportación aprovechar la revisión de las cadenas de suministro que están haciendo los grandes importadores en su búsqueda de alternativas dentro de la Unión Europea.

Requisitos de la internacionalización

En esta línea, la internacionalización exige capacidades especiales, conocimiento de los mercados, planes claros, y un control y aseguramiento del riesgo de crédito de los clientes muy rigurosos.

Pese a los numerosos ejemplos de compañías que han logrado superar los obstáculos, en opinión de Jiménez, “no todas las empresas están preparadas ni tienen el tamaño necesario para internacionalizarse o equipos de gestión con la capacidad de impulsar el salto”.   

Los expertos puntualizan que muchos negocios han utilizado la internacionalización como mecanismo para diversificar el riesgo y crecer ante la incertidumbre local. Y si bien la pandemia está dificultando esta internacionalización, una vez que las empresas se abren camino, esto las hace ser más resilientes y competitivas, generar empleo de mayor calidad y ser punta de lanza para sacar a nuestro país de las crisis.

¿Cuánto exporta España?

Los últimos datos de comercio exterior de mercancías muestran que las exportaciones españolas de bienes en 2021 marcaron un máximo histórico anual y superaron por primera vez los 300.000 millones de euros.

Estas cifras suponen un crecimiento del 21,2% interanual respecto a 2020, gracias al cual se han superado los niveles prepandemia. Y reflejan que la actividad exportadora española es más dinámica que la del conjunto de las economías europeas.

Si las cifras no engañan, el sector exterior está siendo un motor indiscutible para la recuperación económica de nuestro país, hasta el punto de que la ratio de las exportaciones de bienes y servicios españoles sobre el PIB aumentó cuatro puntos porcentuales en 2021, recuperando un peso similar al de los años anteriores al estallido de la pandemia.

Las importaciones, por su parte, alcanzaron los 342.787 millones de euros, es decir, un 24,8% más que en 2020.

Los mejores clientes allende nuestras fronteras

El análisis geográfico concluye que las exportaciones a la UE-27 representaron el 61,8% del total. Y que los países que más contribuyeron al crecimiento de nuestras ventas al exterior fueron Francia, Bélgica, Italia y Portugal.

No obstante, las exportaciones a terceros destinos también se elevaron un 17,3%, siendo especialmente significativas las subidas de las ventas a América Latina (26,1%), América del Norte (19,5%), África (18,5%), Asia excluido Oriente Medio (14,2%), Oriente Medio (12,7%) y Oceanía (9,6%).

Ahora bien, ¿desde dónde se han impulsado estas ventas? En el ranking por comunidades autónomas, las que registraron mayores crecimientos en sus exportaciones fueron Madrid (36,3%), Asturias (32,6%) y Castilla-La Mancha (25,9%).

Sectores de actividad más dinámicos

Respecto a los distintos sectores económicos, los que más crecimiento experimentaron en 2021 fueron los de productos químicos, semimanufacturas, productos energéticos y bienes de equipo.

Ante este contexto y para afrontar los desafíos de los mercados internacionales, se ha puesto en marcha el ‘Plan de Acción para la Internacionalización de la Economía española 2021-2022‘, con cuatro objetivos principales:

  • Mayor resiliencia del tejido productivo y exportador, potenciando los instrumentos financieros de apoyo a la internacionalización y con acciones de soporte con especial atención a las pymes.
  • La diversificación de las exportaciones y la implantación de empresas españolas en sectores y destinos estratégicos.
  • Atraer la inversión extranjera directa a sectores estratégicos.
  • Promover la transformación digital y el desarrollo sostenible entre las empresas internacionalizadas.

Artículos relacionados:

Foto de Maksym Kaharlytskyi en Unsplash

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.